Consejos

Tres errores frecuentes que cometemos en la declaración de la renta

23 abril, 2018

autor

Tres errores frecuentes que cometemos en la declaración de la renta

En la declaración de la renta de este año, el contribuyente deberá estar atento a los errores más comunes a la hora de rellenar el documento, pues es la mejor manera de evitar un disgusto al cabo de unos meses. Rellenar bien o mal la declaración se traduce en ganar con ella o tener que pagar una suma que quizás no estemos en disposición de perder.

De entrada, lo básico para hacer bien la declaración de la renta 2017 (aunque el año en ejercicio sea 2018) es no fallar en el detallado de datos generales; es una obviedad, quizás parezca una nimiedad, pero termina resultando clave en las deducciones. Es decir, deberemos prestar atención al estado civil, las defunciones, los nacimientos y las situaciones de minusvalía.

Revisar las propiedades.

Además de los datos personales, también podemos caer en incorrecciones a la hora de proporcionar información sobre el domicilio de residencia o viviendas. Es importante determinar, por ejemplo, expresar que el porcentaje de propiedad en la vivienda está bien expresado (tal y como aparece en las escrituras de la propiedad).

Declaración conjunta o separada.

En el caso de los matrimonios, se ha de estudiar qué opción es mejor, si presentar la declaración de manera individual o hacerlo de forma conjunta. Esta opción solo es válida para matrimonios, las parejas de hecho no son consideradas por Hacienda una unidad familiar.

En el caso de poder hacerla de este modo, no sólo hay que tener en cuenta los ingresos de cada miembro –aunque es lo más importante–, sino que conviene pararse también en el número de hijos, las deducciones aplicables y si se pueden compensar pérdidas patrimoniales en años pasados.

Errores declaración renta

No obstante, la principal variable que determina cuándo es mejor hacerla o no conjunta es la de los ingresos. Cada contribuyente cuenta con un mínimo personal de IRPF de 5.550 euros, que supone un descuento sobre la base imponible. En el caso de la declaración conjunta se le suma otra reducción de 3.400 euros. Es decir, la unidad familiar no tributaría por 8.950 euros en la declaración, inferior a los 11.100 euros con los que contaría cada miembro por separado.

Revisar las deducciones por autonomías.

El resto de deducciones ya las hemos desglosado en el artículo ‘Declaración de la Renta 2017, ¿cómo pagar menos?’. Sin embargo, muchas veces se pasan por alto las deducciones propias de cada comunidad autónoma, especialmente en casos en los que hay de por medio una discapacidad.

En este sentido, conviene tener presente el listado elaborado por la Agencia Tributaria con la especificidad de cada región, puesto que las deducciones varían de unas a otras, siendo Andalucía, Castilla La Mancha y la Comunidad Valenciana las que más variables contemplan. Revisa aquí el listado.