Proyectos

¿Qué es y en qué consiste la metodología AGILE?

¿Qué es y en qué consiste la metodología AGILE?

Te lo explicamos todo sobre la metodología AGILE, un método cada vez más extendido gracias a que asegura un trabajo realmente ágil.

Si es que su nombre ya lo dice todo: ágil. Si un método se llama AGILE, pues será precisamente porque su naturaleza es puramente ágil, ¿no te parece? Pero, más allá de esta definición de primero de EGB, resulta que nos encontramos ante una de las metodologías más usada en los últimos años. Una metodología de la que te lo vamos a explicar todo a continuación.

Porque ya sabes que llevar una aventura hacia el éxito depende de muchos factores. Tienes que tener una visión de conjunto perfecta. Tienes que buscar el mejor sistema ERP para tu pyme. Tienes que contar con el mejor equipo… Y tienes que decidir qué metodología sea la que articule el trabajo de los miembros de ese equipo.

A ese respecto, ya veras que la metodología AGILE es tan versatil que puede aplicarse en un buena variedad de empresas de diferente tipo. ¿Te animas a aplicarlo en la tuya?

¿Qué es el método AGILE?

Desde el año 2001, AGILE es una metodología de trabajo que se ha ido imponiendo poco a poco gracias a su capacidad para empoderar a los equipos a la hora de diseñar y crear un producto idóneo. Ha de tenerse en cuenta, eso sí, que nació como un método para crear herramientas de software, por mucho que posteriormente se haya podido aplicar a muchos otros ámbitos.

Es un método que permite respuestas rápidas a las valoraciones que se realizan del propio proyecto, y eso es precisamente lo que define su naturaleza: su carácter ágil. Un carácter, por cierto, que tiene su fundación en un manifesto de cuatro puntos primordiales…

  1. Las personas y las interacciones son la prioridad siempre, incluso por encima de los procesos y las herramientas.
  2. Que el producto funcione perfectamente es más importante que una documentación extensa al respecto.
  3. Colaborar con el cliente siempre será preferible a establecer una negociación contractual.
  4. El proceso de trabajo siempre debe responder ante el cambio, y nunca envararse en un plan estricto.

12 principios del método AGILE

Lo interesante de este método, sin embargo, es que no se queda en los cuatro puntos de su manifiesto, sino que los extiende hacia 12 principios que amplían la efectividad de la metodología AGILE.

  1. Satisfacer al cliente entregándole un producto con valor es la prioridad máxima.
  2. Los requisitos pueden (y casi que deben) cambiar, independientemente si nos encontramos al principio o al final del proyecto, ya que esos cambios siempre enriquecerán el producto final.
  3. La idea es entregar un producto funcional en un período corto de tiempo.
  4. Desarrolladores y responsables del negocio deben trabajar hombro con hombro.
  5. La comunicación entre los miembros del equipo ha de ser, preferiblemente, cara a cara.
  6. Apreciación, confianza y empoderamiento deben ser las tres coordinadas básicas del ambiente de un equipo que siga la metodología AGILE.
  7. Que el producto sea funcional será el indicativo del progreso del proyecto.
  8. Un desarrollo sostenible siempre será deseable.
  9. Es necesario perseguir la excelencia técnica y la calidad del diseño para mejorar así la agilidad del proyecto.
  10. Simplicidad, tu mejor amiga.
  11. Hay que permitir que los equipos se auto-gestionen para que produzcan mejores productos.
  12. Revisar el proyecto y permitir que este se adapte a los cambios conducirá a un clima en el que el equipo reflexionará sobre el producto.

¿Cuáles son sus beneficios?

¿Te parece que regir un proyecto a través de un decálogo de mandamientos como los que constan más arriba es algo demasiado abstracto? Eso es porque todavía no has puesto en marcha la metodología AGILE… Porque una cosa está clara: este es un método de efectividad probada que, además, asegura un aumento real de la productividad.

Los beneficios no podrían ser más nombrosos, empezando por la certeza de que esta metodología mejora la motivación e implicación del equipo. ¿O no has advertido que muchos de sus principios están enfocados precisamente a lubricar el ánimo interno del equipo? No solo eso: usando estos principios como faro guía, puedes estar seguro de que te aseguras una mayor velocidad y eficacia y, sobre todo, una mejor calidad del producto final resultante.

¿No te parece suficiente para darle una oportunidad? Porque ya hemos dicho más arriba que AGILE es un método de trabajo originalmente enfocado al software, pero seguro que puede ayudarte sea cual sea la naturaleza de tu producto.