Emprender

Bases de cotización en 2023: tipos + características

Javier Martín García

No es ningún secreto que uno de los aspectos clave para apostar por un empleo -que no el único-, es el salario. “Si el emperador me quiere, que me pague, pues solo el honor de estar con él no me alcanza”, advirtió el mismísimo Mozart cuando le propusieron trabajar por amor al arte -o al emperador- en su época. Nada que objetar. Una buena remuneración va a definir la calidad de vida, la oportunidad de crecimiento personal y también la posibilidad de labrarse un futuro.

Y es que precisamente una parte de este salario está destinado a ese futuro. No solo por las inversiones que hagamos o por los ahorros que tengamos, sino también por la cotización. En función de lo que ganemos estaremos cotizando a la Seguridad Social una cantidad que determinará lo que percibiremos en una futura pensión de jubilación o nos protegerá económicamente en situaciones como una baja de maternidad o paternidad o una enfermedad, entre otras. Por supuesto, también los autónomos han de hacer frente a unas cotizaciones mensuales.

Pero centrémonos un poco. ¿Cuál es la cantidad que se cotiza? ¿De qué depende la misma? Sigue leyendo y seguro que lo entenderás un poco mejor. Te explicamos qué son las bases de cotización, para qué sirven y cómo pueden influir en tu bienestar económico presente y futuro.

calculadora y bolígrafo sobre un documento

¿Qué son las bases de cotización y para qué sirven?

Las bases de cotización son las remuneraciones mensuales totales en bruto que recibe un trabajador. En ellas se incluyen las pagas extra prorrateadas, las horas extraordinarias y el posible pago de vacaciones que no han sido disfrutadas por el empleado. Sin embargo, en el cálculo de las bases de cotización no se incluyen los gastos de transporte que hayan sido retribuidos por la empresa, las dietas satisfechas por contingencias extraordinaria ni el gasto en formaciones vinculadas al empleo.

El anterior párrafo se centra en los trabajadores por cuenta ajena, pero también los autónomos tienen su base de cotización, si bien con los matices de la actividad que desarrollan. Al no tener una remuneración fija mensual, los trabajadores por cuenta propia cotizarán en función de sus rendimientos económicos anuales. Este año 2023 se ha producido un cambio significativo con la entrada en vigor de un nuevo sistema de cotización en función de ingresos reales.

¿Y por qué son las bases de cotización importantes? En función de la cantidad de la misma el Estado determina, por ley, cuánto deberá pagar el trabajador de sus ingresos mensuales a la Seguridad Social. Cada año, la ley establece unos máximos y mínimos para las bases de cotización. Será a partir de este rango cuando se determine cuál es la aportación mensual que debe hacer el trabajador a la Seguridad Social.

En los trabajadores por cuenta ajena, una parte del porcentaje que se debe aportar a la Seguridad Social lo hace el propio empleado y es lo que verás descontado en tu nómina y otra parte importante la hace la empresa. Es la empresa la que debe ocupar de realizar este trámite, que hoy puede hacerse de forma más ágil que nunca gracias a la tecnología. Contar, por ejemplo, con alguno de los mejores programas de nóminas resulta más que recomendable. Otra opción fantástica, y que ahorra mucho tiempo y dinero para las organizaciones, es apoyarse en el software de recursos humanos de Holded, una herramienta que aglutina todos los recursos relativos a la gestión del capital humano en una empresa.

Todo tu negocio en una plataforma

Holded te permite centralizar tus facturas, contabilidad, proyectos, CRM y RRHH de forma intuitiva.

Empieza gratis hoy

En el caso de los trabajadores por cuenta propia, por su parte, son ellos mismos los que deben hacer todas las aportaciones a la Seguridad Social, que, como decíamos, difieren notablemente de las de cuenta ajena.

Sea como fuere, una pregunta se asoma en el horizonte. ¿Para qué valen las bases de cotizaciones? ¿Por qué es necesario hacer aportaciones a la Seguridad Social en función de nuestros ingresos? La respuesta es sencilla: el sistema español se basa en que todos los trabajadores estamos obligados a contribuir para soportar el sistema social en que vivimos y, por otro lado, poder recibir unos ingresos que nos permitan mantenernos cuando la edad, la enfermedad o la situación laboral dificultan el acceso a un empleo.

Las bases de cotización suponen el indicador clave para que conozcas qué dinero recibirás en las prestaciones de la Seguridad Social. En función de lo que hayas cotizado, tendrás derecho a una cantidad determinada si te encuentras de baja por enfermedad, en caso de que accedas a cobrar el desempleo o en tu pensión cuando te llegue el momento de la jubilación.

¿Tienes curiosidad? ¿Quieres saber cuál es tu base de cotización? La Seguridad Social te lo pone fácil y te ofrece en su página web la posibilidad de acceder a un informe que te lo detalla.

