Emprender

6 pasos para desarrollar una idea de negocio

|

“Las que conducen y arrastran al mundo”, escribió Víctor Hugo, “no son las máquinas, sino las ideas”. La idea es el ADN de cualquier obra humana; también en el emprendimiento. Es el punto de partida de un proyecto de negocio, la luz que ilumina y muestra el mapa del camino para avanzar. Pero solo con la idea no basta. Para alcanzar el éxito en un emprendimiento vas a necesitar apoyarte en las herramientas que te ayudan a desarrollar una idea de negocio y ser consciente de tus limitaciones y de la situación del sector en que quieres emprender.

Desde el primer momento debes tener claro que has de partir de una base real. Si la idea no puede ser rentable, mejor busca otra en tu cajón de las ideas. Seguro que la encuentras. En Holded no queremos que desaproveches un talento que puede ser muy útil para ti y para el conjunto de la sociedad. Por eso, queremos explicarte cuáles son las mejores fórmulas para desarrollar una idea de negocio con éxito. Vamos a ello.

¿Tienes una idea de negocio?

Quien más quien menos se despierta alguna vez con una idea emprendedora rondándole la cabeza. Pero no podemos considerar que todas sean ideas factibles de negocio. Por mucho que observes que no tienes competencia, no trates de vender hielo donde la temperatura no pasa del bajo cero ni paraguas en una ciudad en la que no llueve. La imaginación es libre, pero a veces vuela por encima de las limitaciones que marca la realidad. Si tu mentalidad emprendedora no acaba de dar con el concepto idóneo, te echamos una mano dejándote una lista de 10 ideas de negocio rentables e innovadoras.

Todas ellas cuentan con unas características que prometen que desarrollar la idea de negocio tenga muchas posibilidades de éxito. Son innovadoras, responden a necesidades que tienen grupos concretos de la sociedad y tienen una buena relación entre el coste de producción y la respuesta económica. Es decir, son rentables y útiles para los consumidores. Y esto último es importante: en el emprendimiento es esencial la empatía, trabajamos para satisfacer a los usuarios.

Diseño de marca

Pasos Para Desarrollar Una Idea de Negocio

1. Documenta tus ideas

“Los suspiros son aire y van al aire”, escribía el poeta romántico Gustavo Adolfo Bécquer. Pues a las ideas les pasa un poco igual. No puedes dejarlas flotando como un suspiro; has de darles consistencia. Para poder hacer buen uso de ellas tienes que “bajarlas” desde la abstracción al mundo real. Convertirlas en un proyecto con forma y fondo.

Hoy la tecnología nos ha abierto un sinfín de posibilidades. Existen herramientas que te permiten documentar los conceptos, guardarlos y compartirlos para que personas de confianza te den esa visión externa tan importante para comprender qué falla y en qué estamos dando en el clavo.

Un software original y muy productivo cuando das los primeros pasos del emprendimiento es Mindmeister, que permite generar mapas mentales y estimular lluvias de idea, los famosos brainstorming. Es tan sencillo como escribir en el centro del mapa tu idea de negocio e ir generando desde el ramas que te lleven a ideas secundarias, presupuestos, conceptos de la competencia aprovechables, elementos diferenciadores. Además, puedes enriquecerlo con imágenes, vídeos, comentarios, hojas de cálculo o PDFs que profundicen en algún concepto.

Con esta herramienta vas a poder estimular el flujo de pensamiento y, lo mejor de todo, podrás compartirlo con las personas en las que confíes para que intervengan en tu idea y la puedan mejorar a partir de su experiencia o su capacidad innovadora.

Los conceptos que complementan a la idea de negocio inicial surgen a menudo de forma inesperada. Por ello, contar con un lugar donde subrayarlos y desplegarlos es una opción que debe tener en cuenta cualquier emprendedor. Evernote es probablemente el software más popular para hacerlo.

Este software funciona como el mejor aliado para una persona con vocación de emprendimiento. ¿Eres de los que necesitas un paseo para organizar pensamientos? Evernote te permite guardar notas de voz en un archivo o, gracias a su reconocimiento de voz, pasarlo a un archivo de texto.

