Emprender

Cómo emprender con poco dinero: 15 ideas y 10 consejos para lograrlo

Holded

Emprender con poco dinero suele ser una experiencia agridulce, hay un punto ilusionante de expectativa y novedad y otro punto menos agradable monopolizado por el miedo: a hacerlo mal, a fracasar, a perder mucho dinero.

En esta guía intentaremos eliminar la incertidumbre a través de 10 consejos que —como mínimo— te servirán para descifrar algunas de las preguntas más importantes en relación con el emprendimiento como parte del conocimiento que todo empresario debe tener. También te dejamos algunas ideas de negocio para emprender con poco dinero, por si te sirven para inspirarte.

Consejos para emprender con poco dinero

Ante todo, es importante que tengas claras un par de ideas básicas. La primera es que emprender con poco dinero, con mucho o con la cantidad que sea no da beneficios al primer día. Hay que tener paciencia e ir comprobando los resultados con ayuda de herramientas digitales hechas ex profeso y que veremos al final del artículo.

La segunda, que olvides el miedo al fracaso. Para emprender hay que tener claro qué es lo que queremos hacer. Nuestra recomendación es que busques ideas sencillas, que estén a tu alcance económico y también de capacidades y habilidades. Y luego, modifica sobre la marcha. Es importante tener cintura para ir desechando lo que no funciona e implementando lo que sí. Con esto claro, aquí van los diez consejos:

Construye un modelo de negocio rentable

Tras seleccionar tu idea de negocio debes hacerte cargo de uno de los pasos más importantes; desarrollar el modelo. Esta labor exige que respondas a una serie de cuestiones:

  • ¿Cuál es mi producto o servicio?
  • ¿Voy a fabricarlo yo o sólo voy a comercializarlo?
  • ¿A quién voy a venderle mi producto o servicio?
  • ¿Qué medio voy a utilizar para llevar mi producto a manos del cliente?
  • ¿Qué puede ofrecer mi producto que no ofrezca la competencia?
  • ¿Cómo voy a hacer crecer mi negocio?

Monta un buen equipo de trabajo

Es otra de las patas que sostienen tu negocio: el equipo. Obviamente, gran parte de los nuevos negocios baratos no tienen la capacidad de emplear a una masa de gente, y en el emprendimiento online tampoco suele darse una política de contratación masiva; no obstante, es básico encontrar con una red de apoyos y colaboradores que te ayuden a sacar un proyecto adelante.

Lo ideal es que busques personas complementarias en cuestión de ideas y ambiciones, gente competitiva que encare el proyecto de manera positiva, pues necesitarás brazos que remen a favor en esta primera etapa de zozobra y contracorriente.

Finánciate adecuadamente

Sobre todo evita caer en el error del endeudamiento excesivo. Al principio trata de reducir los gastos al máximo, aunque también debes saber que un negocio pocas veces empieza rentabilizando su inversión. Prepárate para el primer estrago. En caso de tener que acudir al mercado financiero, asegúrate de obtener las menores condiciones en tasas de interés y elige las más bajas y las que te ofrezcan mejores condiciones de pago.

Recuerda que con un buen plan de negocios es más sencillo acceder a subvenciones para emprendedores o al capital privado de los inversores.

Identifica el mercado

Una vez que hayas tenido una idea y te hayas evaluado a ti mismo para saber que realmente estás capacitado para materializarla, te quedan otros dos pasos a seguir: primero, prueba con tu círculo de amigos y conocidos si el negocio puede generar su propia clientela. Segundo, evalúa el mercado para saber hasta dónde puedes llegar.

¿Es un mercado saturado? ¿Quiénes dominan este mercado? ¿Qué estrategias emplean? Hay una serie de claves para detectar las oportunidades de negocio que necesitas conocer.

Empezar un negocio no es fácil, gestionarlo sí

Prueba Holded completamente gratis y sin límites durante 14 días.

Descúbrelo

Calcula los gastos y soluciona la cuestión legal

Tal vez tengas previsto abrir un negocio sin dinero. O hacerlo muy barato. Sea como sea, calcula los gastos iniciales para no llevarte sorpresas desagradables. ¿Cuáles son los gastos que suelen tener quienes compiten en ese mismo mercado? ¿Te va a ayudar la financiación a cubrirlos?

Lo hemos dicho antes: al principio la empresa apenas generará ingresos y los beneficios brillarán por su ausencia, así que más vale que los gastos estén bien controlados.

