Ventas

Todo lo que debes saber sobre Business Intelligence o inteligencia de negocios

Todo lo que debes saber sobre Business Intelligence o inteligencia de negocios

¿No sabes qué es exactamente la Business Intelligence? Te lo explicamos todo sobre la inteligencia que puede cambiar tu negocio.

No podemos evitarlo: nos encantan los términos rimbombantes anglosajones y nos morimos por introducirlos en nuestras conversaciones. Ese es, a lo mejor, el primer motivo por el que el concepto de Business Intelligence entró en tu radar… Pero, ojo, porque lo cierto es que la inteligencia de negocios tiene mucho que aportar a tu empresa.

Y es que denominamos Business Intelligence a todo ese conjunto de estrategias, datos, tecnologías, aplicaciones y arquitecturas técnicas cuyo objetivo primordial es la creación y administración de conocimiento sobre el medio. La herramienta básica con la que funciona la inteligencia de negocios es, obviamente, los datos existentes del negocio en el que aplica.

Si crees que grandes triunfadores del mundo empresarial como Amazon o Wal-Mart han llegado a serlo sin una buena aplicación de la Business Intelligence, te equivocas: la inversión que realizan las grandes empresas en este campo es cada vez mayor. Pero lo mejor de todo es que es un concepto aplicable independientemente del tamaño estructural del negocio.

Dicho de otra forma: da igual que tu empresa sea una macro-corporación o un pyme: igualmente puedes y debes ayudarte de la inteligencia de negocios. Y en este artículo te ofrecemos cinco ejemplos de cómo la Business Intelligence puede serte de gran ayuda.

 

Optimizando el stock

Si tu empresa trabaja con un stock, lo más probable es que este se vea afectado por ciertos criterios de estacionalidad. Ya sabes: hay ventas que explotan en verano o en Navidad, pero resulta francamente difícil optimizar tu stock en base a este tipo de variaciones.

Ahí entra la Business Intelligence: el análisis en profundidad de todos los datos históricos de ventas e inventario de los productos almacenados ayuda precisamente a conocer los flujos de ventas y optimizar el stock en relación a ese conocimiento.

 

Business Intelligence para fidelizar clientes

La inteligencia de negocios analiza todo un conjunto de datos con tal de obtener el perfil de cada uno de los clientes de una empresa: edad, sexo, ubicación geográfica, hijos, estado civil… Eso en los casos de particulares, pero también hay todo un conjunto de rasgos que pueden ayudarte en el caso de que tus clientes sean empresas.

Y, una vez con esos datos en la mano, te será más fácil saber a quién debes mimar más. Si trabajas con otras empresas, sabrás a quien merece que les hagas ofertas y condiciones excepcionales. En el caso de los particulares, ¿por qué no probar técnicas de fidelización como tarjetas descuento o clubs premium?

 

Y para captar nuevos clientes

Una correcta aplicación de Business Intelligence será capaz de detectar los flujos de clientes y así anticipar cuándo es probable que se den de baja. Esto, de entrada, ya debería ser suficiente ayuda como para actuar a la búsqueda de nuevos clientes que les reemplacen.

Pero no solo eso, ya que el análisis de los perfiles de los clientes que ya hemos tenido te ofrecerá muchas pistas de los rasgos de tus clientes potenciales. Y, sabiendo eso, ya solo te quedará atacar a la búsqueda de nuevas ventas.

 

Detectando y corrigiendo desviaciones del presupuesto

El panorama habitual para toda empresa es que los resultados finales del ejercicio fiscal poco tengan que ver con los resultados que se predijeron unos meses antes. De hecho, suelen ser unos resultados finales peores de lo vaticinado.

La inteligencia de negocios es una herramienta realmente solvente a la hora de realizar un análisis continuo del estatus empresarial en relación a los objetivos finales del presupuesto. De esta forma, si se detectan posibles desviaciones pronto, también podrán solucionarse pronto y que no impacten en el ejercicio fiscal final.

 

Business Intelligence en los pequeños negocios

¿Todo lo explicado anteriormente te viene literalmente grande porque lo tuyo es un pequeño negocio? No te preocupes, porque también puedes poner la Business Intelligence a trabajar a favor de tu empresa.

Usa las herramientas que te otorga la inteligencia de negocios para calcular los horarios más óptimos de trabajo, detectar retrasos en tus entregas, prever dificultades o detectar cuáles son los métodos de trabajo más efectivos. La cantidad de datos que genere tu empresa también serán más pequeños, y eso es algo que siempre te ayudará a obtener unas predicciones más realistas.