Facturación

Libra. ¿Puede Facebook acercar las criptomonedas al público mainstream?

Libra. ¿Puede Facebook acercar las criptomonedas al público mainstream?

Facebook acaba de anunciar que a partir de 2020 tendrá su propia criptomoneda: la Libra… Y aquí te explicamos todo lo que necesitas saber al respecto.

Si hay una empresa que está particularmente empañada en trazar un verdadero plan de dominación (digital) mundial, esa es Facebook. Bueno, y también Google. Pero la que nos ocupa aquí y ahora es Facebook porque, en esta ocasión, ha sido la primera en llevarse el gato al agua. Específicamente, un codiciado gato llamado Libra y que no es otra cosa que una criptomoneda.

En verdad, si nos lo paramos a pensar, era cuestión de tiempo. Con criptomonedas como Bitcoin (que vendría a ser el estándar, y eso nadie lo puede negar), Tether o Ethereum cada vez más arraigadas entre la población, ¿cómo no iba a querer Facebook aprovecharse de este fenómeno?

Pero, ojo, porque muchos ya ven aquí otra forma de obtener información (en este caso, económica) de sus usuarios. Y esto podría ser un peligro… Aunque, un segundo, no empecemos por lo negativo y concedámosle a Libra el beneficio de la duda. Por lo menos hasta que os hayamos explicado todo sobre la criptomoneda de Facebook.

 

Libra y Calibra

Libra es una moneda de código abierto basada en tecnología Blockchain y que ya tiene incluso su simbolito correspondiente. Porque si el euro es € y el dólar es $, Libra va a ser ≋ (por mucho que seas incapaz de encontrar ese símbolo en tu teclado a día de hoy).

Esta es una criptomoneda que ha sido creada por un grupo de ingenieros entre los que se encuentran miembros de Facebook. Pero, cuidado, que por mucho que estemos diciendo que Libra es “la criptomoneda de Facebok”, resulta que no es así, sino que es una creación de la Asociación Libra: una organización independiente sin ánimo de lucro con sede en Suiza y con 28 miembros fundadores entre los que se encuentran compañías tan solventes como Mastercard, Visa, PayPal, eBay, Lyft, Uber, Spotify y especialistas en Blockchain como Anchorage o Coinbase.

La Asociación Libra será la encargada de cualquier tipo de decisión sobre Libra, aunque se da por supuesto que Facebook mantendrá una especie de estatus de líder durante el año 2019 con tal de darle un primer impulso a la criptomoneda. Una vez sea un valor estable, Facebook asegura que tendrá la misma participación que el resto de miembros de la asociación.

Aunque aquí llega la complicación: Calibra, que es la cartera de Facebook que funcionará con Libra como moneda digital básica. Dicho de otra forma: Calibra será la plataforma de pagos de Facebook, y será allá donde el usuario podrá almacenar, enviar y pagar con Libras. Y esto, de entrada, ya le otorga a Libra un poder que ninguna otra criptomoneda tiene. Ni Bitcoin.

 

¿Cómo funcionará Libra?

Con Calibra todavía en desarrollo, no será hasta el año 2020 cuando veamos todo este tinglado en funcionamiento. De momento, cualquiera puede registrarse ya en Calibra, que se ha confirmado que será una aplicación que podrá descargarse tanto en Google Play como en la App Store (y que podrá usarse de forma directa en las apps nativas de Facebook como WhatsApp o Messenger).

Calibra será, de entrada, el método para que los usuarios hagan pagos a través de Libras. Pero a la larga está previsto que se pueda pagar usando esta criptomoneda en tiendas… Aquí será cuando todo el mundo se pregunte: ¿y qué cuesta entonces usar la Libra?

A partir del año 2020, la Asociación Libra irá implementando este sistema en países de forma paulatina (vamos, que no estará disponible internacionalmente de forma inmediata, sino que seguirá un plan de implementación ordenada). Y entonces será el momento de que se empiecen a realizar conversiones de moneda local a criptomoneda, un cambio que implicará un conjunto de comisiones que Facebook ya ha confirmado que serán bajas y transparentes.

 

Privacidad y seguridad

¿Te sorprende que Facebook haya tenido que aclarar la transparencia de su criptomoneda? Pues no debería sorprenderte, porque por todos es conocida la tensa relación entre la red social (y sus múltiples tentáculos) y la privacidad de los usuarios.

De entrada, ya ha quedado confirmado que para acceder a Calibra será obligatorio presentar un documento de identificación oficial con tal de evitar fraudes. Además, sin dar muchos más detalles, Facebook ya ha asegurado que todas las transacciones de Calibra serán privadas y que nunca ser revelarán de forma pública, tampoco a terceros.

Habrá excepciones, claro. Y aquí es donde se complica la cosa, ya que Facebook ha explicado que esas excepciones incluye prevención de fraudes y delitos, cumplimiento de la ley, proveedores de servicios y procesamiento de pagos y datos globales… ¿A que ahora, ante unos conceptos tan difusos y abstractos, ya no te has quedado tan tranquilo?

Sea como sea, está claro que estos claroscuros en el tema de la privacidad serán un bache menor al considerar las comodidades que ofrecerá Libra (y también Calibra) a un público mainstream que, más que probablemente, por fin entenderá de qué va esto de la criptomoneda. ¿O ya está demasiado vulnerada la relación de confianza con Facebook?