3 TED Talks que debes ver (especialmente si eres un emprendedor)

3 TED Talks que debes ver (especialmente si eres un emprendedor)

Si eres un emprendedor, necesitas ver estas tres TED Talks… y aprender de memorias todas las lecciones que ofrecen sus ponentes.

Hay un motivo fundamental por el que las TED Talks han triunfado como formato en los últimos años: son una especie de charla de tú a tú en la que aprendes casi sin darte cuenta. Porque en eso debería consistir todo método didáctico, ¿no? En transmitir contenido de una forma tan amena que no parezca que la lección es eso: una lección.

Y admitamos otra cosa: los emprendedores son una raza particular que siempre está buscando nuevas lecciones. Al fin y al cabo, ser emprendedor significa precisamente arrojarse al interior de una rueda eterna que nunca deja de girar, en la que siempre tienes que estar renovándote e informándote para no caer en el anquilosamiento (y el consiguiente fracaso).

Por todo ello, para que no te anquiloses, a continuación queremos hablarte de tres TED Talks que te ofrecerán lecciones realmente valiosas aplicables a cualquier aventura empresarial, pero especialmente si eres un emprendedor.

 

Cómo ganar dinero marcando la diferencia

 

Audrey Choi es la CEO del Morgan Stanley’s Institute for Sustainable Investing, organización que ofrece soporte para crear comunidades resistentes, oportunidades económicas y sostenibilidad global a través de los mercados de capital. Pero Choi también es una de las principales voces en lo que respecta a los diversos métodos en los que aprovechar las finanzas para afrontar cambios públicos.

Dentro de esta última tendencia, Audrey Choi ofreció una de las sesiones consideradas como básicas dentro de las TED Talks para emprendedores. En ella, expone la idea de que las pequeñas acciones individuales son vitales a la hora de forzar un cambio planetario.

Su exposición se centra en los mercados de valores y en por qué, a largo plazo, la opción más rentable son las inversiones sostenibles. Porque ganar dinero tiene que ser el objetivo de todo emprendedor, obviamente, pero no a cualquier precio.

 

Dos razones por las que las empresas fracasan

 

Knut Haanæs es conocido por su análisis sobre cómo las grandes compañías pueden realizar una exploración y explotación equilibrada de los recursos, de tal forma que puedan crecer y reinventarse de una forma sostenible y longeva. Su visión quedó perfectamente plasmada en el recomendable ensayo “Your Strategy Needs a Strategy”, publicado en el año 2015 por el Harvard Business Review Press.

Pero, en el caso de que no te apetezca meterte de lleno en un mamotreto que puede llevarte varios días de lectura, siempre puedes recurrir a la aportación de Knut Haanæs a las TED Talks. Su charla en particular parte del hecho de que las empresas suelen fracasar por dos motivos: porque siempre hacen lo mismo o porque solo se dedican a promover la novedad.

La solución propuesta por Haanæs pasa por mantener un equilibrio entre explotación (del conocimiento que ya tenemos) y exploración (de lo nuevo desconocido). Y, ojo, porque al final del vídeo revela dos de las mayores trampas para todo emprendedor e incluso ofrece cuatro consejos para no caer en ellas.

 

Haz lo que te apasione, sin excusas

Gary Vaynerchuk es conocido por haber sido inversor ángel en empresas emprendedoras tan punteras como Uber, Birchbox, Snapchat, Facebook, Twitter o Tumblr. Pero el motivo por el que empezó a ser conocido fue más bien gracias a su carrera como crítico de vino. Le bastó esta labor para hacer crecer el negocio familiar de 3 millones de dólares a 60 millones.

No es de extrañar, entonces, que a este hombre elegido cuatro veces por The New York Times como el autor más vendido del año, se le considere un verdadero gurú del marketing digital y de los medios sociales… Será por eso por lo que su aportación a las TED Talks se considera tan fundamental como visionaria.

En ella, Vaynerchuk anima a todo emprendedor a olvidarse un poco de todo aquello que odiamos en nuestra rutina empresarial del día a día. La idea es priorizar lo que amamos, porque el beneficio económico es algo que llegará (o no), pero lo que nunca recuperaremos será el tiempo perdido.