En cuanto al papeleo legal, es un asunto farragoso, pero nadie puede huir de él. Tendrás que determinar su forma jurídica y aprender cómo hacerte autónomo, si es el caso, o cómo ser una sociedad limitada, por ejemplo. También has de ver qué impuestos te corresponden y qué documentación necesitas para dar de alta un negocio. En paralelo, deberás poner en orden todo lo relativo a la propiedad del tu marca y tu nombre comercial. En este artículo te explicamos a hacerlo.

Flexibiliza

A veces ocurre que la idea original no termina de despegar lo suficiente y se necesita pivotar el negocio, buscar los ingresos en otro mercado. Ocurrió con el popularísimo videojuego Fortnite, como ya te contamos aquí.

No tengas miedo a modificar la primera idea, adáptate a las exigencias del mercado y flexibiliza todos los procesos que puedan suponer un freno a largo o medio plazo. Para lograrlo deberás ser capaz de identificar dónde estás fallando y dónde hay mejoras de negocio aprovechables con lo que ya has montado. Recuerda: una buena idea de negocio es solo el primer paso.

Exprime el entorno digital

A la hora de abrir un nuevo negocio conviene tener en cuenta las posibilidades que ofrece el entorno digital, tanto si el negocio va a ser online como si se desempeña en el mercado analógico. En plena era digital, la presencia de una marca en las redes es irrenunciable si quiere exprimir al máximo todo su potencial.

Pero ¿cómo rentabilizar tu popularidad en redes sociales? Llevando tráfico a tu web, en la que deberás trabajar para que sea visualmente atractiva. Sus contenidos deben estar optimizados para que te encuentren en Google. Si tienes una empresa de nutricosmética, piensa en qué palabras buscará la gente para encontrar tu producto. ¿Qué dirías?

No, la respuesta no es «nutricosmética», sino «productos para rejuvenecer», «piel seca» o «quitar el acné». Ponte en el lugar del cliente.

Y esa web necesita un blog debidamente optimizado en SEO. El tráfico orgánico que te llegue a través del buscador es el trampolín que necesita tu negocio para despegar. Y en este sentido, el contenido lo es todo.

Ten en cuenta algo esencial: Google va a indexar el contenido que considere novedoso, que aporte información de calidad. Piensa en qué temas pueden ser interesantes y trabaja en ellos. Por el contrario, penaliza aquello que copies y pegues de otras fuentes, así que nada de hacer trampas o tendrá repercusiones negativas.

Difunde tu negocio: la importancia del marketing

Debe quedar clara una idea en cualquier negocio incipiente: el marketing es un basamento enorme sobre el que apoyar las ventas. Antes de lanzar un negocio conviene desarrollar la estrategia de marketing, identificar dónde vamos a poner la energía en cuanto a la comercialización, en qué redes sociales vamos a estar presentes y cómo vamos a sacar a nuestra empresa de la invisibilidad.

Crea canales de Facebook, Linkedin, Instagram, YouTube: trabaja las páginas de tus redes para que entre todas transmitan una sensación de coherencia, y comunícate con tus clientes a través de ellas. Cuanto más cerca esté el cliente y más comunicativo sea contigo, más información tendrás de hacia dónde debe crecer tu marca.

Aprovecha también para testear tus productos o servicios en dichas redes a través de encuestas. O, una vez tengas un número de seguidores más o menos interesante, pregúntales por posibles mejoras o nuevos productos. Y fíjate en la competencia. Nunca hay que dejarla de lado.

Trabaja el networking

Un negocio naciente –tanto si es pequeño como grande, si es innovador como tradicional– necesita crecer en las cuatro paredes de la oficina, pero también fuera de ella. No tengas miedo a salir del despacho y enseñar tu cara al público, ya sea en una conferencia o en un evento de networking. Al principio el contacto directo con posibles prescriptores es lo mejor que tendrás para vender tu negocio.

Ofrece una experiencia al cliente

No te quedes en lo básico. Tener un buen producto/servicio es esencial, pero hay una segunda parte que consiste en ofrecer un plus respecto a tus competidores, algo como por ejemplo una experiencia de mercadotecnia sensorial. Esto pasa por añadir y jugar con los colores, los aromas, los conceptos, etc. Es solo una forma de estirar la idea de marca, pero no la única. Al final de lo que se trata es de aportar un valor añadido que te diferencie del resto.

15 ideas de negocio para emprender con poco dinero

Bien. Con las bases claras, aquí van algunos modelos de negocio que pueden funcionar en 2023.

