Contabilidad

¿Qué es la Estimación Directa Simplificada?Descubre si puedes acogerte a ella

|

Si vas a darte de alta de autónomos debes saber que tienes tres métodos para calcular el importe que pagarás a la Agencia Tributaria en concepto de IRPF. Estimación Directa Normal, Estimación Directa Simplificada y Estimación Objetiva.

La utilización de uno u otro está vinculada al cumplimiento de unos requisitos que son específicos para cada método. Hoy vamos a centrarnos en el régimen de Estimación Directa Simplificada, veremos en qué consiste y quién puede acogerse a ella.

¿Qué es la Estimación Directa Simplificada?

Es uno de los regímenes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por el cual tributan los rendimientos empresariales obtenidos por los autónomos.

Mediante la Estimación Directa Simplificada se calcula el IRPF en función de los beneficios que se obtengan por la actividad laboral. Un beneficio que se obtiene mediante la diferencia entre ingresos y gastos deducibles. De este modo, queda claro que cuantos más ingresos tengamos, más IRPF pagaremos. Por otro lado, si tenemos pérdidas, es fácil compensarlas fiscalmente, ya que no tributan.

Todo tu negocio en una plataforma

Holded te permite centralizar tus facturas, contabilidad, proyectos, CRM y RRHH de forma intuitiva.

Empieza gratis hoy

¿Cómo se calcula el rendimiento neto de la estimación directa simplificada?

La Agencia Tributaria establece que los rendimientos netos para este tipo de estimación se calcula igual que en el caso de la Estimación Directa normal: ingresos menos gastos. Pero permite la deducción íntegra de las amortizaciones:

  • Las amortizaciones se practican de forma lineal, en función de la tabla de amortización simplificada, especial para esta modalidad.
  • Son aplicables las reglas de amortización acelerada que se establecen para las empresas de reducida dimensión que tributan por el Impuesto sobre Sociedades.
  • Se permite una deducción en concepto de provisiones y gastos de difícil justificación. Esta deducción es el 5% del rendimiento neto previo.

Este régimen tiene unas obligaciones formales más sencillas que la Estimación Directa normal, ya que no estaremos obligados a llevar una contabilidad ajustada al Código de Comercio. Aunque, en sustitución, deberemos llevar libros de ventas e ingresos, compras y gastos, así como de bienes de inversión.

En concreto, los libros obligatorios en este régimen serán:

  • Empresarios:
    • El libro Registro de Ventas e Ingresos.
    • Libro Registro de Compras y Gastos.
    • Libro Registro de Bienes de Inversión.
    • Y los libros exigidos por IVA.
  • Profesionales:
    • El Libro Registro de Ingresos.
    • Libro Registro de Gastos.
    • Libro Registro de Bienes de Inversión.
    • Y, por último, el libro Registro de Provisiones y Suplidos.

¿Quién puede acogerse a la Estimación Directa Simplificada?

Existen cuatro circunstancias en las que un empresario autónomo puede acogerse a ella:

  • Siempre que, durante el año anterior, el importe neto de la cifra de negocios del conjunto de todas las actividades no supere los 600.000 euros anuales.
  • Cuando la actividad profesional no esté incluida en el régimen de estimación objetiva.
  • No renuncie a este régimen.
  • Que no ejerza ninguna actividad sometida al régimen de Estimación Directa normal, algo que le obligaría a utilizar este método de determinación del IRPF para todas las actividades económicas.

Si quieres y puedes acogerte al régimen de Estimación Directa Simplificada deberás efectuar cuatro pagos fraccionados en concepto de IRPF en los plazos del 1 al 20 de:

  • Abril.
  • Julio.
  • Octubre.
  • Enero del año siguiente (del 1 al 30).

Como normal general, será el 20% del rendimiento neto obtenido hasta el último día del trimestre menos los pagos fraccionados de trimestres anteriores y las retenciones soportadas a lo largo del año.

¿En qué se diferencian la estimación directa simplificada y la normal?

Existen tres apartados con las principales diferencias entre la estimación directa simplificada y la normal:

  1. La forma en que se lleva la contabilidad. 
  2. En cómo se imputan gastos deducibles.
  3. Y en cómo se amortizan los gastos relacionados con compras necesarias para la actividad.  

1. Diferencias contables entre estimación directa simplificada y normal

La primera diferencia es que en estimación directa normal las gestiones y trámites contables son más complejos que en la estimación directa simplificada. El problema es que no todas las actividades pueden acogerse a esta última. Solo las que hayan facturado en un año menos de 600.000€. 

En este sentido, un profesional dado de alta en estimación directa simplificada tiene que llevar:

  • Libro de registro de ventas o ingresos.
  • Libro de compras o gastos.
  • Libro de bienes de inversión.
  • Libro de provisión de fondos y suplidos. 

El que esté dado de alta en estimación directa normal tiene que cumplir las normas del Código de Comercio y el Plan General Contable, que son más estrictas y complejas que los citados libros. 

