50% de descuento durante 6 meses en cualquier plan que elijas

1

Dias

12

Horas

53

Minutos
Hazte con tu oferta

¿Qué es el SMI de España? Toda la información para 2020

|

El SMI siempre forma parte del debate político nacional en nuestro país. Y, de hecho, en cualquier país. Al fin y al cabo, el salario mínimo interprofesional es una buena forma de medir el estado de bienestar de los ciudadanos. Es por eso mismo por lo que es moneda de cambio habitual en los discursos de todos los partidos políticos.

Aun así, también es probable que las siglas SMI te hagan venir a la cabeza todo un conjunto de preguntas… ¿Pero qué es exactamente el sueldo mínimo interprofesional? ¿Qué factores se tienen en cuenta a la hora de calcularlo? ¿Cuál es el SMI actual? ¿Cuánto ha subido en los últimos años? ¿Qué pasa si lo comparamos con el del resto de países europeos?

Vamos a intentar responder a todas las preguntas con este artículo.

¿Qué significa el salario mínimo interprofesional?

Definamos SMI de la forma más escueta posible…

Este término se refiere a la cuantía mínima de retribución que ha de percibir todo trabajador por cuenta ajena.

Es un concepto, por otra parte, que está estrechamente ligado a la cuota mínima de cotización de los autónomos, pero eso es algo que veremos más adelante.

El Gobierno es el organismo encargado de fijar el SMI cada año. Porque, evidentemente, este salario mínimo es una cantidad que hay que revisar de forma puntual para que se adapte a la situación corriente de la economía del país.

De esta forma, para fijarlo, el Gobierno suele atender a tres factores básicos: la inflación (es decir: la subida del IPC), la productividad media del país y el aumento de la participación del trabajo en la renta del estado. Aunque hay que tener en cuenta que los sindicatos y patronales también tienen un gran peso a la hora de negociar el SMI.

Tres conceptos sobre el SMI a tener en cuenta

Vayamos un poco más allá de los básicos del salario mínimo interprofesional. Y, para ello, abordemos tres características que hay que tener en cuenta a la hora de hablar de este concepto…

  1. El SMI no es el sueldo que un trabajador recibe en nómina. Es necesario considerar que, a la hora de realizar las nóminas, al sueldo mínimo se le practican retenciones (como el IRPF) y deducciones (que suelen ser tres: la cuota de la Seguridad Social, la cuota para el desempleo y la cuota para formación). ¿Qué significa esto? Que es probable que el salario de un trabajador, si no cuenta con los complementos salariales pertinentes, acabe estando por debajo del mínimo interprofesional.
  2. El salario mínimo ha de percibirse en dinero y no puede ser compensado con retribuciones de ningún tipo. Por poner un ejemplo común, si un trabajador recibe la comida cada día en su puesto de trabajo, la empresa no podrá restarle del SMI el coste de esta comida. Estos añadidos, por lo tanto, irán siempre a parte del sueldo mínimo.
  3. Los convenios colectivos solo pueden influir positivamente en el SMI, nunca negativamente. O lo que es lo mismo: un convenio podrá pactar que el sueldo de los trabajadores esté por encima del salario mínimo interprofesional, pero nunca por debajo de este.

👨‍💻 Descubre como Holded te puede ayudar con la gestión de tu equipo 👩‍💻

¿Y qué pasa con los autónomos?

Visto lo visto, si eres autónomo a lo mejor te estás preguntando cómo te afecta a ti todo lo que estamos explicando en este artículo… Y lo cierto es que te afecta de forma mucho más directa de lo que podría parecer al principio (ya que la misma definición del término especifica que este concepto es aplicable solo a los trabajadores por cuenta ajena).

La cuestión es que, generalmente, el aumento de la cotización mínima de autónomos va correlativamente ligada al crecimiento del SMI. Pongamos que, de un año al siguiente, el salario mínimo interprofesional aumenta en un 4%. Lo normal será, entonces, que la cotización mínima de los autónomos se incremente en la misma cuantía.

Aun así, la historia reciente nos ha enseñado que esta regla no siempre se cumple. En 2017, por ejemplo, el Gobierno inyectó un incremento del SMI en un 8%, mientras que la cotización de autónomos quedó completamente congelada (excepto en el caso de los autónomos societarios).

La nueva ley de autónomos que se aprobó en octubre de 2017, sin embargo, desliga por completo la correlación entre el SMI y la cotización de los trabajadores por cuenta propia. Esto significa que, a partir de ese mismo año, serán los organismos representativos de los autónomos los que negocien con el Gobierno el incremento anual de la mencionada cuota.

¿Cuál es el SMI 2020?

Una vez establecidas las bases para entender qué es exactamente el salario mínimo, ya podemos abordar la pregunta del millón (nunca mejor dicho): ¿cuál es el SMI en el año 2020? Y, como siempre, para obtener la respuesta más correcta hay que recurrir a la ley.

