Consejos Finanzas

¿Por qué es peligroso que tu empresa crezca demasiado rápido?

¿Por qué es peligroso que tu empresa crezca demasiado rápido?

¿Un crecimiento rápido es sinónimo de éxito empresarial? No siempre. Hay veces que implica peligros como los que abordamos en este artículo.

Son tiempos de velocidad pura y dura. Absolutamente todas las áreas de la vida del ser humano deben estar optimizadas al máximo para funcionar de la forma más rápida posible: acabar cuanto más trabajo en menos tiempo posible, exprimir el tiempo de diversión, correr de un lado a otro, mirar mil páginas de internet en dos minutos… Y, claro, también asociar el rápido crecimiento de una empresa a su éxito. Pero puede que las cosas no sean lo que parecen.

Y es que un crecimiento rápido no siempre es necesariamente bueno, sino que suele implicar todo un conjunto de problemáticas que, si no se gestionan de forma adecuada, pueden acabar repercutiendo de forma negativa en una empresa. ¿Cuáles son esos peligros? ¿Y sus posibles soluciones?

 

¿Cuáles son los peligros?

A grandes rasgos, podrían hablarse de cuatro grandes peligros que suelen ir parejos al crecimiento rápido de una empresa o startup…

  1. Pérdida de contacto con los clientes. Una estructura pequeña de negocio suele implicar un mayor mimo con los clientes. Al fin y al cabo, cuando los clientes son pocos, la prioridad absoluta es tenerlos a todos contentos y mantener unas vías de comunicación constantemente abiertas a través de las que satisfacer sus necesidades. Un crecimiento rápido puede significar que, con un equipo reducido o un nuevo equipo que todavía no controla la situación, se pierda ese trato preferencial con los clientes originales… Y eso es una situación indeseada: ganar nuevos clientes para perder a los antiguos no es algo que se pueda permitir ninguna empresa.
  2. Contrataciones desacertadas. Al principio de todo, cuando una empresa se está gestando, cada nueva contratación es (y debe ser) un fichaje estrella del que se espera que aporte su granito a la aventura conjunta. Pero si, de repente, el crecimiento se acelera, es probable que no haya tanto tiempo para estudiar cada caso, cada currículum, cada adquisición de personal. Y eso puede traducirse en que, probablemente, no se contrate a la gente más adecuada para acompañar el crecimiento de la empresa.
  3. Identificar un mayor número de ventas con un mayor beneficio. Está claro: la lógica dicta que un crecimiento de ventas ha de implicar un beneficio superior. Y así es… en casi todas las ocasiones. Así que resulta del todo pertinente analizar todos los casos posibles, porque de repente pueden aparecer sustos inesperados. Tomemos como ejemplo el hecho de que, para vender unos pocos productos más, el proveedor obligue a adquirir un paquete más grande que puede acabar quedándose atorado en el almacén. O pongamos otro caso en el que, para vender tan solo un poco más, sea necesario hacer una inversión en infraestructura de almacenaje. La clave está en estudiar cada caso en concreto.
  4. Cuentas complejas. Esto es más sencillo de entender: un mayor entramado empresarial implica una complejización ineludible de las cuentas económicas. Al principio, cuando se mantiene una escala abordable, resulta sencillo tener una panorámica económica de un negocio. Pero, en cuanto este empieza a escalarse en un modelo más grande, es fácil perder de vista esta panorámica y, por lo tanto, no advertir problemas incipientes.

 

¿Cuáles son las posibles soluciones?

Los peligros del crecimiento acelerado de una empresa mencionados más arriba pueden asustar… Pero, tranquilo, porque donde hay peligros también hay posibles soluciones. Como las que siguen.

  1. Planificación del crecimiento. El crecimiento es algo que no hay que dejar que ocurra de forma libre, porque esa libertad siempre se traducirá en caos. Toda pequeña empresa debería abordar el crecimiento con un plan trazado de forma clara y sostenible.
  2. Establecimiento de alianzas. ¿Por qué abordar el crecimiento con la infraestructura interna cuando, con la creación de las pertinentes alianzas, desde fuera pueden ofrecerte consejos e inputs para realizarlo de forma mucho más adecuada?
  3. Eliminación de los intermediarios. En un crecimiento acelerado, los intermediarios suelen ser una fuente de problemáticas más que probables… Así que lo mejor es potenciar las alianzas y reducir los intermediarios.