2. Diferencias sobre gastos deducibles

En estimación directa normal puedo atribuir facturas impagadas emitidas hace más de seis meses como gastos deducibles

En estimación directa simplificada esto no es posible. Sin embargo, sí se puede aminorar el rendimiento neto en un 5%, aplicando lo que se denomina ‘Gastos de difícil justificación’. Lo que permite pagar menos IRPF.

3. Sobre las amortizaciones

El concepto de amortización está relacionado con la forma de contabilizar ciertos gastos. Se trata de inversiones que tienen un uso a largo plazo, por lo que se contabilizan como gasto a lo largo del tiempo, y no íntegramente en el año fiscal en el que se realiza la compra. 

Si un negocio compra un camión para repartir su mercancía, su coste íntegro no se imputará como gasto en el año de la compra. Se hará de manera proporcional a lo largo del tiempo. 

En el caso de la estimación directa simplificada dicha amortización se realiza de forma lineal, mientras que en estimación directa normal se puede realizar con cuotas fijas o variables en el tiempo, lo que da cierta flexibilidad contable que puede utilizarse de uno u otro modo en función de la situación de la actividad.

Tabla de amortización simplificada

Como decíamos, las amortizaciones en estimación directa simplificada deben realizarse de forma lineal y tienen un periodo máximo para llevarse a cabo. Esta es la tabla de amortizaciones simplificada disponible en la página web oficial de la Agencia Tributaria

Grupo

Elementos patrimoniales

Coeficiente lineal máximo (%)

Período máximo (años)

1

Edificios y otras construcciones

3

68

2

Instalaciones, mobiliario, enseres y resto del inmovilizado material

10

20

3

Maquinaria

12

18

4

Elementos de Transporte

16

14

5

Equipos para tratamiento de la información y sistemas y programas informáticos

26

10

6

Útiles y herramientas

30

8

7

Ganado vacuno, porcino, ovino y caprino

16

14

8

Ganado equino y frutales no cítricos

8

25

9

Frutales cítricos y viñedos

4

50

10

Olivar

2

100


Preguntas frecuentes sobre Estimación Directa Simplificada

¿Qué diferencia hay entre estimación directa y objetiva?

La principal diferencia es que la estimación del IRPF para autónomos en la modalidad directa se realiza acorde a las facturas realmente emitidas y recibidas

En estimación objetiva, también conocida como ‘módulos’, el autónomo paga este impuesto según una estimación de los rendimientos obtenidos por su actividad, y no de sus resultados reales

Veamos un ejemplo. Una tienda de alimentación tributa en
estimación objetiva. Al tratarse de actividades comerciales al por menor, y con el objetivo de evitar una infinidad de anotaciones contables, se establece un estimado de facturación para esa tienda en función de:

– Metros cuadrados
– Ubicación geográfica
– Personal contratado
– o consumo eléctrico, entre otros factores

Basándose en ello, se establecen una serie de tramos y retenciones del IRPF estimadas y, en consecuencia, un pago de IRPF en proporción a ese estimado.

Hay que tener en cuenta, además, cómo hacer la declaración de la renta para autónomos en estos casos, porque si cambian algunos de los parámetros citados (por ejemplo, contratamos más empleados) habrá que pagar la diferencia de lo que nos hayamos ahorrado durante el año fiscal.

Otra diferencia importante es que no todas las actividades pueden acogerse al sistema de estimación objetiva. Solo aquellas que estén incluidas en el listado anual de la Orden que Hacienda publica en el BOE cada año. Una gran parte de comercios minoristas y negocios de restauración y alojamiento están incluidos en este listado.

¿Qué conviene más? ¿Aplicar la estimación directa simplificada o la estimación objetiva?

Si tu actividad está incluida dentro de la mencionada Orden podrás elegir entre una modalidad u otra. 

La estimación objetiva o módulos es interesante porque permite prever cuántos impuestos vamos a pagar a lo largo del año. Siempre será la misma cantidad. Además de eliminar la obligatoriedad de llevar el registro de libros contables. 

Puede existir, sin embargo, una casuística que podría hacer más recomendable la estimación directa simplificada. Cuando estamos empezando un negocio podríamos tener varios trimestres con un rendimiento de IRPF negativo. Dicho de otro modo, dar pérdidas, debido a un mayor volumen de compras y la carencia de una alta actividad, al estar comenzando. 

En estos casos, podría interesar la estimación directa simplificada, porque pagaríamos menos impuesto de IRPF que lo establecido en el sistema de módulos. Aunque debes tomar esta decisión partiendo de la base de que es obligatorio permanecer tres años en estimación directa. 

Paga solo la mitad durante 3 meses

Holded te permite centralizar tus facturas, contabilidad, proyectos, CRM y RRHH de forma intuitiva.

Pruébalo sin compromisos

Te recomendamos

Holded vs. Billin

Facturación

Holded vs. Billin: Comparativa de programas de facturación y contabilidad en 2023

Estrategias de marketing en redes sociales para asesorías

Asesorías y Gestorías

Estrategias de marketing en redes sociales para asesorías

Qué es una cartera de clientes y cómo gestionarla

Asesorías y Gestorías

Qué es una cartera de clientes y cómo gestionar la tuya con éxito