Según el Real Decreto 231/2020 publicado el 5 de febrero de 2020, el salario mínimo interprofesional quedaba fijado en 950 euros brutos al mes en 14 pagas (es decir: un total de 13.300 euros anuales). Una simple regla de tres nos informará de que, en consecuencia, este mínimo será de 31,66 euros por día. Hay empresas, sin embargo, que prefieren prorratear las dos pagas extraordinarias y, por lo tanto, fijar este sueldo mínimo en 1.108 euros en un total de 12 pagas.

Es necesario, eso sí, considerar un caso extraordinario: el de los trabajadores eventuales y temporeros. Siempre que no hayan excedido el máximo de 120 jornadas de trabajo, al salario mínimo de estos habrá que sumar la proporción pertinente de la retribución de domingos y festivos, además de las dos pagas extraordinarias (como mínimo) a las que tienen derecho. Esto significa que su sueldo no podrá ser inferior a 44,99 euros por día trabajado.

Y, como colofón, otro caso excepcional: el de los trabajadores del servicio del hogar familiar que facture por horas en régimen externo. Para ellos, el salario mínimo interprofesional está fijado en 7,43 euros por hora trabajada.

¿Cuánto ha subido el SMI en 2020?

Como ya ha quedado dicho más arriba, el Real Decreto 231/2020 fijó el salario mínimo interprofesional de 2020 en 31,66 euros por día y 950 euros al mes. Entonces, ¿supuso este sueldo mínimo una mejora considerable respecto al año anterior?

Todo depende de cómo se considere. Realmente, el Real Decreto 1462/2018 aprobado el 21 de diciembre de 2018 fijaba el SMI del año 2019 en 30 euros por día y 900 euros por mes. La diferencia por día no es demasiado considerable (tan solo 1,66 euros más), aunque mensualmente sí que se notaba de forma más pronunciada (50 euros más por mes).

Ahora bien, lo interesante en este caso es comparar el SMI de los últimos diez años. En 2010, el sueldo mínimo quedó fijado en 21,11 euros por día / 630,30 euros por mes según el Real Decreto 2030/2009. En los años siguientes, las subidas fueron realmente mínimas, de tal forma que desde 2010 hasta 2018, con el Real Decreto 1077/2017, el salaría mínimo solo subió hasta 24,53 euros por día / 735,90 euros por mes.

El gran salto de gigante llegaría, entonces, en el ya mencionado año 2019, cuando el Gobierno decidió romper con las subidas mínimas y dar un verdadero impulso al SMI. De repente, se subía desde esos 24,53 euros por día / 735,90 euros por mes hasta los 30 euros por día / 900 euros por mes. Tal y como habíamos dicho, este es un buen índice del índice de bienestar de los trabajadores de un país.

¿Cuál es el SMI en otros países europeos?

El incremento del SMI en España hace pensar que andamos en buen camino… Sobre todo si comparamos con el resto de países de la Comunidad Económica Europea. ¿En qué puesto estaría el salario mínimo español en el ranking europeo? Ni más ni menos que en la octava posición.

Por encima quedarían países héroes como, por ejemplo, Luxemburgo y su SMI de 2.071,10 euros por mes / 11,97 euros por hora. Este sería el primer puesto europeo, seguido por Irlanda (1.656,20 euros por mes), Países Bajos (1.615,80 euros por mes), Bélgica (1.593,76 euros por mes), Alemania (1.557,09 euros por mes) Francia (1.521,22 euros por mes) y Reino Unido (1.453,28 euros por mes).

Hay que tener en cuenta, eso sí, que hay países de la Unión Europea que no cuentan con un SMI fijado por el gobierno, tal y como Austria, Chipre, Dinamarca, Italia y Suecia. Pero lo que sí que está claro es que la diferencia de los puestos más altos del ranking con los más bajos es bastante sangrante, con países como Bulgaria (286,33 euros por mes), Letonia (430 euros por mes), Rumania (446,02 euros por mes) o Hungría (464,20 euros por mes). Otros países como Croacia, República Checa, Eslovaquia, Polonia, Estonia y Lituania se situarían en una franja de SMI entre 500 y 555 euros por mes. Y, por su parte, Portugal, Grecia y Malta tienen fijado un salario mínimo entre 700 y 800 euros por mes.

Esta panorámica europea muestra, definitivamente, que España se sitúa en un espectro medio / alto a la hora de considerar el SMI… Lo que significa que hay mucho camino ganado, pero todavía se puede ganar más todavía.

🏅 Empieza gratis con la mejor herramienta de RR.HH. ¡Descubre cómo funciona! 🏅

Raül De Tena

Te recomendamos

Sin categorizar

Todo lo que necesitas saber sobre la carta de despido

Emprender

Cómo se implementa un ERP (y saber si es momento de hacerlo)

Los Mejores Programas de Facturacion

Facturación

Los 7 mejores programas de facturación gratuitos