Emprender

Declaración trimestral de autónomos: guía completa en 2024

Domina la declaración trimestral de autónomos en 2024 con guía de características y consejos esenciales.

Eva Zamora

¡Centraliza tus finanzas y controla su evolución!

Utiliza las mejores herramientas para simplificar tus procesos con ayuda de Holded.

Empieza ahora

Los impuestos son necesarios, de eso no cabe duda, y muy pocas personas dirían lo contrario. Pero, claro, eso es una cosa y otra bien distinta es que nos guste pagarlos… De ahí que presentar la declaración trimestral no es algo que haga precisamente felices a los autónomos.

Sin embargo, como es algo inevitable, hemos preparado este artículo que te servirá como guía sobre cómo funcionan los modelos fiscales de los autónomos, cuáles son, cuándo y cómo hay que presentarlos o cuáles son los errores más comunes que se comenten en este sentido. Daremos respuesta, también, a las dudas que se suelen plantear con más frecuencia.

¿Qué es la declaración trimestral de autónomos? 

La declaración trimestral de autónomos es la obligación que tienen estos empresarios y profesionales de presentar una serie de modelos tributarios cada tres meses, de ingresar el importe que se derive de ellos (si procede) a favor del Tesoro Público y de llevar a cabo todo esto en la forma y plazos que establece la normativa vigente.

Más adelante trataremos estos extremos y también profundizaremos en lo relativo al IVA y facturas de los autónomos, pero antes de avanzar es importante tener claro lo siguiente:

  • No todas las declaraciones trimestrales suponen la obligación de pagar una cantidad de dinero, ya que es posible que el resultado de la liquidación sea negativo o cero. Además existen algunas que son meramente informativas.
  • No todos los autónomos están obligados a presentar las mismas declaraciones sino que éstas pueden variar de un caso a otro en función de distintos elementos, como pueden ser el tipo de actividad que se desarrolla o el régimen fiscal aplicable.

¿Cuál es la función de la declaración trimestral de autónomos? 

La función de este tipo de declaraciones es doble:

1.- Recaudatoria

Es la manera con la que la Agencia Tributaria recauda, de forma periódica y fraccionada, buena parte de los impuestos que corresponde liquidar a los autónomos.

Así las arcas del estado se van nutriendo de fondos a lo largo del ejercicio, sin tener que esperar a que termine el año para recibir el importe correspondiente a doce meses.

2.- Informativa

Al incluir datos económicos, la Administración va disponiendo de la información relativa a los negocios desarrollados por las personas físicas de este país. Muchas estadísticas y previsiones se elaboran a partir de ellas.

Le permiten, también, estar al tanto de la marcha de este sector económico y testear cuestiones tan diversas como, por ejemplo,  si se van cumpliendo los hitos esperados, si van cambiando las tendencias o si hay tipos de actividades que van creciendo o disminuyendo.

¿En qué plazos se debe realizar esta declaración trimestral? 

Las fechas de presentación de cada declaración son:

  • Primer trimestre: entre el 1 y el 20 de abril y comprende los datos relativos a los meses de enero, febrero y marzo.
  • Segundo trimestre: se presenta entre el 1 y el 20 de julio y comprende los datos relativos a los meses de abril, mayo y junio.
  • Tercer trimestre: se presenta entre el 1 y el 20 de octubre y comprende los datos relativos a los meses de julio, agosto y septiembre.
  • Cuarto trimestre: se presenta entre el 1 y el 20 de enero (aunque el plazo finaliza el 30 de enero para algunos modelos) y comprende los datos relativos a los meses de octubre, noviembre y diciembre.

Importancia de cumplir esta obligación 

La importancia que para un autónomo tiene el cumplir con la presentación de sus declaraciones es la propia de cualquier obligación establecida por la ley. En esta materia, la normativa regula un severo régimen de infracciones y sanciones para los casos de incumplimiento total o parcial.