¿Cuáles son los tipos y bases de cotización en 2023?

Nos centramos primero en los trabajadores del régimen general. Son los Presupuestos Generales del Estado los que fijan los tipos y las bases mínimas y máximas de cotización según cada las categorías profesionales determinadas. En 2023, los Presupuestos Generales del Estado han aumentado la basé máxima un 8% hasta un total de 4.495 euros mensuales, mientras que la mínima tiene como límite el Salario Mínimo Interprofesional, aprobado el pasado 14 de febrero y que se situó en 1080 euros mensuales.

Las bases máximas y mínimas por las que cotices dependerán del grupo o categoría profesional en el que está incluido tu labor profesional. Se trata de una clasificación profesional que establece la Seguridad Social y en la que se agrupan los trabajadores en función de la labor que realicen en una empresa. Para conocer el grupo en el que cotizas, debes mirar tu contrato de trabajo, ya que se dan circunstancias en las que la categoría profesional no se corresponde por la que estás contratado no se corresponde con tu formación.

Veamos cuáles son cada una de esas categorías y sus bases de cotización mínima y máxima.

Bases mínimas y máximas en 2023

  1. Ingenieros y licenciados. Personal de alta dirección que no esté incluido en el artículo 1. 3. c) del Estatuto de los Trabajadores. La base mínima de cotización es de 1.629,30 euros al mes, mientras que la base máxima alcanza los 4.495,50 euros mensuales.
  2. Ingenieros Técnicos, Peritos y Ayudantes Titulados. La base mínima es de 1.351,20 euros al mes y la máxima de 4.495,50 euros mensuales.
  3. Jefes Administrativos y de Taller. La base mínima llega a 1.175,40 euros mensuales y la máxima de 4.495,50 euros.
  4. Ayudantes no titulados. Tienen una base mínima de 1.166,70 euros y una máxima de 4.495,50 euros.
  5. Oficiales administrativos. Tienen una base mínima de 1.166,70 euros y una máxima de 4.495,50 euros.
  6. Subalternos. Tienen una base mínima de 1.166,70 euros y una máxima de 4.495,50 euros.
  7. Auxiliares administrativos. Tienen una base mínima de 1.166,70 euros y una máxima de 4.495,50 euros.
  8. Oficiales de primera y segunda. Se establece una base mínima de 38,89 euros al día y una base máxima de 149,85 euros diarios.
  9. Oficiales de tercera y especialistas. La base mínima es de 38,89 euros al día y la máxima de 149,85 euros diarios.
  10. Peones. Corresponde una base mínima de 38,89 euros al día y una base máxima de 149,85 euros diarios.
  11. Trabajadores menores de 18 años, sea cual sea su categoría profesional. Se establece una base mínima de 38,89 euros al día y una base máxima de 149,85 euros diarios.

Tipos de cotización

Cuando hablamos de tipos de cotización lo estamos haciendo del porcentaje que se aplica a la base de cotización y determina la proporción que tanto el empleado como el empleador ingresa en la Seguridad Social en función de para lo que va a servir. Seguro que lo vemos más claro con los números delante. Vamos a ello.

En este año 2023, estos son los tipos de cotización:

  • El 28,30% para contingencias comunes: De ello, el 23,60% lo soporta la empresa y el 4,70% va a cargo del trabajador.
  • El 7,05% para cotización para el desempleo: El 5,5% lo aporta la empresa y el 1,55%, el empleado.
  • El 0,70% para formación del profesional: Un 0,60% lo aporta la empresa y un 0,10%, el trabajador.
  • El 0,20% para FOGASA: La totalidad va a cargo de la empresa.
  • El 0,60% para el Mecanismo de Equidad Intergeneracional: Un 0,5%, por parte de la empresa y el 0,1% restante del trabajador.

¿Cuál es la base de cotización para autónomos?

En el punto anterior nos referíamos a las bases de cotización de los trabajadores por cuenta ajena. ¿Eres autónomo? Pues la cosa varía significativamente. Seguro que estás bien informado de los cambios en la cuota de autónomos que ha entrado en vigor en este 2023. El cambio fundamental parte de que hasta finales del pasado año podías elegir libremente cuál era tu base de cotización. Sin embargo, esto se ha modificado a partir de ahora deberás cotizar en función de los rendimientos anuales netos que tengas previstos para todo el año.

Eso sí, el sistema es consciente de los vaivenes de ingresos que sufren los trabajadores por cuenta propia en un solo ejercicio. Por este motivo, podrás modificar libremente tu base de cotización hasta seis veces en el año para adaptarlo a los posibles cambios que vivas.

