Proyectos

¿Cómo hacer un estudio de mercado?

¿Cómo hacer un estudio de mercado?

Si te estás preguntando cómo hacer un estudio de mercado porque crees que tu empresa puede beneficiarse de él, este artículo va especialmente dirigido a ti.

Muchos pensarán que, para hacer un buen estudio de mercado, resulta del todo necesario dejarse un buen dineral contratándolo de forma externa a una empresa especializada… Y, bueno, vale, esto tiene algo de cierto: nada como un profesional para llevar a cabo una tarea tan compleja como esta. Pero, ojo, porque también es algo que puedes desarrollar tú mismo, y por eso en este artículo queremos explicarte cómo hacer un estudio de mercado.

Porque no siempre vamos a tener los medios económicos posibles para delegar esta tarea en una empresa o profesional externo. Sobre todo si hablamos de pymes y de negocios de dimensiones reducidas que suficiente tienen con salir de una pieza en tareas como aclararse con la facturación o implementar un programa de contabilidad (que, por otra parte, siempre te solucionará un poco la vida, claro).

Así que no te achantes: lánzate a la piscina, porque después de este artículo sabrás perfectamente cómo hacer un estudio de mercado.

 

¿Qué es exactamente un estudio de mercado?

Aunque, la verdad, estamos dando totalmente por sentado que todo el mundo sabe qué son este tipo de estudios… Y puede que no sea así. Dicho de forma sintetizada, podemos afirmar que un estudio de mercado es un proceso de investigación y análisis que permitirá prever la respuesta de los clientes en potencia y de la competencia de cara al lanzamiento o reposicionamiento de un producto o servicio.

De esta forma, el objetivo primordial de todo estudio de mercado radica en la obtención de todo un conjunto de perfiles de clientes objetivos para así llevar a cabo una segmentación por sectores que puedan tratarse englobados. Esto nos permitirá no solo determinar el estado actual del mercado, sino anticipar su estado futuro… Y así aprovecharnos de él.

 

¿Cómo hacer un estudio de mercado paso a paso?

Para empezar, ármate de paciencia. Si no sabes cómo hacer un estudio de mercado paso a paso, has de tener claro que no es precisamente una tarea fácil. Pero tampoco imposible. Lo único que tienes que hacer es seguir los seis pasos que te explicamos a continuación…

1. Recopila información

¿Dicen por ahí que la era de la información implica todo un conjunto de peligros? Puede ser. Pero, en este caso en concreto, a la hora de plantear cómo hacer un estudio de mercado, esta era de la información es tu aliada absoluta.

Usa las herramientas modernas para acceder a todo un conjunto de información que ya existe y que está ahí fuera esperando a que hagas uso de ella. Dispón de la información gratuita de internet, estudia las empresas de tu sector, recurre a revistas especializadas, no subestimes el poder de asistir a ferias sectoriales… Cualquier forma de obtener información que pueda servirte para enfocar tu área de negocio, debería ser bienvenida.

2. Observa de forma directa

Si no sabes cómo hacer un buen estudio de mercado, toma también nota del este punto…

Ahora que ya te has beneficiado de un buen volumen de información preexistente, es el momento de obtener lo que quieres y necesitas directamente. Porque, al fin y al cabo, existe mucha información que puede que no sea tan accesible, pero que igualmente estará a tu disposición si vas a por ella.

Puedes observar el comportamiento de clientes en establecimientos de la competencia (o también en los tuyos, si ya los tienes), puedes recoger datos en cualquier local que pueda resultar inspirador… Y, por qué no, también puedes visitar directamente a tu competencia y ver hasta dónde puedes «espiar». A lo mejor te llevas una grata sorpresa a este respecto.

¿Cómo hacer un estudio de mercado?

3. Realiza entrevistas y encuestas

Otra forma de obtener información de forma activa para seguir redondeando la tarea de cómo hacer un estudio de mercado es recurriendo directamente a aquellos que crees que son tus clientes potenciales. Puedes intentar reunir un grupo de estudio que, si realizas las preguntas adecuadas, te abrirán las puertas a un mundo infinito de información mucho más que valiosa.

Y no solo puedes recurrir a grupos de estudio, sino que también puedes apostar por otras prácticas similares como las entrevistas en profundidad a expertos del sector, las encuestas generales (aunque este es un sistema que sí que implica un sobrecoste a tener en cuenta), los paneles de encuestación… Piensa qué necesitas saber y, más que probablemente, el tipo de entrevista o encuesta que debes hacer aparecerá claramente ante ti.

4. Analiza la competencia

Llegados a este punto en el proceso de cómo hacer un estudio de mercado, debemos analizar a esta competencia de forma activa. Y hacerlo de forma realmente concienzuda para determinar cuáles son sus aciertos (para copiarlos y ampliarlos) y cuáles son sus fallos (para evitarlos).

Lo ideal es que intentes cerrar una visita presencial que te proporcione información de primera mano. Pero, si eso no es posible, siempre puedes recurrir a tácticas laterales como el estudio de su web y sus redes, la obtención de informes y perfiles de tus empresas competidoras o el análisis de los líderes de mercado. Puede que no te lo vayan a poner fácil. Pero, si quieres tener un buen estudio de mercado entre tus manos, resulta imprescindible saberlo todo sobre tu competencia.

5. Localiza tu target

Si sumas todos los pasos anteriores en tu tarea de cómo hacer un estudio de mercado completísimo (es decir: la recopilación de información, la observación directa, las encuestas y el análisis / espionaje de tu competencia), ya tienes todas las claves para atacar el corazón de todo estudio de mercado: la definición de tu target. O lo que es lo mismo: la localización de tu cliente objetivo.

Estamos hablando, al fin y al cabo, de segmentos y nichos de mercado que puedes agrupar en base a todo un conjunto de rasgos comunes. Estos rasgos, sin embargo, serán diferentes dependiendo de cada empresa, de sus necesidades y del estado del mercado.

Lo que resulta del todo incontestable es que la gran tendencia del mercado es la segmentación y la fragmentación. Y que, por lo tanto, para triunfar en el mundo de las ventas cada vez más se recurre a la especialización en un nicho cada vez más concreto y con unas necesidades bien definidas.

6. Recopila lo aprendido en un informe

¿Cómo hacer un estudio de mercado? Ahora ya lo sabes… Pero, ojo, porque lo que no puedes hacer es ejecutar los cinco pasos anteriores con éxito pero no ponerle la guinda final al pastel. Una guinda que, en este caso, se refiere a un informe lo más detallado posible.

En este informe deberías volcar toda la información obtenida, todo lo aprendido y, sobre todo, las conclusiones a las que hayas llegado sobre tus clientes. Obtendrás así una obra de consulta para el futuro que puede ser un material diferencial para tu empresa… ¿A que tampoco ha sido tan difícil?