RRHH

Guía de inteligencia emocional en la empresa

|

No podemos hablar de inteligencia emocional sin mencionar a Daniel Goleman, psicólogo y periodista norteamericano, que dio lugar al término ‘inteligencia emocional’. Goleman definía  la inteligencia emocional como “la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones”.

¿Qué es la inteligencia emocional en la empresa?

La escuela de negocios y formación  EAE Business school recoge que, para Goleman, la inteligencia emocional tiene dos vertientes: la interpersonal y la intrapersonal. 

  1. La inteligencia emocional interpersonal o lo que es lo mismo, la habilidad para comprender y manejar de forma eficaz las emociones ajenas que se divide en:
    1. Empatía 
    2. Habilidades sociales.
  2. La inteligencia emocional intrapersonal, es la habilidad para comunicarse de manera eficaz con uno mismo y para manejar de manera óptima las emociones propias. Esta parte de la inteligencia emocional está compuesta por: 
    1. Autoconciencia emocional
    2. Autorregulación 
    3. Automotivación. 

Estas habilidades cada vez son más requeridas y valoradas en el mundo empresarial y en el sector de los Recursos Humanos. Tanto es así que, numerosos estudios, entre los que se encuentra ‘Inteligencia emocional para el crecimiento de las organizaciones’, de Harvad Deusto, han demostrado que una de las competencias fundamentales a la hora de conseguir el éxito profesional es la inteligencia emocional. Ya lo decía Goleman en su libro: “En el mejor de los casos, el CI (cociente intelectual) parece aportar tan sólo un 20% de los factores determinantes del éxito”.

Es por ello que, en un mercado cada vez más globalizado y competitivo, las empresas buscan a personas que no estén sólo bien preparadas técnicamente para el desarrollo del trabajo diario, sino que, además, precisan que estas personas sean capaces de utilizar sus habilidades emocionales para desarrollar su labor profesional.

El psicólogo y director de En Equilibrio Mental, Jesús Matos Larrinaga, destaca, en declaraciones a Holded, que “la gestión de emociones es un proceso central que influye en todas las áreas de la vida”. “Las emociones son un mecanismo que nos ayuda a adaptarnos al medio para estar adaptados. El área laboral no es una excepción”, relata.

“Si comprendemos mejor nuestros estados internos –uno de los factores clave en la inteligencia emocional–, estaremos en mejores condiciones para poner en marcha el mecanismo. Además, las personas que son más inteligentes emocionalmente comprenden mejor las emociones de los demás, lo que hace que puedan empatizar a un nivel más profundo, y ello les permite comprender cómo se sienten las otras personas, lo que facilita las relaciones laborales”, añade.

¡Mejora tu productividad y logra impulsar tus resultados!

Prueba Holded completamente gratis y sin límites durante 14 días.

Descúbrelo

Dimensiones básicas de la inteligencia emocional

Cinco dimensiones básicas son las que recoge Goleman en su libro ‘Inteligencia emocional’ como necesarias para desarrollar la inteligencia emocional en la empresa: 

  1. Autoconciencia: es necesario tener un gran nivel de autoconocimiento para conocer las fortalezas, las debilidades y las necesidades, para ser honestos con uno mismo y con los demás. Las personas con una gran autoconciencia son capaces de huir de los extremos, sin caer en un exceso de optimismo ni pesimismo.
  2. Autorregulación: El hecho de saber manejar los sentimientos con la finalidad de controlarlos y que no se expresen de manera inapropiada es mediante la base de la autoconciencia emocional. Esta parte de la inteligencia emocional intrapersonal como es controlar los momentos de ira o irritabilidad es indispensable para las relaciones interpersonales.
  3. Motivación: la motivación es sinónimo de pasión, búsqueda de desafíos, ganas de superación y satisfacción por el trabajo bien hecho. Las personas motivadas son conscientes de la importancia de que todos los miembros del equipo consiguen alcanzar sus expectativas.
  4. Empatía: La empatía se basa en el conocimiento de las emociones en las otras personas. Estas emociones ajenas se pueden detectar por interpretación de señales que las personas expresan de forma inconsciente y, por tanto, las personas capaces de detectarlas establecen relaciones más estrechas con las personas con las que se relacionan. Los que experimentan la empatía son los que tienen mayores habilidades y competencias de la inteligencia emocional en la empresa.
  5. Habilidades sociales: La habilidad social es sinónimo de buena relación con los demás, lo que en muchos casos es imprescindible para una buena práctica laboral, ya que estas habilidades son los cimientos del liderazgo, popularidad y eficiencia interpersonal. Por tanto, hablamos de una habilidad que ayuda a interactuar con otras personas de manera efectiva y suave.

Además, como indica la red Anáhuac –formada por más de diez universidades y que mantienen una estrecha vinculación con con las principales empresas y con los líderes empresariales más destacados de México– todas estas características están estrechamente ligadas con el liderazgo. 

“Si bien es cierto que la inteligencia emocional es una habilidad natural para algunas personas, existen estrategias que todo mundo puede seguir para lograr mejorar la inteligencia emocional y así lograr un mayor liderazgo emocional”, sostienen sus expertos.