Además, puede archivar todos los documentos útiles para desarrollar tu idea de negocio. Imágenes, infografías, informes… Tu memoria pasa a estar organizada en una aplicación que podrás visitar cuando quieras, desde tu teléfono móvil si lo crees conveniente. Además, es posible compartir todos estos documentos con quien desees.

2. Establece metas y fechas limite

Ya tienes la idea documentada y razonada. Llega el momento de estructurarla: establecer prioridades, ordenarlas, indicar fechas límite. Las ideas pueden surgir caóticas. Nuestra recomendación es muy clara: ve por partes, trabaja por proyectos. Y déjate ayudar por las herramientas más convenientes.

A todo ello es a lo que nos referimos cuando hablamos de la gestión de proyectos. Tienes la visión global del proyecto, pero te falta empezar a desarrollar tu idea de negocio y eso has de hacerlo a partir de un plan integral compuesto por tareas. Cada una de ellas debe tener un objetivo claro, debe avanzar hacia una meta, tener un tiempo establecido para que se cumpla y estar orientada a lograr un resultado global.

El software de Holded es ese aliado que nunca te va a fallar y que te va a hacer las cosas más fáciles. A medida que vayas avanzando con las tareas podrás observar de un solo vistazo cómo avanza el proyecto, cuáles son los problemas más acuciantes, cuánto tiempo te está ocupando y cómo se puede gestionar desde el punto de vista presupuestario. Todo en el mismo lugar, observando si son realistas las metas y las fechas límite que propusiste.

3. Valida tu idea de negocio

Una vez que has dado los pasos que permiten definir que la idea de negocio puede ponerse en marcha, es el momento de investigar si realmente tiene mercado, si tiene potencial para ser rentable. Ponemos un ejemplo: ideas como Cabify o Uber, por innovadoras que fueran, no eran viables en tiempos en los que el uso del smartphone no estaba extendido entre los usuarios. Antes de dar cualquier paso en falto es básico saber si hay espacio en el mercado para tu producto o servicio y si los potenciales clientes reúnen las condiciones sociales, culturales y económicas para apostar por él.

Para tener toda la información necesaria es importante ir paso a paso, no correr demasiado.

  • Lo primero es tener claros los datos del segmento del mercado al que te diriges. Todos los productos tienen un público objetivo. Si la marca busca vender soluciones tecnológicas que ayuden a sus padres con sus bebés, lo primero que debe conocerse es cuál es la tasa de natalidad del país y la evolución de la misma en los últimos años. A partir de ahí se puede definir qué número máximo de personas que pueden estar interesadas en la marca.
  • Tras ello es el momento de analizar a la competencia directa. Has de saberlo todo sobre cuántas empresas están especializadas en servicios tecnológicos para bebés y qué volumen de venta tienen. Si escasean los datos, pueden profundizar en su crecimiento en los últimos años o sus apariciones en medios especializados. Has de conocerlo todo, probar su producto y valorar en qué aspectos los mejoras para potenciarlos cuando hagas campañas que publiciten tu marca.
  • Investiga la fórmula en que los consumidores acceden a marcas parecidas a la tuya. Si generan mucho engagement en redes sociales, si aparecen en medios especializados, qué tipos de webs tienen. No se trata, de plagiar lo que hacen otros, tu producto debe estar definido por su propia personalidad. Pero sí de saber como interactúa el consumidor con otras marcas del sector.
  • Analiza la tendencia de penetración de la tecnología en el mercado en que actúas, cómo crees que va a ser recibido y qué financiación necesitas para poder llevarse a cabo. ¿En qué tiempo crees que alcanzarás el retorno de la inversión inicial y empezarás a ser rentable?

4. Crea un plan de negocio

Llega el momento de la verdad. La documentación, el inicio de la gestión del proyecto y la validación del mismo te confirma que sí, que el negocio puede salir adelante. Vamos a poner sobre el papel la hoja de ruta que facilite desarrollar una idea de negocio y hacerlo con éxito. Tres puntos hay que tener muy en cuenta desde el principio: el aspecto financiero, cómo esperamos que se desarrollen las operaciones y la fórmula para llegar al posible consumidor mediante la comunicación y el marketing.

