5 preguntas que debes hacerte para mejorar las cifras del negocio

|

Para un emprendedor el objetivo número uno es mejorar las cifras del negocio. No importa que ya estés teniendo éxito o que tu proyecto no acabe de arrancar, con estas 5 preguntas te darás cuenta de cómo aumentar los resultados de facturación.

5 preguntas para mejorar las cifras del negocio

1. ¿Cuál es tu rutina?

Esta es la pregunta más importante y la única que puede determinar todas las demás. Esto es porque una vez que la rutina está establecida, todo lo demás suele ir de la mano.
Todos deberíamos tomarnos unos minutos para anotar cada una de las acciones que realizamos a la largo del día, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, tanto en la vida personal como profesional.
Lo cierto es que ya habrás leído este consejo un sinfín de ocasiones y estamos muy seguros de que siempre lo has ignorado.
Esto nos dice dos cosas sobre ti:

  • Entiendes que cada acción realizada implica un coste de oportunidad.
  • Tu tiempo y esfuerzo son demasiado valiosos para desperdiciarlos.

¡Buenas noticias! Tienes mucho en común con Warren Buffett, uno de los inversores más grandes de todos los tiempos, que una vez dijo: «Regla número 1: nunca pierdas dinero. Regla número 2: nunca olvides la regla número 1». Y como ya sabemos que el tiempo es dinero, podemos afirmar con la misma seguridad: «Nunca pierdas tiempo».
¿Cómo conseguir que tu rutina se oriente hacia el éxito? Y es que tu negocio no va a funcionar mejor si no lo haces tú primero. Cuanto más eficiente sea tu rutina, más control tendrás sobre el tiempo. Y eso se aplica tanto a tu vida personal como a la profesional.

Rutina en casa

La verdad es que cada persona es un mundo y, por lo tanto, necesitamos una rutina diferente para empezar el día. Hay quien se toma su tiempo, se despierta, hace ejercicio, desayuna… Pero otros, sin embargo, somos más nocturnos y aprovechamos el tiempo de la mañana para dormir. No hay una fórmula mágica de la productividad. Tienes que experimentar. Eso sí, podemos darte un consejo que siempre es efectivo.
Independientemente de lo que hagas, tendrás que comprometerte a hacerlo todos los días. Comenzar el día con un sentido de control total sobre tu propia vida hace que sea mucho más fácil mantener la calma y sentir que tienes el control cuando las cosas no salgan según lo planeado.

Rutina en la oficina

Implementa sólidas rutinas en la oficina sin comprometer el calendario del equipo. La idea no es gobernar con puño de hierro, pero sí que deberás establecer unos objetivos y un calendario para alcanzarlos. Es importante que organices el trabajo y el tiempo, así como las reuniones con antelación.
Lo demás es variable. Tendrás que averiguar qué funciona para tu equipo. Tal vez una reunión del grupo completo el martes por la mañana con una sesión de comprobación de objetivos los viernes, por ejemplo. Ve haciendo pruebas hasta que llegues a la mejor solución.

2. ¿Puedo automatizar?

Reduce el número de decisiones que debas tomar en el día y conseguirás un montón de tiempo libre para centrarte en los proyectos más importantes del negocio.
Para empezar, anota todas esas cosas que estás haciendo varias veces al día y piensa si tendría los mismos resultados si lo hicieras una sola vez. Limita el número de veces que revisas tu bandeja de correo electrónico. Prueba las aplicaciones para aumentar la productividad. Algunas te funcionarán y otras no, eso está claro.
Puedes programar tus publicaciones en redes sociales con Hootsuite o interactuar con tu comunidad utilizando If This, Then That (IFTTT). Si tienes trabajadores y todavía generas las nóminas manualmente, pásate a la automatización. Si continúas haciendo los informes de tu negocio a mano, no lo dudes un segundo y automatiza.

Con Holded podrás automatizas todas las tareas de gestión de tu negocio. Pruébalo gratis.

Cuanto más puedas automatizar, menos tiempo pasarás haciendo tareas poco productivas y ganarás un tiempo muy valioso para ti y para tu negocio.

3. ¿Cómo motivo a mi equipo?

Parafraseando a Seth Godin, uno de los gurús del marketing: «¿Por qué perder una frase sin decir nada?».
Con esto queremos decir que no necesitas una cita motivadora cada día para inspirar a tus empleados. El trabajo dura, la comunicación bidireccional y los controles de objetivos regulares (pero no demasiados) ayudarán a que tu equipo trabaje de manera efectiva.
Y solo para motivarte un poco más. El 71% de los empleados no están totalmente comprometidos pero las empresas que consiguen que sus equipos se sientan parte del proyecto, superan a las que no lo hacen hasta en un 202%. Vale la pena, y mucho, invertir en tus capacidades para ser un mejor líder.

4. ¿Estoy sonriendo?

El éxito en los negocios es un trabajo duro, pero debe ser gratificante. Comprueba que todavía te sientes feliz haciendo lo que haces. Puede que estés intentando luchar para mantener tu negocio a flote o que estés poniendo todas tus capacidades en conseguir más clientes. Para un momento y piensa si, a pesar de las dificultades, estás sonriendo. Toma medidas en consecuencia.

5. ¿Cómo estoy aprendiendo?

Evalúa todas tus acciones con frecuencia. Adquiere aquello que hayas aprendido, guarda lo bueno, deshazte de lo malo y repite este proceso continuamente. Analiza si estás rodeado de las mejores personas, si estás haciéndote las preguntas correctas y cómo puedes alcanzar el siguiente nivel.
Bien, estas son las 5 preguntas que te ayudarán a mejorar las cifras del negocio. Y todo porque aprenderás a darte cuenta de aquellos aspectos tan simples pero tan importantes que diariamente te ayudarán a mejorar tu productividad y de la de todos los que te rodean. Y no te olvides, deberás hacerte las mismas preguntas cada mes. Al principio deberás pensar en ello, pero pronto se convertirá en un hábito.

Te recomendamos

SKU

Inventario

¿Qué es el SKU y para qué sirve?

¿Cuánto se cobra estando de baja?

RRHH

Tipos de baja laboral y cómo gestionarlas

Ciclo de vida de un producto

Inventario

¿Qué es el ciclo de vida de un producto?