Stories

La Tecnocreativa: entre la sastrería milenaria y la realidad virtual

|

Esta escuela digital de moda y tecnología consigue unir pasado y futuro bajo el concepto de lifelong learning, la creencia de que nunca deberíamos dejar de aprender.

¿Cuánto ayuda la tecnología a dar rienda suelta a la creatividad? La pareja formada por Alonso Becerril e Isabel Basaldúa llegaron a la conclusión de que una no puede existir sin la otra cuando fundaron La Tecnocreativa, la primera escuela de diseño y tecnología de nueva generación. Te contamos todo sobre ella en el Stories de este mes de Holded Magazine

En La Tecnocreativa, conceptos tan, a priori, diversos como diseño, tecnología, moda digital, sostenibilidad y metaverso son perfectamente compatibles y tienen todo el sentido: formación holística para un futuro que es cada vez más presente.

Y es que la unión de Isabel y Alonso encarna perfectamente el espíritu de la escuela. ¿O será al revés? En cualquier caso, ella, diseñadora, y él, ingeniero, tuvieron la brillante idea de poner en común sus pasiones y descubrieron un nuevo horizonte de posibilidades. 

Un horizonte donde técnicas y conocimientos que nos llevan acompañando desde que bajamos de los árboles confluyen con tecnologías de vanguardia que predicen un mundo paralelo y virtual donde la creatividad y la imaginación pueden ser llevadas a prueba sin límites.

Para ellos, en realidad, la tecnología siempre ha sido indispensable para la creatividad, el arte y el diseño en sus diferentes formas a lo largo de la historia. «Tan tecnología es el último desarrollo en inteligencia artificial como un dispositivo tecnológico muy importante, que a veces se nos olvida, que son las manos», afirma Alonso. Pero, ¿cómo es posible el vínculo entre algo tan tangible como la moda y algo tan etéreo como la realidad virtual y el metaverso? ¿Y cómo lo trasladan a una escuela?

Diseño y tecnología unidos por las costuras

La Tecnocreativa nació principalmente por dos motivos. Primero, por necesidad, ya que, según sus fundadores, no existía en España ninguna escuela creativa que usase la tecnología para la propia experiencia del aprendizaje. Descubrieron que en el mundo de las industrias creativas existía un déficit cultural de aproximación a la formación online que, gracias en parte a ellos, ya está cambiando a gran velocidad.

El segundo motivo fue el ideal de unir a diseñadores, ingenieros e innovadores –esto es la tecnocreatividad– bajo un mismo proyecto al servicio de la educación. El plan ya está dando sus frutos con más de 1.600 alumnos en menos de 2 años –salvando, con mucho trabajo, el obstáculo de la pandemia– y una valoración del alumnado de 4.7 sobre 5. 

HoldedMagazine en tu inbox

Pero lo que de verdad valoran los fundadores no se puede medir con cifras: según muchos alumnos, «La Tecnocreativa es todo lo que una escuela moderna debería ser».

Y es que el alumnado de la escuela puede encontrar cursos en todas las industrias creativas, basados siempre en criterios de sostenibilidad, que van desde el diseño de moda virtual para avatares en el metaverso, hasta vestuario para cine y televisión o diseño de productos para una economía circular. 

Todo bajo el paraguas de la filosofía lifelong learning, uno de los pilares de la escuela, basada en que los profesionales tecnocreativos, vocacionales y conectados a la industria real, nunca dejan de aprender ni de actualizarse.

moda metaverso holded

Horizontes infinitos en el metaverso

En el currículum STEAM de la escuela –esto es, ciencias, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas– acorde al innovador proyecto europeo del New European Bauhaus no podía faltar la inmersión en el metaverso

«Es la manera en la que nos vamos a comunicar con mundos mucho más amplios que el físico a través de la tecnología. Una oportunidad que no se va a vivir en muchas generaciones», afirma Isabel Basaldúa. La unión del metaverso y el diseño abre un mundo de posibilidades de expresión e interacción inmateriales sin límites que en La Tecnocreativa no están dispuestos a pasar por alto.

Si bien es cierto que es un universo muy joven, esto solo es el comienzo de todo lo que está por llegar. Porque el diseño en este metaverso no se va a limitar a las tradicionales normas del mundo físico, hablamos de su concepción más amplia y completa, en la que se replanteará reglas, conductas, experiencias e interacciones. En definitiva, la construcción de un mundo nuevo desde cero. Para ello, la tecnocreatividad es fundamental y harán falta profesionales preparados y actualizados.

Por otro lado, la moda digital que se está desarrollando a la par que el metaverso no se limita solo a vestir avatares virtuales, también será de utilidad en nuestro mundo. Gracias a la realidad aumentada, los consumidores podrán probarse virtualmente ropa, maquillaje o complementos, como ya lo están haciendo Massimo Dutti o Burberry

También, los diseñadores podrán enseñar sus colecciones sin necesidad de desplazamientos –esto ya se puede ver con la celebración de la primera Metaverse Fashion Week–. 

La tecnocreatividad como solución 

Así, el potencial de la moda virtual no solo es económico sino también medioambiental. Ya sea para la confección o para la incorporación en espacios virtuales, esta es una respuesta enormemente sostenible y eficaz en una de las industrias más contaminantes del mundo

Como dice Alonso, cambiar este paradigma no será rápido ni fácil, pero con La Tecnocreativa será más posible: «queremos cambiar la aproximación a la tecnología para que en vez de ser un reto lleno de miedos sea la exploración de nuevas oportunidades».

La moda digital «reduce realmente pruebas, stocks y deshechos. La sostenibilidad real, al final, no depende solo del diseño, pero la digitalización es un paso crucial hacia la concienciación», apunta Isabel. Y no solo hablamos de medioambiente; la digitalización de la moda también solucionaría otros problemas habituales de la industria textil como el sistema de tallas, gracias al perfeccionamiento del diseño de avatares para adaptarse a todas las diferentes fisonomías.

La aventura de Isabel y Alonso no ha tenido escasez de obstáculos, siendo el COVID el más duro, pero al que mejor se adaptaron anticipando el formato educativo digital. «La sensación cuando lo superas sigue siendo de mucho vértigo porque los proyectos no paran y tienes que seguir a una gran velocidad», nos cuenta Isabel. 

Por delante les quedan muchos retos y proyectos que afrontarán con infinidad de ilusión, como acercarse a más industrias creativas, mantener la cercanía con el alumnado y la energía de la presencialidad en el formato digital o, cómo no, aventurarse en nuevas ramas de la tecnología y la creatividad como el diseño de robots biomiméticos. No tenemos duda de que seguiremos oyendo hablar de La Tecnocreativa y, sobre todo, de los alumnos y alumnas que salgan de ella.

emprender moda metaverso

Todo tu negocio en una plataforma

Holded te permite centralizar tus facturas, contabilidad, proyectos, CRM y RRHH de forma intuitiva.

Empieza gratis hoy
Pablo Gil
Más del autor

Te recomendamos

Falso autónomo

RRHH

¿Qué es ser falso autónomo y cuáles son sus consecuencias?

Brand awareness

Emprender

Brand awareness: qué hacer para que se acuerden de tu marca

Recurso de reposición

Contabilidad

Todo lo que debes saber sobre el recurso de reposición