Cómo planificar tu día para una productividad máxima

|

El tiempo es un recurso fundamental y escaso, sobre todo cuando eres el dueño de una pequeña empresa. ¿Te sientes como si siempre tuvieras un millón de cosas por hacer? No eres el único. Sin embargo, cometemos un grave error cuando todo el día nos dedicamos a cuestiones del negocio. Es cierto que estas tareas ocuparán la mayor parte de nuestro tiempo pero también es vital dejar unas horas para otras cosas importantes como las relaciones sociales, aprendizaje propio, interacción con los trabajadores y ocio. Aquí te dejamos una rutina para que consigas una productividad máxima.

Rutina diaria día para una productividad máxima

6:00 – Levántate y haz ejercicio

Muchos estudios sugieren que empezar a trabajar temprano, antes de que hayas desayunado, no solo te ayudará a cumplir tus objetivos de entrenamiento físico. Además, te dará más energía que si utilizaras este tiempo en tratar de dormir un poco más.

6:45 – Trabajo prioritario

Lo primero que debes hacer en tu día de trabajo es encargarte de lo más importante. Aquéllas cuestiones que tienes que atender para que tu negocio se mantenga a flote. Y luego sigue con la lista de tareas pendientes, siempre en orden de prioridad.
Artículo relacionado: 5 consejos para aumentar drásticamente la productividad

12:30 – Aprende algo nuevo

Tómate tu tiempo para aprender algo que te haga crecer como persona o como profesional. Esto puede significar aprender una nueva habilidad, mejorar algo que ya sabes o localizar nuevos proyectos que puedas asumir.

13:30 – Comida networking

Todo negocio necesita personas y tú necesitas una comida equilibrada para mantener tus niveles de energía. Quizás es buena idea sacar el máximo provecho de la hora de la comida. Utilízala para consolidar las relaciones con personas que ya conoces o con aquellos que te gustaría conocer más, ya sean tus empleados o personas ajenas a la empresa.

15:30 – Aumenta tu visibilidad

Quizás tengas empleados que se encargan de las redes sociales de la empresa, pero todo empresario necesita pensar en su imagen, en cómo es percibido por el resto del mundo. Puedes optar por realizar acciones de mentoring, una buena manera de crearte una imagen más allá de la carrera profesional.

15:30 – Da un paseo

Aprovéchate de la luz solar y haz un poco de ejercicio. Así conseguirás aumentar tu nivel de alerta en el trabajo y cargarás las pilas para continuar con el resto del día.

16:00 – Hora libre

Habrá cosas que surjan a lo largo del día que requieran tiempo. Ahora es el momento de retomar estas cuestiones y solucionarlas.

17:00 – Planea el día siguiente

Calcula las prioridades y haz una lista de tareas para el día siguiente. Piensa también si necesitas profundizar o darle otro enfoque a algo que ya habías dado por acabado. Y si tienes previsto seguir trabajando más tarde, analiza qué harás, cómo y cuánto tiempo necesitas para dejarlo hecho de forma eficaz.

18:00 – Desconecta del trabajo

Ahora es el momento de pasar tiempo con tu familia, amigos o relajarte. Solo recuerda, este tiempo es para ti. No debería tener nada que ver con el trabajo.

20:30 – Vuelve, brevemente

Algunos empresarios, y trabajadores en general, no consiguen desconectar totalmente del trabajo. Ahora puedes emplear una hora para pensar cosas creativas o dedicarte a leer cuestiones relacionadas con el trabajo.

21:30 – Apaga

Ahora sí. Es hora de apagar el ordenador, el teléfono y disfrutar de un poco de tiempo para ti antes de irte a dormir. El tiempo de descanso varía entre personas, pero lo más habitual es que con 7 horas tengamos suficiente.

Te recomendamos

SKU

Inventario

¿Qué es el SKU y para qué sirve?

¿Cuánto se cobra estando de baja?

RRHH

Tipos de baja laboral y cómo gestionarlas

Ciclo de vida de un producto

Inventario

¿Qué es el ciclo de vida de un producto?