Te dejamos unos consejos que son válidos para todo plan de negocio, sea cual sea el tipo de emprendimiento. Ha de ser breve, describir claramente el producto o servicio indicando su valor y cuál es nuestro planteamiento en el corto, medio y largo plazo, explicar los recursos que necesita, contar con una información financiera precisa, detallar con qué personal vas a contar para su desarrollo y hacer una valoración de la competencia y de nuestras virtudes frente a ella.

Un paso muy útil que nos lleva a poner sobre el papel lo que tenemos entre manos y así entender sus puntos positivos y sus dificultades es el llamado análisis DOFA, una herramienta de análisis estratégico que te va a ayudar a dar un paso más al desarrollar la idea de negocio y facilita que el análisis estratégico sea efectivo.

Se trata de una matriz compuesta por cuatro cuadrantes de análisis en los que se incluyen las Debilidades, las Oportunidades, las Fortalezas y las Amenazas del negocio. Es esencial que este análisis sea puramente objetivo, que esté sustentado en datos verificables. A partir del análisis de los componentes de esta matriz es posible realizar comparaciones y plantear las líneas de acción para desarrollar la idea de negocio.

Las fortalezas se plantean como elementos internos, es decir, parten de la empresa misma. En esta parte del cuadrante se incluyen los recursos, las destrezas, las capacidades y talentos más sólidos y que te ayudan a tener una ventaja competitiva sobre el resto de negocios.

Las oportunidades son aspectos también positivos pero externos, es decir, relacionados con el entorno en que vamos a competir. En este punto se incluye la forma en que la idea de negocio puede penetrar en el mercado, cómo aprovecha los nichos de mercado no demasiado explorados.

Por su parte, las debilidades forman parte de nuevo del esquema interno de la empresa. Es muy importante tener la capacidad de reconocerlas y ser sinceros. Son los aspectos mejorables, aquellos factores internos que suponen un obstáculo para la organización. Identificándolas puedes poner en marcha las soluciones que nos permitirán contrarrestarlas.

Las amenazas son elementos externos, ya que provienen del entorno. Son los aspectos externos que ponen en riesgo el desarrollo del negocio, que limitan la efectividad de la estrategia o incrementan los riesgos. Desde competidores a aspectos legislativos o cortapisas tecnológicas que debes tener en cuenta para desarrollar la idea de negocio.

¡Mejora tu productividad y logra impulsar tus resultados!

Prueba Holded completamente gratis y sin límites durante 14 días.

Descúbrelo

5.Crea una marca

Ya casi tienes el negocio a punto. Pero falta una parte esencial: la marca y el logo. El rostro de la idea, lo que te hace único y reconocible por parte de los consumidores: la identidad.

Empecemos con el nombre. De nuevo, la mejor fórmula se encuentra en pasar al papel las ideas que la creatividad inspira. Lo ideal es que hagas una lista de palabras que se relacionen con el objeto de la empresa. Apúntalas en un papel y descarta aquellas que sean difíciles de pronunciar, las que puedan resultar malsonantes y las que puedan tener significados equívocos en otros idiomas. Una vez reducida la lista es el momento de hacer un pequeño estudio de mercado entre personas que conocen lo que queremos hacer, pero también entre las ajenas al negocio.

Nunca está de más que te echen una mano. Existen numerosas herramientas que generan un nombre de marca a partir de una palabra, de una idea o de un concepto. Logaster tiene, por ejemplo, un generador de nombres muy útil. También Business Name Generator es una solución que plantea un buen número de nombres de marca.

La marca debe ser única y diferencial. Es decir, has de tener el máximo cuidado para evitar que el nombre de la marca coincida con el de otra empresa que ya existe en el mercado. También tenemos ayuda en este sentido.

En España, por ejemplo, existe un buscador de marcas por denominación asociado a la Oficina de Marcas y Patentes del Ministerio de Industria Comercio y Turismo. Basta con introducir las palabras que quieres que conformen la marca para confirmar si la idea que tienes ya la esbozaron otros antes que tú.

