Emprender

Licencia de apertura de una empresa

Licencia de apertura de una empresa

Estás preparándolo todo para que tu negocio arranque… Pero, ojo, ¿lo tienes todo claro con la licencia de apertura de tu empresa? Te lo explicamos.

¿Estás planificando los primeros pasos de tu aventura empresarial y resulta que tu negocio necesita un espacio físico para operar? Puede que necesites unas oficinas de toda la vida, una tienda o incluso ambas opciones. Sea como sea, necesitarás obtener la licencia pertinente… Y de eso mismo queremos hablarte en este artículo.

Porque imagina que lo tienes todo ligado, con tu plan de empresa totalmente cerrado, tu ERP implementado y tu contabilidad online bajo control… Pero te falta la licencia de apertura de la empresa. Un error que podría implicar que todo ese buen trabajo previo se retrase de forma ostentosa.

Para evitarlo, metámonos de lleno en este tipo de licencia… Empezando por la propia definición del término.

Qué es la licencia de apertura de un local

La licencia de apertura de un local es un trámite legal de carácter obligatorio con el que demostrar que este espacio o una oficina o nave industrial cumple con la normativa relativa a la actividad comercial y/o empresarial en una zona geográfica concreta. Esto implica que este trámite solo puede ser cursado por el ayuntamiento del municipio en el que se vaya a situar nuestra empresa.

Y también implica que, más que probablemente, los requisitos que se nos pidan para tramitar la licencia de apertura sean diferentes dependiendo de la zona geográfica. Aun así, todos estos requisitos se referirán, fundamentalmente, a aspectos técnicos, medioambientales, higiénicos y urbanísticos.

Tipos de licencia de apertura

La documentación y los informes que se te reclamarán para cursar tu licencia dependerán del tipo de actividad que vayas a desempeñar en tu local. Dependiendo de esto, se diferencian dos tipos de actividades:

  1. Actividades inocuas o no clasificadas. Son aquellas actividades que no generan molestias, no ponen en riesgo la salubridad ni son susceptibles de dañar el medio ambiente. No son peligrosas para las personas, tampoco para el entorno, y por eso mismo su tramitación suele ser más rápida y simple, además de requerir menos documentación y comprobaciones.
  2. Actividades nocivas o clasificadas. Son aquellas actividades que pueden generar molestias, poner en riesgo la salubridad o ser susceptibles de dañar el medio ambiente. Pueden ser peligrosas para las personas y/o el entorno… ¿Y entonces qué? Pues lo habitual: cursar la licencia de apertura será más laborioso y costoso, ya que las autoridades suelen exigir un proyecto técnico completo antes de dar aprobación alguna.

Trámites a cursar

¿Ya tienes claro qué tipo de licencia deberás tramitar? Pues entonces tendrás que pasar por los siguientes cuatro pasos…

  1. Proyecto. Un Ingeniero Técnico deberá realizar un proyecto relacionado con este tipo de licencia, así como de adecuación de tu local, excepto en el eventual de ciertas actividades inocuas con las que solo será necesario un certificado de solidez y seguridad.
  2. Visado. La documentación relacionada con el visado de la licencia de apertura solo podrá ser elaborada por el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos.
  3. Tasas Municipales. Deberás abonar las tasas correspondientes, que serán diferentes dependiendo de tu actividad, del tamaño del espacio de tu empresa y de la ubicación de tu local. En este caso, tendrás que acudir a una entidad bancaria en la que abonar el importe referido en la carta de pago que generará el Ayuntamiento.
  4. Solicitud. Presenta tu solicitud de licencia en el Ayuntamiento acompañada de la documentación pertinente y el resguardo de pago de las Tasas Municipales.

Precio de la licencia de apertura de un local

¿Te has quedado preocupado con los diferentes puntos de la lista anterior y quieres saber exactamente cuánto te costará obtener a licencia de apertura para tu empresa? Pues debes saber que el precio de tu licencia resultará de la suma de dos conceptos…

Por un lado, el coste del informe técnico, que varía según el proyecto y que suele oscilar entre los 500€ y los 1000€ en el caso de las actividades inocuas, mientras que en el caso de las actividades clasificadas puede ascender hasta no más de 11.000€. Por otro lado, las Tasas Municipales variarán en relación a la situación del local en la calle, el tipo de espacio y tu actividad (de nuevo, las actividades nocivas implican tasas más elevadas), pero habitualmente variarán entre los 400€ y los 1000€.

Con todo lo dicho, ya deberías estar preparado para cursar la licencia de apertura de empresa sin que surja ningún tipo de inconveniente ni sorpresa… Eso sí, sigue nuestro consejo y no lo dejes para el final: cuanto antes te quites este trámite de encima, antes podrás ponerte a hacer crecer tu proyecto de emprendimiento.