Contabilidad

¿Puedo pedir un aplazamiento de mi deuda en la Seguridad Social?

¿Puedo pedir un aplazamiento de mi deuda en la Seguridad Social?

El aplazamiento de una deuda en la Seguridad Social es un caso al que se puede enfrentar cualquiera… Y en este artículo te explicamos cómo hacerlo.

Una deuda con la Seguridad Social es algo que se te puede ir de las manos porque múltiples son los factores que pueden influir en ello y que no dependen de ti. Pero no te preocupes: hay ciertos casos en los que puedes solicitar un aplazamiento de esta deuda… Y en este artículo queremos explicarte todo lo necesario para que realices este trámite sin problema alguno.

Porque este tipo de aplazamiento es algo que te interesa ya sea en el eventual de que lleves tú mismo tu propia facturación o te encargues contabilidad online de una empresa al completo. Es un trámite al que puede que tengas que recurrir tarde o temprano (si no lo has hecho ya), así que nunca está de más estar lo más informado posible.

Al fin y al cabo, tampoco es algo tan complejo… Pero tiene su intríngulis. Veámoslo en detenimiento.

Cómo pagar deuda Seguridad Social a plazos

Para empezar, es necesario puntualizar que casi todas las deudas en la Seguridad Social son aplazables: cotizaciones mensuales, recargos, IVAs trimestrales… Existiendo dos grandes excepciones: las cuotas de cobertura a los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales por un lado y, por el otro, la «cuota obrera» (el porcentaje que el empresario ha de pagar por cada trabajador por cuenta ajena que emplee).

Dejando de lado estos dos casos excepcionales, cómo pagar esta deuda a plazos es un proceso que siempre empieza en la Administración de la Seguridad Social (es decir: en sus oficinas) o en la Dirección Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social. Aunque también puede recurrirse a la vía telemática, que siempre será más rápida.

¿Y cuánto tiempo podrás aplazar tu deuda? Un máximo de cinco años, aunque siempre se te ofrecerán todo un conjunto de variables de tiempo, cuantía económica y frecuencia de pago fraccionado. Esto teniendo en cuenta, además, que podrás optar por liquidar anticipadamente cualquier aplazamiento que hayas cursado y, de esta forma quitártelo de encima cuanto antes mejor.

El truco de todo esto está, obviamente, en los intereses. Porque la Seguridad Social no te iba a hacer un aplazamiento así por la cara sin llevarse algo a cambio, así que los intereses que te aplique serán los correspondientes al marco legal de cada momento.

Solicitud de aplazamiento de deudas en las Seguridad Social

Vale, todo esto ha quedado bastante claro, pero ¿cuál es exactamente el proceso de solicitud de aplazamiento de deudas en la Seguridad Social? Pues es un proceso que empezará siempre con el solicitante recopilando toda la documentación necesaria para el trámite.

Esta documentación está firmemente estipulada y tiene su corazón en el inevitable modelo de solicitud previsto para el aplazamiento. Ahora bien, ese corazón se hace acompañar de mucho más papeleo entre el que se encuentra el documento de reconocimiento de la deuda, la liquidación de la deuda inaplazable (a pagar antes de que se falle a favor de los plazos solicitados) y la liquidación de la deuda que se solicita aplazar.

A partir de aquí, será necesario elegir entre los dos métodos de solicitud:

  1. Presencial. Si quieres evitar que todo el proceso se quede atascado por culpa de algún documento, lo mejor es acudir a cualquiera de los lugares mencionados más arriba para tramitar tú mismo la solicitud. En el caso de que hayas recibido la providencia de apremio por parte de la Administración, entonces deberás personificarte en la Unidad de Recaudación Ejecutiva pertinente.
  2. Online. ¿Dispones de certificado digital y no te asustan los procesos virtuales? Entonces puedes gestionar todos los trámites de tu aplazamiento de deuda a través de la Sede Electrónica de la Seguridad Social. Rellena el formulario correspondiente, adjunta toda la documentación… Y no debería haber más problema.

Así que ya lo sabes: que no te asuste una deuda en la Seguridad Social, porque siempre puedes optar por aplazarla siguiendo las indicaciones que te hemos ofrecido en este artículo.