Como trabajador por cuenta propia eres tú quien hace frente a todos los pagos a la Seguridad Social, es decir, no existen aportaciones por parte de una empresa, ya que tú eres tu propio empleador. Durante este año 2023, las cuotas mensuales van desde los 230 euros si tus ingresos netos mensuales no superan los 670 euros hasta los 500 euros en caso de que sobrepases los 6.000 euros al mes. A partir de 2024, las cuotas se modificarán incrementándose la cuantía de quienes tengan rendimientos más altos.

La Seguridad Social ha puesto al servicio de los autónomos un simulador que te ayuda a hacer un cálculo aproximado de tus posibles rendimientos netos y la cuota que habrás de pagar en función de ello.

¿Y qué hay de los tipos de cotización para los trabajadores por cuenta propia? Realmente, funciona de una forma similar al que hemos visto con los de cuenta ajena, pero sin la aportación de la empresa, claro está.

De este modo, el tipo de cotización para las contingencias comunes será del 28,30%.

Para las contingencias profesionales será del 1,30%, con esta división: un 0,64% para las de incapacidad permanente y muerte y supervivencia y un 0,66% para la incapacidad temporal.

La cotización para el cese de actividad alcanza el 0,9%.

La cotización para la formación profesional es del 0,1%.

Conclusión

La base de cotización es el mecanismo que determina buena parte de la protección que te ofrece la Seguridad Social ante los imprevistos laborales, de salud o cuando dejas de trabajar por cuestión de edad. Conocer cuáles son las cantidades que estás cotizando mientras eres empleado es una fórmula para poder hacer planes de futuro y ser consciente de hasta qué punto tu vida está cubierta cuando la situación personal o profesional te impida acceder a un empleo.

Preguntas frecuentes

¿Cómo influyen las bases de cotización en las pensiones?

Las bases de cotización del trabajador determinan el total de la pensión que va a recibir la persona jubilada. En este caso, también lo hacen los años cotizados.

El primer requisito para poder acceder a una pensión como trabajador por cuenta ajena es haber cotizado durante 15 años antes del momento de la jubilación. De ellos, dos años deben haberse cotizado en los últimos quince años antes de jubilarse.

En 2023, la edad ordinaria para poder retirarse es de 66 años y cuatro meses. No obstante, habiendo cotizado esos 15 años, el individuo jubilado solo recibirá un 50% de su base reguladora, que funciona como una media de las bases de cotización. Este porcentaje aumenta de forma gradual en función de los años cotizados. En 2023, para recibir el 100% de la base reguladora, el trabajador tiene que haber cotizado al menos 36 años y seis meses.

Desde el año 2022, para calcular la base reguladora de la pensión se tienen en cuenta las bases de cotización de los últimos 25 años. ¿Y cómo se calcula? Se suman las últimas 300 bases de cotización de la persona que se jubila y el resultado se dividirá entre 350. ¿Por qué esas cifras en concreto? Como hemos visto, las bases de cotización incluyen las pagas extra prorrateadas. Es decir, hay que multiplicar las 12 bases de cotización anuales por los 25 años a los que nos referíamos, lo que da un resultado de 300. No obstante, el pensionista va a cobrar 14 pagas, es decir, dos extras. La cifra de 350 es la suma de las 300 pagas ordinarias que se habrán recibido durante 25 años más las 50 pagas extra.

Quizá tantos números puedan comenzar a confundirnos un poco. Así que creemos que si quieres profundizar más por aquí te dejamos un artículo en que te explicamos todo sobre qué es la base reguladora y cómo calcularla.

En el caso de los autónomos, la cuantía de la pensión dependerá de la cuota mensual que han pagado. Hasta el año 2022, como hemos visto, el trabajador por cuenta propia podía elegir por qué cantidad cotizar. Desde este 2023, la cuota está establecida en función de los ingresos netos reales que recibe.

¿Cómo se puede cambiar la base de cotización?

Todos somos conscientes de que el ingreso de la mayor parte de los trabajadores autónomos es muy volátil y muchas veces difiere enormemente de forma estacional. Por este motivo, con la nueva regulación, el trabajador por cuenta propia tiene la oportunidad de cambiar la base por la que cotiza hasta seis veces al año, siempre en función de las previsiones de ingresos que cree que va a tener.

Hacer el cambio es muy sencillo. Basta que accedas a la web de la Seguridad Social y en el apartado “Altas, bajas y modificaciones” selecciones Modificación de datos de trabajo autónomo. En la sección “Base de cotización” podrás elegir el tramo que crees que se corresponde con tus previsiones de ingresos de los próximos meses.

Todo tu negocio en una plataforma

Holded te permite centralizar tus facturas, contabilidad, proyectos, CRM y RRHH de forma intuitiva.

Empieza gratis hoy

Suscríbete a nuestra newsletter.

En Holded traducimos lo complejo y lo hacemos fácil e intuitivo. Utiliza nuestro programa junto con tu asesoría y comprende mejor el estado de tu negocio.

Descubre cómo

Te recomendamos