Facturación

¿Puedo hacer una factura como particular?

¿Puedo hacer una factura como particular?

Lo sabemos: alguna que otra vez te has hecho la pregunta «¿puedo hacer una factura como particular?»… Y, por eso mismo, este artículo quiere ofrecerte la respuesta a esta gran cuestión.

¿Quién no se ha hecho esta pregunta alguna vez en su vida? Aunque, ¿por qué lo llamamos tal y como anunciamos en el título de este artículo cuando lo que queremos decir es si se puede hacer una factura siendo un particular sin que Hacienda caiga sobre mí y se lleve hasta mi bazo?“. La respuesta, en este post.

Al fin y al cabo, todos nos hemos visto en esta tesitura: tenemos un contrato fijo pero, de repente, nos sale la oportunidad de realizar un trabajo extra que supondrá una pequeña inyección económica a nuestras vidas. ¿Podremos hacer una factura como particular o decimos que no por miedo a Hacienda? Bueno, pues todo dependerá de las circunstancias.

Y es que, por mucho que la vida moderna nos esté solucionando la vida, hay cosas que ni el mejor programa gratuito de facturación te va a ayudar a solucionar. No le puedes preguntar a un programa si tienes que hacerte autónomo para cobrar una facturilla extra de 300 euros, por ejemplo. Lo que sí que puedes hacer es seguir leyendo para que te expliquemos realmente cuáles son tus opciones en este caso.

 

¿Cuándo puedes facturar como particular?

En relación a la pregunta “¿puedo hacer una factura como particular y cuándo podría facturarla”? la ley es clarísima: para facturar como particular debes demostrar que los ingresos percibidos por el trabajo que pretendes percibir no forman parte de nuestro medio de vida. Esto implica que, también por ley, se recomienda darse de alta como profesional por cuenta propia… Pero ¿qué ocurre cuando la relación entre cuota de autónomos y lo que vas a facturar no te compensa?

Existen dos formas de demostrar que el trabajo que quieres facturar no supone tu medio de vida:

  1. Contar con un ingreso justificado que sea claramente tu sustento principal. En este caso, es necesario facturar por debajo del IPREM (Indicador Público de Rente de Efectos Múltiples), actualmente fijado en 7.455,14 €. De ser así, a la pregunta de si “puedo hacer una factura como particular”, la respuesta inicial sería un: sí, claro.
  2. Emitir facturas puntuales. Este es el caso de actividades que suelen contemplarse en este paradigma, tal y como las charlas o las clases que se pueden realizar de vez en cuando. En esta eventualidad, no es necesario emitir factura. Sin embargo, también puede darse el caso de que la empresa que te contrate sí que te exija factura para justificar tu gasto ante Hacienda. De esta forma, aunque hagamos la factura como persona física, será obligatorio declarar el IVA trimestral en la factura pertinente, además de incluirla más tarde en nuestra Declaración de la Renta como ingreso por actividad económica.

 

Facturar como persona física: consejos

Ya has resuelto tus dudas de si “puedo hacer factura como particular” y lo tienes decidido: vas a facturar como persona física. Hazlo, eso sí, siguiendo estos pequeños consejos…

  • Revisa tu caso. Piensa que tienes todo el derecho a facturar como persona física siempre que no exista una actividad recurrente con ingresos y siempre que lo facturado esté por debajo del salario mínimo interprofesional. ¿Qué es una actividad recurrente? Pues una factura mensual al mismo pagador, por ejemplo.
  • Date de alta en el IAE (Impuesto de Actividades Económicas). Es un trámite totalmente gratuito. Si lo haces de forma online, solo necesitarás la clave PIN de la Agencia Tributaria o, en su defecto, tu DNI electrónico. Si prefieres hacerlo de forma presencial, lo único que tienes que hacer es presentarte en cualquier oficina de la Agencia Tributaria y solicitarlo. Una vez estés dado de alta en el IAE, podrás facturar libremente siempre que se den las circunstancias expresadas más arriba.
  • Cuidado con las sanciones. Si  no cumples las circunstancias expresadas más arriba, sin embargo, corres el riesgo de ser sancionado por Hacienda con una multa que puede ir de los 300 a los 3.000 euros. (Y aquí no vamos a entrar con el tema de los falsos autónomos, porque esto daría para otro post -u otro buen puñado de posts- aparte).

Así que ya lo sabes, a tu pregunta de si ‘puedo facturar como particular’, la respuesta es “sí”. Solo hace falta que cumplas todo un conjunto de requisitos… Y que te andes con mil ojos.