Contabilidad

Cómo hacer facturas sin ser autónomo

autor

Cómo hacer facturas sin ser autónomo

Cada vez son más los profesionales que realizan trabajos como freelance para ganarse un sobresueldo. Estas personas no suelen estar dadas alta como autónomos. Normalmente, no les interesa ya que los ingresos que reciben son bastante bajos, ya tienen un trabajo por cuenta ajena o están cobrando el paro. La pregunta que surge es ¿puedo facturar sin ser autónomo? Y si la respuesta es positiva, ¿cómo hacer facturas sin ser autónomo?
Lo primero que debes hacer es aprender la diferencia entre los diferentes tipos de factura, y más concretamente, entre la factura completa y la factura simplificada. En este artículo te explicamos en qué consisten ambas para así poder gestionarlas con nuestro programa de facturación. En segundo lugar, vamos a ver si es posible facturar sin ser autónomo. Ya te adelantamos que la respuesta es sí. Aunque depende.

¿Puedo facturar sin ser autónomo?

En principio, todos los profesionales que quieran realizar sus proyectos para venderlos a otros tendrán que estar dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social.
Sin embargo, la Seguridad Social establece lo siguiente:

“A los efectos del Régimen Especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomos, (…), se entenderá como trabajador por cuenta propia o autónomo aquel que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción por ella a contrato de trabajo, y aunque utilice el servicio remunerado de otras personas”.

Dicho de otro modo, no será necesario que te des de alta como autónomo siempre y cuando se cumplan dos siguientes condiciones.

1. No realizar la actividad de forma habitual

Es decir, dicha actividad no puede ser considerada como un medio de vida. Por lo tanto, deberá compatibilizarse con otra actividad que sí suponga un modo de vida.

A la hora de determinar qué es lo que entiende la Seguridad Social por “forma habitual” deberemos tener en cuenta que la actividad no podrá repetirse en el tiempo. Por ejemplo, ante un trabajo de diseño de una página web. Podremos facturar el servicio si el proyecto es puntual, es decir, lo facturo este mes pero no el que viene. Si, por el contrario, también voy a facturar por el mantenimiento de la web y se trata de unos ingresos mensuales, esto sí que se consideraría una actividad habitual.

2. No ingresar una cantidad superior al Salario Mínimo Interprofesional (SMI)

El SMI, para 2016, se sitúa en 655,20 euros al mes. En este caso, la Seguridad Social no dice nada al respecto. Sin embargo, ha habito sentencias judiciales que han dado la razón al trabajador que no estaba dado de alta en Autónomos porque tenía unos ingresos inferiores al SMI. El problema está en que si la Administración se entera, puede proceder a darte de alta de oficio en Autónomos y reclamarte las cuotas y las sanciones que pudieran corresponder. Serás tú quien deba demostrar lo contrario, tendrás que probarlo judicialmente, con el coste que ello implica.

Diferencias entre una factura completa y una factura simplificada

En definitiva, si no emites factura de forma habitual y no alcanzas el SMI podrás facturar sin ser autónomo.

¿Cómo hacer facturas sin ser autónomo?

Para poder emitir facturas sin estar dado de alta como autónomo, lo primero que debemos hacer es inscribirnos en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores, a través del modelo 036. Es un trámite gratuito y esencial para emitir facturas. Mucho cuidado porque si no estás inscrito en el Censo y emites facturas estarás cometiendo un delito.

Igualmente, tendrás que cumplir con las obligaciones tributarias. En todas las facturas que emitas, deberás computar el IVA y el IRPF. Así, de forma trimestral, deberás liquidar el IVA que hayas acumulado con la venta de tus productos o servicios, así como el IRPF. En esta entrada te explicamos cómo funciona el IVA y el IRPF en las facturas.

Otra opción para hacer facturas sin ser autónomo es hacerlo a través de una cooperativa de trabajo asociado. Para ello, tendrás que darte de alta en dicha cooperativa. Esto supondrá el pago de una cuota de alta, más un tanto por ciento de cada factura. Pero te ahorrarás el resto de trámites ya que ellos gestionarán la liquidación de los impuestos. En nuestro artículo “Qué son las cooperativas de trabajo asociado y cómo funcionan” te lo explicamos con más detalle.

Si trabajas desde una cooperativa de trabajo asociado, ellos te darán de alta en la Seguridad Social. Así, a ojos de la Administración, será como si estuvieras trabajando para la misma cooperativa, como si trabajaras por cuenta ajena. Por ello, las facturas no serán emitidas a tu nombre, sino que facturarás en nombre de la cooperativa. Una vez cobrada la factura, ingresarás el dinero directamente a la cooperativa. Y posteriormente te lo volverá a ingresar a ti restando las comisiones.

Finalmente, te recomendamos usar un programa de facturación como Holded para automatizar el trámite y, de este modo, agilizar el proceso.

¿Qué ocurre si facturo sin ser autónomo y no cumplo los requisitos?

En este caso, la Seguridad Social puede llegar a reclamarte una gran cantidad de dinero en concepto de multas, sanciones y cuotas atrasadas. Si no cumples con los dos requisitos para poder facturar sin ser autónomo, las multas pueden suponer un desembolso mucho mayor que si te hubieras dado de alta en Autónomos desde el principio.

Lo más habitual es que tengas que pagar todas las cuotas atrasadas más un 20% de recargo y de la propia multa. Además, perderás todo derecho a bonificaciones y te cobrarán directamente la cuota de autónomos normal de 267€ más el recargo, más la multa por haber facturado sin ser autónomo.

Además, deberás tener muy presente que si estás cobrando el subsidio por desempleo, no podrás emitir facturas sin darse de alta como autónomo. De lo contrario, perderías el derecho a la prestación. Por eso es mejor capitalizar el desempleo y utilizarlo para el inicio de tu actividad. Aquí te explicamos cómo capitalizar el paro.

Con un programa de facturación como Holded, la gestión de tus trabajos como autónomo serán más sencillas que nunca. Crea facturas personalizadas por clientes, rellena los modelos tributarios con un solo clic y deja que la aplicación gestione la contabilidad automáticamente.

Utiliza Holded ya