Proyectos

Logística inversa: definición y ejemplos prácticos

Logística inversa: definición y ejemplos prácticos

En un mundo especialmente preocupado por la sostenibilidad, la logística inversa se está convirtiendo en algo imprescindible… Te explicamos por qué.

La reducción al máximo de lo usado a la hora de fabricar un producto es una de las grandes obsesiones del mundo actual. Y lo es tanto a nivel empresarial como ecológico y social. Por eso mismo, últimamente se está prestando especial atención a la logística de toda la vida pero en su variante inversa. Te lo explicamos en este artículo.

Eso sí, antes de entrar en materia, es necesario recordar que, como en cualquier otro aspecto relacionado con la logística, lo mejor es tener todos los procesos de tu empresa bien controlados. Y que, para conseguir tal cosa, nada más óptimo que un buen sistema ERP.

Una vez con esto bien interiorizado, ya va siendo hora de abordar lo que nos interesa: ¿qué es exactamente la logística inversa?

¿Qué es la logística inversa?

Con este nombre nos referimos a todo un grupo de procedimientos y acciones que se realizan a la hora de transportar las materias y/o productos desde el consumidor hasta el fabricante. Dicho de otra forma: también conocida como logística reversa, contempla todos los procesos dentro de la cadena de suministro que se dedica a coger ciertos materiales desde el consumidor y trasladarlos hacia el fabricante.

Estamos hablando de la coyuntura imprescindible para hacer funcionar servicios como las devoluciones, los envíos destinados al reciclaje o destrucción, el retorno de mercancías y similares. Es un tipo de logística similar a la clásica, pero también implica todo un conjunto de peculiaridades que hay que considerar aparte.

Tipos de logística inversa

¿Debe tratarse entonces todo este tipo de logística como un todo homogéneo? Ya hemos visto que existen diferentes variantes y que, por lo tanto, ha sido necesario diferenciar entre dos tipos fundamentales de logística inversa:

  1. Logística de devoluciones, que se ha convertido precisamente en uno de los puntos más importantes (y a la vez más problemáticos) del comercio electrónico.
  2. Logística de residuos. Ya sea para aprovecharlos convenientemente o para evitar un daño medioambiental, recuperar los residuos es una de las principales prioridades de la industria contemporánea.

Beneficios de la logística reversa

Para empezar, y por mucho que habrá quien piense que este tipo de logística debe ser negativa porque supone mayores costes, resulta que su principal beneficio es puramente económico. Si el proceso es eficaz, se reducen costes y tiempos. Es cuando el proceso no es eficaz que estos cotes se disparan.

Pero es que, además, la logística inversa implica una gran cantidad de beneficios en cuanto a sostenibilidad. Y esto sí que no admite duda alguna. Gestionar los deshechos de la forma más correcta y óptima posible solo puede significar un beneficio maravilloso para el medio ambiente.

Logística inversa: ejemplos prácticos

La teoría te parece interesante, pero ¿no acabas de claro cómo se aplica todo esto de forma práctica? Piensa, por ejemplo, que prácticas novedosas como los outlets son un buen ejemplo de logística inversa que evita acumulación en el almacén y ofrece una segunda vida a ciertos productos que en el pasado directamente podían llegarse a destruir.

La restauración de sistemas informáticos dentro de un negocio también es interesante, ya que implica una actualización en vez de un cambio por completo. Y lo mismo puede decirse de la remanufactura con la que un objeto manufacturado se vuelve a manufacturar para darle un nuevo uso.

Y si lo que necesitas son casos de éxito real en cuanto a logística inversa, ahí tienes por ejemplo a IKEA y su programa de devolución de plásticos, muebles, bombillas, fluorescentes e incluso textiles que vuelven a ser vendidos en la tienda o que se reciclan. O Apple, que ofrece descuento a los compradores que quieran adquirir un nuevo teléfono y que, a cambio, entreguen un terminal antiguo que tendrá una nueva vida en los centros de formación o que se reciclará por partes.

Con todo lo explicado en este artículo, ¿no te parece que la logística inversa es una práctica mucho más que deseable y necesaria?