Facturación

¿Qué son el IAE y la CNAE? Diferencias y conversores

|

Uno de los primeros interrogantes que surgen en el momento de darse de alta como autónomo o crear una empresa es en qué epígrafes darse de alta en Hacienda. Para ello, es imprescindible saber identificar cuál va a ser la actividad a realizar, ya que se trata de un paso necesario para poder comenzar a operar.

Darse de alta en un epígrafe incorrecto puede derivar en consecuencias que afecten a la economía de la joven actividad empresarial. Existen excepciones en el pago del IAE que es importante conocer, ya que suponen un ahorro. Además, el IAE determina si vamos a aplicar retención en nuestras facturas, o viceversa, y afecta a los gastos deducibles de la empresa.

¿Qué es el IAE?

La Agencia Tributaria define el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) como un impuesto que somete a gravamen las actividades empresariales, profesionales o artísticas en territorio español. El IAE se estructura con base en una serie de tarifas destinadas a clasificar todas las actividades económicas, ordenándose en divisiones, agrupaciones, grupos y epígrafes, y una instrucción para la aplicación de estas tarifas.

Por otro lado, las tarifas del impuesto se estructuran en tres grandes secciones:

La sección 1ª se corresponde con las ‘Actividades empresariales’, que son aquellas que se ejercen en el entorno de una organización con una infraestructura creada por cuenta propia de medios de producción y de recursos humanos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios.

Ejemplos de esta sección son los comerciantes minoristas, la ganadería independiente, las actividades mineras, las actividades industriales, comerciales y de servicios. A efectos del IAE, no se consideran actividades empresariales y, por tanto, no están sujetas al impuesto las actividades agrícolas, las ganaderas dependientes, las forestales y las pesqueras.

La sección 2ª, por su parte, se refiere a las ‘Actividades profesionales’ que son aquellas desarrolladas por una persona física, por cuenta propia y de forma individual, directa y personalmente. Se desarrollan como una manifestación de la capacidad personal, siendo estas cualidades personales imprescindibles para su ejercicio. Entre las actividades físicas encontramos, por ejemplo, abogados, arquitectos, masajistas y dietistas.

Finalmente, las ‘Actividades artísticas’ son las relacionadas con el cine, el teatro y el circo, el baile, la música, el deporte y los espectáculos taurinos. Están recogidas en la Sección 3ª, y pueden ser desarrolladas por una persona física o una jurídica.

Todo tu negocio en una plataforma

Holded te permite centralizar tus facturas, contabilidad, proyectos, CRM y RRHH de forma intuitiva.

Empieza gratis hoy

¿Cuándo se presenta el IAE?

El IAE, a diferencia del IVA y del IRPF que se presentan de manera recurrente, se entrega al inicio de una nueva actividad en la denominada declaración de alta. Si cambian los datos de la actividad económica o se añaden locales, por ejemplo, habría que realizar una ‘declaración de variación’ del IAE.

En caso de producirse el cese en cualquiera de las actividades que se realicen se debe presentar una ‘declaración de baja’ del IAE. También se presentará el IAE cuando se tenga derecho a exención y cuando se deje de tener dicho derecho.

La ley recoge la posibilidad de exención del pago del IAE en algunos casos que explicamos en el artículo ‘¿Quién está obligado a pagar el Impuesto de Actividades Económicas?‘. En el caso de poder acceder a una exención, los plazos para realizarla son los siguientes:

  1. Durante el mes de diciembre inmediato anterior al año en que queda exonerado de IAE.
  2. Cuando la exención finalice, se presentará durante el mes de diciembre anterior al año en que resulta obligado al pago.
  3. En los casos de declaraciones de variación, se presentan en el plazo de 1 mes a contar desde el momento en que se produjo la misma.
  4. Si el motivo es el cese de la actividad, el IAE se presentará en el plazo de 1 mes a contar desde la fecha en que se produjo el cese.
¿Qué es el IAE?

¿Qué es la CNAE?

La CNAE es la Clasificación Nacional de Actividades Económicas cuyo objetivo es el de recoger las actividades económicas para poder realizar una recogida de datos con la finalidad de realizar estadísticas nacionales y poder clasificarlas de acuerdo a las actividades ejercidas. Se trata de un código compuesto por cuatro dígitos que identifica la actividad económica ejercida.

Solo las entidades mercantiles están obligadas a identificarse con este código en cuanto a la actividad principal. Desde el año 2009, todas las empresas deben especificar el código CNAE que corresponde a la principal actividad económica que desempeñan. Este código debe identificarse y estar presente en la escritura de constitución de la sociedad.