De hecho, la AEAT cuenta con los medios para detectar de manera automática la falta de presentación de una declaración o el haberlo hecho fuera de plazo, por lo que la iniciación del expediente sancionador correspondiente no se hace esperar.

Por tanto, la importancia de cumplir correctamente con esta obligación es evidente porque no hacerlo lleva aparejada la correspondiente  multa y, en algunos casos, también recargos e intereses.

despacho vacío

¿Qué modelos intervienen en la declaración trimestral de autónomos? 

Como ya hemos dicho, cada empresario o profesional estará obligado a presentar determinadas declaraciones trimestrales en función de su actividad, régimen fiscal, si practica retenciones, etc.

Aquí vamos a explicar cada una de ellas y lo haremos distinguiendo si pertenecen al ámbito del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o al del Impuesto sobre el Valor Añadido.

Modelos trimestrales del IRPF para autónomos 

Los más comunes son los siguientes:

  • Modelo 111: Con él se ingresan las retenciones que se han practicado a trabajadores, profesionales, etc. a cuenta del impuesto sobre la renta.
  • Modelo 115: Es el que se presenta para abonar las retenciones que se han practicado a los propietarios de locales de negocio al pagar la factura del alquiler.
  • Modelo 130: Se trata del Pago a Cuenta del IRPF, es decir, el importe que se ingrese con él se descontará de la declaración a presentar en junio del año siguiente. Incluye los ingresos y gastos de la actividad desde el 1 de enero hasta el final del período al que corresponda, y del beneficio obtenido se ha de pagar el 20% (una vez deducidos los pagos a cuenta de trimestres anteriores y las retenciones).
  • Modelo 131: Igual que el modelo 130 pero de aplicación a los autónomos acogidos al Régimen de Estimación Objetiva (o módulos). Se calculará aplicando lo que la normativa establece para este sistema.

Modelos trimestrales del IVA para autónomos 

Los más habituales son los siguientes:

  • Modelo 303: Es el que todas las empresas que están obligadas a liquidar el IVA tienen que emplear para hacerlo.
  • Modelo 309: Se presenta por determinados autónomos que no están sujetos al IVA general sino que les es de aplicación por realizar determinadas actividades (por ejemplo, comprar mercancía a otro país de la Unión Europea siendo comerciante al por menor).
  • Modelo 349: Se trata de una declaración meramente informativa mediante la que se comunican los datos de las empresas con las que se han realizado operaciones intracomunitarias así como el importe de las mismas.

¿Cómo se calcula el IVA en la declaración trimestral? 

El resultado de la declaración trimestral de IVA es el siguiente:

Resultado declaración   =   IVA repercutido  –  IVA soportado

Por eso, en el modelo 303 se consignan los datos correspondientes a todo el IVA que se ha repercutido durante el período y también los del que se ha soportado.

Si el primero es mayor, la liquidación arrojará un importe a pagar y si el mayor es el segundo el resultado será de una cantidad a compensar en declaraciones posteriores. 

Dos apuntes a tener en cuenta:

  • Solo en el cuarto trimestre se podrá solicitar la devolución del resultado negativo.
  • Las cantidades a compensar de períodos anteriores se podrán restar del resultado positivo de la declaración, de forma que se pague menos o nada.

¿Cómo presentar la declaración trimestral de autónomos? 

Desde que se suprimió la posibilidad de presentar las declaraciones trimestrales en papel, todas deben presentarse de manera online.

En concreto, los autónomos podrán hacerlo mediante el uso de su certificado electrónico o de la Cl@ve PIN.

Errores comunes en el proceso de la declaración trimestral 

Los errores que se suelen cometer con más frecuencia en los modelos del trimestre son los siguientes:

  • No incluir todos las deducciones, normalmente por no haber recopilado la totalidad de las facturas recibidas.
  • No consignar en el modelo 303 los datos relativos a las operaciones intracomunitarias realizadas o con inversión del sujeto pasivo.
  • Olvidar presentar el modelo 349, que es la declaración informativa de operaciones intracomunitarias.
  • No restar del resultado las cuotas a compensar de períodos anteriores.
  • No incluir en el modelo 130 los datos acumulados del año, es decir, desde el 1 de enero (o fecha de inicio de actividad) hasta el último día del trimestre.
  • No diferenciar entre bienes de inversión y gastos corrientes.
  • Confundir los plazos de presentación del cuarto trimestre, que varían de unos modelos a otros.

