Proyectos

Aplicaciones on premise vs cloud: ¿cuál es la mejor opción?

Aplicaciones on premise vs cloud: ¿cuál es la mejor opción?

On premise vs cloud. Te ayudamos a definir el vencedor en esta batalla ineludible si vas a implementar aplicaciones o software en tu empresa.

Si estás pensando en implementar ciertas aplicaciones en tu empresa, lo más normal será que te estés haciendo la gran pregunta: ¿en local o en la nube? Porque lo cierto es que la diferencia entre ambos servicios son bastante grandes y podrían significar un cambio cualitativo en tu negocio. Vamos a intentar explicarte las diferencias para que acabes de decidirte.

Porque, al fin y al cabo, este es un momento por el que vas a pasar sí o sí, ya sea a la hora de plantearte la implementación de ciertas aplicaciones en concreto o de todo un sistema ERP en la nube o en local. Esta disyuntiva es aplicable en ambos paradigmas.

Esa es la gran batalla: on premise vs cloud. Y es un batalla en la que el ganador dependerá de las necesidades de tu negocio… Así que metámonos de lleno en ambos sistemas antes de abordar una comparativa que resulte lo más esclarecedora posible.

Todo sobre el cloud

Las aplicaciones en la nube son aquellas que permitirán al usuario almacenar y acceder a sus datos a través de cualquier conexión de internet al uso. Al usar estas aplicaciones, podrás acceder y actualizar tus datos siempre que estés conectado a internet, independientemente del dispositivo o la red desde la que te conectes.

¿Qué significa esto? Que no será necesario tener las aplicaciones instaladas en el disco duro de tu ordenador o un servidor localizado en el edificio de tu negocio. Estas dos opciones, de hecho, serían las que distinguirían al gran competidor del cloud: el local (que vamos a ver a continuación).

On premise: ¿qué es?

Seguimos con la gran batalla: on premise vs cloud. Y es el momento de conocer al segundo contrincante: el local. ¿Qué es el software on premise? es el que está instalado en los servidores o dispositivos locales (es decir: los ordenadores) de una empresa.

Esta tipología de servicio implica, por lo tanto, que el usuario tenga un acceso físico a la información y un control directo a la configuración, uso y seguridad de sus datos. ¿Significa esto que no podrás acceder a toda esta información si no estás en el edificio de la empresa? Podrás, pero tendrás que recurrir a un acceso remoto. Lo que aumenta la seguridad del sistema, pero también implica un mayor esfuerzo.

Comparativa: on premise vs cloud

¿Sigues sin tener claro quien gana tu batalla particular entre la nube y el local? Comparemos cuatro aspectos de ambos sistemas…

  • Precio. Un software on premise implicará un menor coste inicial, pero hay que tener en cuenta que llevará costes adicionales de IT y hardware y que, además, a la larga no podrás hacer una previsión de gastos en el caso de que surjan complicaciones. El caso de la nube, sin embargo, sí que te permite hacer previsiones a largo plazo (porque suele implicar un pago por suscripción que cubre las complicaciones), aunque también es cierto que, precisamente debido a su pago continuo, puede acabar saliendo más caro que la opción local.
  • Seguridad. Ya lo hemos insinuado un poco más arriba: obviamente, la seguridad que ofrecen las aplicaciones locales está mucho más blindada que la de cualquier software en la nube. ¿O no? A la hora de enfrentar on premise vs cloud, todo depende de las manos en las que dejemos esa seguridad: si los profesionales que llevan este tema dentro de nuestra empresa no son de fiar, a lo mejor resulta que proporcionarán menos seguridad que un buen proveedor de software en la nube, ya que estos últimos suelen trabajar duro este aspecto.
  • Personalización. Ambos sistemas son altamente personalizables. La diferencia está en que, en el caso de un software on premise, lo más seguro es que tengas que recurrir a profesionales que trabajen directamente en el caso concreto de tu empresa, mientras que las aplicaciones en la nube suelen contar con solventes servicios técnicos que te ayudarán a personalizar el software para adaptarlo a tus necesidades particulares.
  • Implementación. Aquí es donde la batalla on premise vs cloud se pone calentita. Por un lado, la implementación de un software local será lenta y costosa, ya que este tipo de instalaciones se hacen a medida de la empresa y este tipo de procesos llevan su tiempo. La implementación de las aplicaciones en la nube, sin embargo, suelen ser mucho más rápidas, pero también es cierto que esta celeridad responde a una menor personalización de partida (que podrás ir mejorando con el tiempo, claro).

Como hemos dicho al principio de todo, no hay un vencedor claro en esta pelea. Ni mucho menos. Pero esperamos que la comparativa te haya servido para definir qué tipo de servicio se adecúa más a la naturaleza de tu negocio.