Formación en remoto

¿Qué tipo de formación demanda el público actualmente? ¿Cuentas con esos conocimientos? Haz un estudio de mercado y fíjate en si la formación online que puedes ofrecer tiene demanda. Para ello vas a necesitar, evidentemente, saber mucho de algo y estar habilitado con el título correspondiente para ofrecerlo. Pero no te hará falta mucho dinero. Eso sí, tiene un trabajo previo (dar forma a ese curso) que requiere de constancia y paciencia.

Creador de chatbots

Seguro que te has fijado en que cada vez más empresas cuentan con un asistente en línea para ayudarte a hacer cualquier tipo de gestión. Esto se crea con inteligencia artificial y, sobre todo, el olfato de un buen programador. Si bien muchas empresas recurren a programas estándar, cada vez más irán demandando uno con el que distinguirse de la competencia. Si es tu campo de experiencia, estás de suerte.

Event planner

Mucho más que bodas. Bautizos, comuniones, aniversarios, cenas de empresa… Cada vez más gente tiene más cosas que celebrar y o no tiene tiempo o (peor aún) carece de imaginación. Si se te da bien planificar y gestionar un presupuesto y la creatividad es lo tuyo, planificar eventos es una idea de negocio relativamente sencilla de montar y potencialmente exitosa.

Marketing online

Un ordenador, conexión a internet y herramientas de analítica. Con esto puedes comenzar tu aventura como experto en marketing online. ¿Cuál es el campo en el que mejor te desenvuelves? ¿Community management? ¿Posicionamiento SEO? ¿Publicidad en Google o redes sociales? Especialízate y ofrécete a pequeñas empresas que quieran despegar. Muchas no tienen el tiempo ni la capacidad para hacerlo.

Diseño web

Si eres diseñador gráfico y conoces el entorno web, estás de enhorabuena. Diseñar páginas web (desde las más sencillas en programas como WordPress hasta las más complejas y personalizadas) es un trabajo que requiere poco más que un buen ordenador. Comienza ofreciéndote a gente que pueda necesitarla y créate un portfolio con el que anunciarte en tus redes sociales.

Periodista

Al igual que un diseñador web, redactar desde noticias para medios digitales hasta blogs es un negocio que requiere de los conocimientos oportunos y de un ordenador. Salvo excepciones muy contadas, los periodistas freelance teletrabajan, con lo que tampoco necesitan correr con gastos de alquiler de un despacho.

Traductor

Montar una empresa de traducción también requiere muy poco dinero. Si tienes un nivel acreditado en algún idioma y el título que te habilita para hacerlo, solo necesitarás un rincón en tu casa para poner tu ordenador y conexión a internet. Si además te manejas en algún idioma que no habla mucha gente, mejor que mejor: busca empresas que se relacionen con el país o los países que lo hablan y comienza a ganar dinero desde el principio.

Coaching personal o empresarial

¿Te has formado en este campo? El coaching no solo está de moda, sino que tiene muchos adeptos. En el mundo empresarial es especialmente interesante, y muchas empresas de cierto tamaño suelen contratar los servicios de un coach para su empresa. Depende de tu campo de especialización: no es lo mismo trabajar el crecimiento personal de alguien que el buen devenir de un negocio.

Correduría de seguros

Si tienes la experiencia y la habilitación para serlo, esta es una de las mejores maneras de emprender con poco dinero. Y no decimos con cero euros porque siempre hay algún gasto, por pequeño que sea, pero es minúsculo. Lo que sí te recomendamos, en este caso, es trabajar mucho y muy bien tu red de contactos y tus redes sociales, porque es un campo en el que hay mucha competencia.

Consultoría

Al igual que con el negocio anterior, solo necesitarás tus conocimientos y tus habilidades de captación de clientes. Puedes comenzar ofreciendo tus servicios online y así te ahorras los gastos derivados del local. Si estás muy especializado en un área determinada y sabes mover bien tus fichas, ser consultor independiente te puede procurar unos ingresos estupendos.

Chef

No, no necesitas un gran restaurante ni un equipo enorme de ayudantes. Si la cocina es tu pasión y te manejas a nivel profesional, puedes ofrecer tus servicios de chef a domicilio y cocinar para ocasiones especiales. Con una buena web, una identidad corporativa atrayente y un manejo digno de las redes sociales, en poco tiempo puedes formar una red de clientes que, a su vez, te recomendarán a sus amigos.

Alquiler de habitaciones

Si vives en un entorno con encanto o que atrae turismo deportivo, por ejemplo, y tienes espacio disponible en tu casa, alquilar las habitaciones que no utilices puede convertirse no en un trabajo con dedicación exclusiva, pero sí en una manera de redondear ingresos más que interesante.