Para Anáhuac, ”las competencias emocionales determinan cómo un empleado se relaciona con sus colegas y son un factor fundamental a la hora de trabajar en equipo”. “La inteligencia emocional en la empresa también juega un papel básico para procesar la frustración y el estrés, ya que un buen manejo de emociones y sentimientos negativos representa una ventaja en el desempeño laboral”, añaden 

Y concluyen: “Sin importar el rol de una persona dentro de la empresa, su fortaleza emocional será de gran ayuda para cumplir sus tareas básicas, pero aún más importante, para destacar; pues inteligencia emocional y liderazgo son dos aspectos que van de la mano”.

qué es la inteligencia emocional en la empresa

¿Cómo trabajan las empresas la inteligencia emocional de sus empleados?

El profesor en Dirección y Gestión de Persona de la Universidad Abierta de Cataluña –UOC–, experto en Inteligencia Emocional en las organizaciones, coach de Nuevos Directivos y autor del libro ’Trabaja en Modo Actitud y Cambia tu mente cambia tu vida Ed Mestas’, Manel Fernández Jaria, explica, en entrevista a Holded, cómo trabaja la inteligencia emocional en las empresas:

“Para trabajar la inteligencia emocional en las organizaciones y transformar la cultura de empresa existen diferentes modelos y todos son tremendamente útiles. En las empresas con las que colaboro, siempre les propongo trabajar en dos fases:

Fase de inspiración

Son sesiones motivacionales especialmente diseñadas para promover la reflexión e incidir en el empoderamiento personal y profesional de los participantes. Se trata de un trabajo intensivo sobre temática específica de desarrollo personal que tiene por objetivo inspirar al cambio presentando un nuevo camino para salir sin miedo de la zona de confort y despertar el interés por la mejora personal y la orientación a resultados corporativos.

Fase de training

La práctica de la inteligencia emocional con dominio dirigido es un entrenamiento mental acompañado para ver el desarrollo progresivo de las diferentes competencias.  La ruta para este trabajo se apoya en seis campos base:

  • Descubrir la utilidad de la inteligencia emocional y las cinco competencias prácticas, para entender el mapa de transformación.
  • Reconocer las emociones, pensamientos y conductas predominantes, para saber qué ocurre por dentro en cada momento.
  • Regular, dirigir y aprender el manejo de tus emociones, para disponer de mayor libertad a la hora de actuar.
  • Enriquecer cada día con propósito, principios y virtudes, para crear la automotivación necesaria.
  • Desarrollar la empatía, para entender mejor a los demás.
  • Conectar los equipos con amabilidad exponencial y habilidades sociales, para crear comunidad e identidad.

Las emociones son contagiosas y una sola persona puede influir mucho en el entorno. Un programa eficaz de intervención siempre debería empezar por los equipos directivos y mánagers para, luego, seguir desescalando hasta llegar a toda la empresa”.

tipos de inteligencia emocional en la empresa

¿Realmente las empresas valoran la inteligencia emocional de sus trabajadores? 

Manel Fernandez Jaria responde: “No siempre en la selección de personas y en la promoción profesional la inteligencia emocional es relevante. No hacerlo claramente es un grave error del que, con el tiempo, las empresas llegan a ser conscientes”.

Daniel Goleman recoge en su libro que la inteligencia emocional es el factor de éxito más importante en cualquier carrera, más que el cociente intelectual o la pericia técnica. Y cuanto más elevada es la posición de alguien en una organización, más importante es la inteligencia emocional, ya que ésta es responsable de entre el 85 y el 90% del éxito de los líderes de las organizaciones.

En este sentido, Manel Fenández Jaria añade que “si las personas de la organización tienen mayor inteligencia emocional, desde su posición mejoran las relaciones, los equipos se cohesionan, el clima de trabajo se hace favorable y la productividad mejora de forma considerable”.

Jesús Matos Larrinaga, por su parte, señala que “las emociones están relacionadas con el rendimiento”. En este sentido explica que, por ejemplo, a nivel de ansiedad, la Ley de Yerkes Dodson nos dice que necesitamos un estado de activación concreto –depende de la tarea– para un rendimiento óptimo, ni muy poco activados ni demasiado activados, dependiendo de la dificultad y el grado de automatización de la tarea. 

Por lo que concluye, “si sabemos cómo gestionarnos emocionalmente, estaremos en mejores condiciones a la hora de mejorar nuestro rendimiento; y además, la alta inteligencia emocional actúa como factor de protección a la hora de caer en el burnout; es decir, es más difícil que una persona que sabe reconocer, identificar, entender y modificar sus respuestas emocionales acabe quemada en el trabajo”.

¡Mejora tu productividad y logra impulsar tus resultados!

Prueba Holded completamente gratis y sin límites durante 14 días.

Descúbrelo
Rosana Ribera de Gracia
Más del autor

Te recomendamos

Aprende a calcular el sueldo bruto o neto

RRHH

Aprende a calcular el sueldo bruto o neto + Ejemplos prácticos

Naming

Emprender

Naming: ¿qué nombre le pongo a mi proyecto?

empresa juegos para niños

Magazine

Esta empresa propone una ‘Navidad sin pantallas’ para niños