Quién se beneficiará de la rebaja del IRPF anunciada en los Presupuestos Generales

|

Llega una nueva rebaja del IRPF tras las que se aplicó con la reforma tributaria de 2015 y 2016. En este caso, afectará sobre todo a las personas que no alcancen un mínimo de tributación anual.

Los Presupuestos Generales del Estado prevén que el mínimo de tributación aumente en 2.000 euros, de 12.000 euros a 14.000, un aumento que se traducirá en la introducción de esta nueva rebaja: quienes ganen menos de esos 14.000 euros no pagarán el impuesto sobre la Renta de Personas Físicas.

Actualmente un contribuyente que cobra 14.000 euros al año paga 782 euros por IRPF, un importe que a partir de la entrada en vigor de los PGE 2018 se ahorrará. Es decir, parte de esos beneficios los obtendrá en la segunda parte del año y lo hará gracias a que su empresa dejará de retener el porcentaje correspondiente de salario.

No obstante, el trabajador beneficiado deberá presentar la declaración de la renta anual para obtener la devolución del importe retenido durante la primera parte del año, una cantidad que en la nueva normativa no le corresponde abonar.
En este sentido, merece la pena subrayar que un contribuyente que cobra menos de 22.000 euros al año no tiene la obligación de presentar la declaración anual de la renta. Sin embargo, quienes cobran entre 12.000 y 14.000 años deben tener presente que si no hacen la declaración perderán parte del ahorro, la correspondiente a la primera parte del año fiscal.

Las personas que perciben salarios encuadrados en el tramo mencionado no son las únicas que se beneficiarán de la rebaja prevista por el Gobierno, o al menos esa es la intención. Quienes tienen rentas inferiores a 18.000 euros en teoría gozarán también de una reducción del IRPF. La idea es que un total de 3,5 millones de contribuyentes accedan a un ahorro medio de 440 euros al año mediante un incremento de la reducción de rendimiento del trabajo, la cual permitirá bajar la base imponible de los contribuyentes.

Cabe señalar además que la rebaja fiscal beneficiará a trabajadores pero también a pensionistas, pues las prestaciones de jubilación tienen la consideración de renta del trabajo.

Paralelamente, los Presupuestos Generales del Estado 2018 contemplan incentivos para los grupos familiares. Se hará a través de un cheque guardería dirigido a madres trabajadoras con niños de cero a tres años matriculados en escuelas infantiles. Esta medida se hará extensible a todos los contribuyentes con independencia de su renta.

También habrá un cheque familiar para contribuyentes que tienen un cónyuge con discapacidad a su cargo, que podrán cobrar una ayuda de 1.200 euros al año. Por último, los PGE añaden una ayuda de 600 euros para cada hijo adicional en los hogares que son considerados familia numerosa. Estos hogares podrán cobrar la ayuda por anticipado.

En total, según las estimaciones, las medidas señaladas beneficiarían  a 4,1 millones de contribuyentes.

Te recomendamos

SKU

Inventario

¿Qué es el SKU y para qué sirve?

¿Cuánto se cobra estando de baja?

RRHH

Tipos de baja laboral y cómo gestionarlas

Ciclo de vida de un producto

Inventario

¿Qué es el ciclo de vida de un producto?