Consejos Finanzas

5 pasos para empezar tu negocio desde cero

autor

5 pasos para empezar tu negocio desde cero

Todo gran negocio tiene un punto de inicio, una historia que habla sobre su evento fundacional y que se cuenta de creadores a herederos construyendo la genealogía de la propia marca.

Desde Oprah a Bill Gates o su némesis profesional, Steve Jobs, tienen un día 1 en su trayectoria empresarial, un instante anterior al imperio. Pero, ¿cómo lo hicieron? ¿Cómo se levanta una empresa desde cero?

En primer lugar hay que decir que los inicios no suelen ser sencillos. Toca invertir mucho dinero y recuperar, al menos al principio, bastante menos de lo que se puso en la casilla de salida.

Esa tensión económica hace que nos planteemos cosas que de otro modo no pensaríamos; que aparezcan las dudas lógicas de todo proyecto incipiente. Lo único que ayuda a paliar esta titubeo es tenerlo todo planeado. Saber por dónde se va a pasar y qué pasos hay que seguir.

Para ello, en este artículo desglosaremos los cinco pasos que debe dar todo emprendedor a la hora de montar un primer proyecto. Si es tu caso procura no saltarte ninguno, porque desandar el trayecto es mucho más fatigoso que andarlo despacio pero con seguridad. 

Investiga el mercado en el que te vas a desenvolver

Tener los mismos conocimientos que la competencia no sirve de mucho. Ve más lejos, sumérgete en las peculiaridades del mercado y estúdialo como haría un académico. Indaga en el entorno físico y también en el digital, ¿qué se dice en Internet de ese mercado? ¿Cómo conviene posicionarse mejor? ¿Qué palabras clave están poco explotadas a nivel de SEO?

Cuanto más interiorices los mecanismos internos del mercado en el que te vas a mover, más podrás distanciarte de tu competencia y más rédito podrás sacar de él.

Fija un objetivo financiero realista

Hazlo de manera periódica, poniéndote metas cada seis meses –por ejemplo–. Trata de no acumular demasiados gastos fijos y establece el crecimiento que quieres tener en ese plazo.

Procura que la línea de ascenso sea siempre ascendente y, si no es el caso, no dudes en dedicar el tiempo que haga falta en saber qué está yendo mal –o no tan bien como a ti te gustaría–. Sobre todo, procura marcarte objetivos que se puedan conseguir, porque de lo contrario solo conseguir perderte en un océano de frustración.

Haz que tu contenido pueda ser compartido

Procúrate una página web vistosa y funcional y llénala de contenido interesante. Hoy en día la web es tan importante como cualquier tienda física, por lo que tenemos que ofrecer contenido de calidad para que nuestros clientes quieran consumirlo y compartirlo con sus contactos.

Para ello, procura que todo lo que generas –textos y catálogo de productos– sea compartible a través de las redes sociales. Para publicitar el producto también es interesante crear una lista de correos con los contactos que tengas acumulados a nivel personal, y empezar a promocionarte a través de ellos.

Lanza un producto o servicio que puedas vender

Si quieres llegar con cierto margen a la meta financiera que te has propuesto, entonces necesitas vender aquello que estás ofreciendo. Tómate tu tiempo para saber qué necesidades tienen tus clientes potenciales en relación al producto que ofreces y dedícate a mejorarlo en comparación con el de la competencia. Diseña soluciones que estén mal representadas en el mercado.

Lánzate

Mucha gente pierde el tiempo perfeccionando el producto antes de lanzarlo. Tanto lo perfeccionan que terminan por no sacarlo adelante. Las virtudes de tu producto o servicio, como sus defectos, irán apareciendo a medida que se abre camino en el mercado. Es ahí donde de verdad va a  crecer, y no en un taller o un laboratorio de pruebas. Si crees que tienes algo potente, lánzalo y ve corrigiendo sobre aquello que ya tienes y que perfectamente se puede aprovechar.

Bonus track. Utiliza un software de gestión para empresas

Hazte con un software de gestión para empresas como el que ofrece Holded, pues gracias a él podrás automatizar muchos de los procesos que comenzarán a robarte tiempo en este nuevo proceso.

Y recuerda: lo más importante es consolidar una línea ascendente y disfrutar ese proceso, ¿por qué no empezar hoy mismo?