RRHH

Todo sobre el modelo TA2 de la Seguridad Social

Todo sobre el modelo TA2 de la Seguridad Social

El modelo TA2 es esencial a la hora de comunicar determinada información a la Seguridad Social… Y por eso te lo explicamos al dedillo en este artículo.

La comunicación del trabajador y de las empresas con la Seguridad Social es una especie de campo de minas que hay que sortear de la forma más eficaz posible para que no te estalle ninguna bomba en la cara. Por eso mismo, en este artículo queremos explicártelo todo sobre uno de los modelos más comunes a este respecto: el modelo TA2.

Trabajar con este tipo de modelos es el día a día del responsable del departamento de recursos humanos o del de contabilidad (también de todo aquel que esté al cargo de manejar el módulo de contabilidad Holded, claro). Pero también es un conocimiento que puede resultarle de utilidad a absolutamente todo el mundo.

Por eso, atiende: son solo unos minutos de tu vida… y a cambio conocerás absolutamente todo sobre el modelo TA2 de la Seguridad Social y sus múltiples variantes.

¿Qué es el modelo TA2 de la Seguridad Social?

Empecemos como siempre por el principio, y preguntemos: ¿qué es exactamente este modelo? Por definición, nos encontramos ante el conjunto de modelos que ha de presentarse con tal de hacer efectiva la solicitud de alta, baja y variación de los datos de cualquier empleado por cuenta ajena o asimilada.

Entrando un poco más en detalle, podríamos especificar que el modelo TA2 cubre tres tipos de informaciones.

  1. Altas. La solicitud deberá incluir no solo una declaración que fije el inicio de la relación laboral pertinente, sino también todos los datos del empleado y de la empresa contratante.
  2. Bajas. De la misma forma, los modelos cursados en el caso de una baja han de incluir tanto la causa de esta misma como la fecha exacta en el que cesa la relación laboral.
  3. Variación de datos de un trabajador. En el eventual de que queramos variar los datos de un empleado, no solo hay que hacer constar los cambios en sí, sino también adjuntar una breve descripción de las causas de estos mismos.

Tipos de modelo TA2

Fundamentalmente, existen dos variaciones del modelo TA2, aunque una de ellas incluye a su vez un sub-tipo tan común que no puede pasarse por alto.

Modelo TA2/S

El modelo TA2/S es el más estándar y común. Lo que viene a significar que se utiliza para casi todos los casos generales. Hay que tener en cuenta, eso sí, que este modelo tiene una versión simplificada que suele ser la que se emplea en los casos de comunicación de baja a la Seguridad Social.

Debes tener en cuenta que, a la hora de presentarlo, tendrás que rellenar todo un conjunto de casillas que es mejor tener en cuenta desde un buen principio. Así podrás acelerar el proceso al máximo. Las cuatro casillas primordiales de este tipo de modelo TA2 son:

  1. Datos del afiliado. Es decir: nombre completo, número de afiliación a la Seguridad Social, fecha de nacimiento, documento identificativo y, en el caso de que el trabajador sea discapacitado, el grado de esta misma discapacitación.
  2. Datos relativos a la solicitud. Lo que significa que tendrás que indicar todo lo concerniente al alta, baja o variación de datos.
  3. Datos de la empresa solicitante. En este caso, nos referimos al nombre o razón social, al código de cotización, el domicilio fiscal y, en caso de que opere, el régimen o sistema especial del empleado.
  4. Datos laborales y de la Seguridad Social. La información relativa al contrato de trabajo se acompañará de las circunstancias especiales que operen.

La firma del trabajador y el sello de la empresa darán por finiquitado este modelo TA2/S.

Modelo TA.2/s-0138

Como especificábamos más arriba, dentro del modelo TA2, existe una variante del modelo TA2/S que es de uso particularmente común. Nos referimos al modelo TA.2/s-0138, que está especializado en trabajadores del hogar y que, es exactamente igual al modelo TA.2 exceptuando por algunos campos pensados especialmente para este tipo de empleados.

Modelo TA.2/T

Por último, pero no por ello menos importante, tenemos el modelo TA.2/T, que es aquel que se usa cuando no es la empresa la que solicita el alta, la baja o la variación de datos, sino que es el mismo empleado quien lo tramita. Esta variación del modelo incluye, por lo tanto, opciones para reflejar de la forma más concreta posible las causas del trabajador.

Y por este mismo motivo, porque no solo la empresa trata con este papelo, sino que el mismo empleado puede encontrarse en la tesitura de tener que abordarla, es tan necesario que conozcas el modelo TA2. Por si las moscas.