La condición del CNAE no es fiscal, no se trata de un impuesto, es meramente informativo, ya que permite obtener datos estadísticos de todas aquellas actividades económicas reflejadas en la clasificación.

Para contestar a las siguientes preguntas, Holded ha consultado a la Asociación de Autónomos (ATA) y al despacho de abogados Alter Consultores Legales, cuyos portavoces nos han ayudado a localizar la información para responder a las siguientes cuestiones:

Diferencias entre CNAE e IAE

La CNAE se usa únicamente con fines estadísticos, no está asociado al pago de impuestos, y suele incluirse en la Seguridad Social. Únicamente las entidades mercantiles están obligadas a identificarse con este código en cuanto a la actividad principal que realicen, no siendo necesario en las actividades menores.

Sin embargo, el IAE es el código que se da a esas mismas actividades, pero creado por la Agencia Tributaria para asociar la actividad con el pago de los impuestos correspondientes. Se utiliza también para generar facturas, presupuestos, tickets y por supuesto para las declaraciones tributarias.

El IAE sí es un impuesto obligatorio, directo y real, su hecho imponible se debe al mero ejercicio de la actividad. Su alta en la Agencia Tributaria es obligatoria y determina el tipo de actividad que se está desarrollando.

La Asociación de Autónomos ATA informa de que “no en todos los casos los autónomos y empresas están obligados al pago del IAE. Desde el 2003 están exentos las personas físicas y sociedades con un importe neto de cifra de negocios inferior a 1.000.000 € aunque es obligatorio el alta en el Impuesto”.

Desde el despacho Alter Consultores Legales, en declaraciones a Holded, “en ningún caso coinciden la CNAE con el IAE, ni en los códigos ni en la definición de las actividades”. “El alta debe producirse de forma obligatoria para todas las actividades en el IAE, en el CNAE como ya hemos dicho arriba solo las entidades mercantiles están obligadas a estar de alta en esta clasificación y el pago del IAE no está asociado al alta en el CNAE sino al volumen de negocio”. CNAE e IAE no pueden unificarse, pero sí se puede identificar un CNAE con un IAE y para ello existen estos conversores que asocian la clasificación de la actividad con el código del impuesto.

¿Qué es la CNAE?

Preguntas frecuentes sobre el CNAE y el IAE

¿Cómo localizar la CNAE y el IAE que me corresponden?

En Cnae.com podemos encontrar el listado de la clasificación oficial del Código Nacional de Actividades Económicas (CNAE), y en la Agencia tributaria podemos acceder al listado de las actividades económicas, donde podemos localizar los códigos de IAE asignados a cada actividad laboral y si es o no de pago obligatorio para la actividad que desarrollamos.

¿Es posible estar dado de alta en un epígrafe en la CNAE y tributar –abonar el IAE– con otro epígrafe?

Desde ATA nos aclaran que “se trata de una clasificación de actividades, en caso de la CNAE, y de código en caso del IAE, que nada tiene que ver una con otra porque los fines de estos listados o clasificaciones son diferentes. Por lo tanto, no solo es posible, sino que en realidad es la única opción. Siempre se estará de alta, cuando se esté obligado a ello, en una CNAE con un código totalmente distinto al que corresponde al IAE”.

¿Cómo unificar CNAE e IAE?

Unificar literalmente no es posible, lo que sí puede hacerse es identificar una CNAE con un IAE y para ello existen conversores que asocian la clasificación de la actividad con el código del impuesto. Algunos de los conversores que podemos encontrar son Códigos IAE, Iberaval.es o Equivalencias.top.

¿Se puede estar dado de alta en la CNAE y no pagar el IAE? ¿En qué casos?

El alta debe producirse de forma obligatoria en el IAE, en la CNAE, como ya hemos dicho arriba, solamente las entidades mercantiles están obligadas a estar de alta en esta clasificación y el pago del IAE no está asociado al alta en la CNAE, sino al volumen de negocio, también reflejado en la respuesta anterior.

Todo tu negocio en una plataforma

Holded te permite centralizar tus facturas, contabilidad, proyectos, CRM y RRHH de forma intuitiva.

Empieza gratis hoy
Rosana Ribera de Gracia
Más del autor

Te recomendamos

Falso autónomo

RRHH

¿Qué es ser falso autónomo y cuáles son sus consecuencias?

Brand awareness

Emprender

Brand awareness: qué hacer para que se acuerden de tu marca

Recurso de reposición

Contabilidad

Todo lo que debes saber sobre el recurso de reposición