Consejos para evitar errores en este proceso 

En su mayoría, los fallos que se cometen son provocados por desconocimiento de la normativa que rige esta materia o por falta de rigor a la hora de preparar y cumplimentar los formularios.

Lo ideal, para evitar la mayoría de errores posibles, sería o bien formarse a fondo en lo relativo a estas obligaciones o contar con un profesional en el que delegar este tipo de tareas. 

Piensa que los errores cuestan dinero, ya sea en cuotas a ingresar más altas, importes a devolver de menor cuantía o sanciones, recargos e intereses. Así que no es cosa de tomar a la ligera…

Lo que sin duda siempre va a ser de gran ayuda es contar con la herramienta adecuada, porque te va a facilitar mucho el trabajo y te va a ser útil a la hora de minimizar los fallos. 

En este sentido Holded puede ser tu gran aliado porque su amplio número de funcionalidades, sus integraciones con otros programas y su manejo fácil e intuitivo lo convierten en el software para autónomos más puntero del mercado.

Preguntas frecuentes

¿Qué pasa si se retrasa la declaración? 

La presentación de cualquier declaración fuera de plazo es una infracción tributaria que está sancionada:

– Con multa pecuniaria más intereses y recargos si la declaración tenía un resultado a pagar.
– Con la imposición de un recargo único si la declaración tenía un resultado a pagar y se cumplen determinados requisitos.
– Con multa pecuniaria si la declaración no tenía un resultado a pagar o era informativa.

¿Se puede modificar una declaración ya presentada? 

Sí, pero la forma de hacerlo variará según el caso:

– Si como consecuencia del error cometido el resultado de la liquidación es de un importe a pagar mayor habrá que presentar una declaración complementaria.
– Si como consecuencia del error cometido el resultado de la liquidación es de un importe menor a pagar o mayor a compensar o a devolver habrá que solicitar la rectificación de la declaración presentada.
– En algunos casos, si el error se ha cometido en una declaración informativa, se puede corregir directamente a través de la web de la AEAT.

¿Cómo afectan las deducciones en la declaración trimestral? 

Las deducciones, por definición, son importes que minoran el resultado a pagar en la liquidación de un impuesto, y en las declaraciones trimestrales hacen la misma función.

Por ello, es de vital importancia que el importe consignado por este concepto sea correcto.

¿Es obligatorio presentar la declaración si no se ha tenido actividad? 

Depende de la declaración trimestral de que se trate. Por ejemplo, el modelo 303 (IVA) y el 130 (Pago a Cuenta de IRPF) sí que es obligatorio presentarlos aunque no se haya realizado actividad alguna en el trimestre en cuestión. 

Sin embargo, el modelo 115 (retenciones por alquiler), por ejemplo, solo hay que presentarlo cuando efectivamente ha habido un arrendamiento con retención.

¿Qué novedades se han dado o se prevén para este proceso en el 2024? 

En 2024 no se ha introducido ninguna novedad legislativa digna de mención en esta materia. Sí que está prevista la aprobación de un procedimiento nuevo a aplicar para corregir errores en las declaraciones de IVA, pero a la fecha de publicación de este artículo aún no se ha aprobado la norma que lo regula.

¡Centraliza tus finanzas y controla su evolución!

Utiliza las mejores herramientas para simplificar tus procesos con ayuda de Holded.

Empieza ahora

Suscríbete a nuestra newsletter.

En Holded traducimos lo complejo y lo hacemos fácil e intuitivo. Utiliza nuestro programa junto con tu asesoría y comprende mejor el estado de tu negocio.

Descubre cómo

Te recomendamos