E-commerce

¿Sabes diseñar bisutería, confeccionar ropa o complementos? ¿Tienes buenos intermediarios que te ofrezcan productos especializados? Con cualquiera de estas ideas y muchas más puedes crear tu propia tienda online. Es cuestión de ver el mercado y, cuando lo tengas claro, de montar paso a paso la tuya propia.

Entrenador personal

¿Te gusta el deporte y tienes la titulación que te habilita para ser entrenador personal? Ofrécete tanto a particulares como a gimnasios. Una idea excelente es crear un canal en YouTube en el que explicar algunas rutinas: si ves que consigues visualizaciones, monetizar esos vídeos se puede combinar con el trabajo en vivo o, incluso, ofrecer clases online para ejercitarse en casa.

Mantenimiento

Si eres un (o una) manitas, una manera de emprender por poco dinero es ofrecerte para hacer pequeños arreglos, cuidar las viviendas de otros mientras están vacías, cortar el césped del jardín, etcétera. Con una buena visibilidad en redes y una web en la que expliques al detalle qué tipo de trabajos haces, en poco tiempo encontrarás una cartera de clientes interesante.


Preguntas frecuentes

¿Qué ideas de negocios son las más rentables en 2023?

Todo aquello que tenga que ver con la sostenibilidad y el reciclaje: desde confeccionar ropa a partir de prendas de segunda mano hasta montar una empresa para recoger aceite reciclado.

Innovación y ecología. En el mundo de, por ejemplo, la industria textil, hay numerosas novedades surgidas de la inversión en I+D que interesan mucho a la gente concienciada con un comercio ético, que cada vez es más. Textiles ecológicos, tintes biodegradables o creados a partir de productos naturales, detergentes que no arrojan residuos tóxicos al mar…

Inteligencia artificial. Si eres informático/a, todo lo que rodea a la inteligencia artificial está siendo ya un boom y lo seguirá siendo.

Superaplicaciones. Según la consultora Gartner, las apps que son más que eso, que son un ecosistema en sí mismo, son el futuro. Es decir, aplicaciones que centralizan en ella diversas funciones (mensajería, pagos, calendario, etcétera). Sin duda, uno de los grandes negocios de cara al futuro inmediato.

Todo lo relacionado con la salud mental. Desde servicios psicológicos hasta yoga, meditación o un espacio en el que olvidarse de todo y desestresarse: el abanico es inmenso.

¿Qué programas puedo usar para llevar mi nuevo negocio?

Hay varios que vas a necesitar casi en cualquier caso:

ERP. Un ERP o planificador de recursos de la empresa (Enterprise Resource Planning) es una herramienta imprescindible para cualquier empresa, sea cual sea la dimensión de la misma. Alrededor de un 80% de las empresas cuentan con uno. Y es que reúne un montón de funcionalidades: gestión de ventas y compras, de recursos humanos, del stock, contabilidad, facturación, planificación… Hoy en día es casi imposible vivir sin él. El de Holded está adaptado específicamente a las pymes e integra un CRM (que veremos ahora).

CRM. Junto con el ERP, la herramienta que más usan y necesitan los negocios. CRM viene de Customer Relationship Management, es decir, gestión de las relaciones con el cliente. En un mundo competitivo como es el actual, cuidar al cliente, estar pendiente de él, fidelizarlo, es imprescindible. Un CRM guarda en su base de datos lo necesario para interactuar con clientes actuales y potenciales, lanzar acciones específicas, etc. Como ya te hemos dicho, Holded lo incluye en su ERP.

TPV. Sirve para realizar gestiones comerciales de distinta índole y está especialmente indicado en comercios y en hostelería.

BI. Las BI o Business Intelligence son herramientas que se dedican a almacenar, gestionar y analizar todas las estrategias, datos, procesos, etcétera, de una empresa para transformar esa información en conocimiento que nos ayude en la toma de decisiones.

 

Empezar un negocio no es fácil, gestionarlo sí

Prueba Holded completamente gratis y sin límites durante 14 días.

Descúbrelo

1 comentario en «Cómo emprender con poco dinero: 15 ideas y 10 consejos para lograrlo»

Suscríbete a nuestra newsletter.

En Holded traducimos lo complejo y lo hacemos fácil e intuitivo. Utiliza nuestro programa junto con tu asesoría y comprende mejor el estado de tu negocio.

Descubre cómo

Te recomendamos