Otro servicio que resulta de gran ayuda y ofrece todo tipo de información y recursos sobre las marcas es la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea. No dejes de entrar en su web antes de registrar la marca que va a conformar la identidad de tu idea de negocio.

Es recomendable que tu marca esté acompañada de un eslogan que defina el tono de tu empresa y que sea identificable para el usuario. Este eslogan acompañará a tu marca en las campañas publicitarias o estrategias de marketing. No en vano, los eslóganes han sido parte troncal de algunas de las mejores campañas publicitarias de la historia. Todo el mundo reconoce el Just Do It de Nike, por ejemplo. Y parte del éxito de Apple en sus inicios estuvo relacionado con su eslogan “Piensa diferente”, que resaltaba la mentalidad innovadora y la dimensión tecnológica de la compañía.

También aquí vas a tener ayuda si las musas no te visitan. Shopify, por ejemplo, cuenta con un creador gratuito de eslóganes que da un servicio muy interesante a las PYMEs. Basta introducir una palabra asociada a tu marca y al instante te aparecerán decenas de eslóganes posibles relacionados con ella.

Una vez que tenemos nombre y eslogan, es el turno de crear la primera imagen visual que nos va a definir, el logo. Es posible que las musas del diseño no se hayan fijado en ti o en nadie de tu equipo en el reparto de talentos. En ese caso, si el presupuesto te lo permite, siempre está bien contratar un servicio profesional.

Pero si te atreves a lanzarte por el camino de la creatividad la tecnología nos sirve de gran ayuda. Programas de diseño como Canva te acompañan para generar un logo de manera muy sencilla en escasos minutos. También Adobe Creative Cloud Express te ofrece gran cantidad de plantillas que podrás modificar y moldear según el estilo que te interesa para la marca.

Ah, y no puedes olvidar una parte esencial para oficializar la marca: el registro. Aquí te contamos todo lo necesario sobre cómo registrar una marca o un nombre comercial en España.

6.Lanza tu negocio

Y el último paso para desarrollar tu idea de negocio es, como no podía ser de otro modo, el lanzamiento. Llega el turno de aprovechar los principales canales que permitirán visibilizar tu negocio. Podemos diferenciar entre canales B2C (Business to Consumer), centrados en la relación entre el negocio y el consumidor final, y B2B (Business to Business), que se enfocan en ofrecer los servicios a otras empresas. Te recomendamos que no dejes de utilizar ninguno de los siguientes:

Canales B2B:

  • Instagram: Los consumidores se informan sobre los productos o servicios a través de las redes y, según un estudio reciente de ETREND, Instagram es uno de los canales con mayor conversión, basada en sus más de 1.000 millones de usuarios activos. En Instagram Shopping podrás crear un catálogo de productos que permita hacer una venta directa. Además, la red social te permite crear contenidos patrocinados.
  • Facebook: La red creada por Mark Zuckerberg es especialmente interesante si quieres acceder a un consumidor de entre 35 y 60 años, los principales usuarios de la misma. Facebook te permite crear una página para tu negocio que funcionará a la manera de una tienda online. Por supuesto, también tienes a tu disposición la posibilidad de hacer publicidad.
  • Pinterest: Cuenta con alrededor de 150 millones de usuarios al mes y ofrece un contenido eminentemente visual. Esto convierte a Pinterest en un canal magnífico para dar a conocer tu idea de negocio, siempre que cuides mucho la imagen del producto que muestra en ella. Las imágenes que se publican en los tableros se pueden enlazar al sitio web de tu tienda, lo que supone una magnífica forma de promocionar lo que vendes.
  • YouTube: Los usuarios más jóvenes priorizan el contenido audiovisual sobre el texto. Y en esto YouTube es el rey. No siempre es fácil dar a conocer una marca en YouTube. Es mucha la competencia y se necesita una capacidad especial para conectar con las personas. En caso de que no te veas capaz, si tu presupuesto te lo permite, contactar con youtubers que tengan un grupo de seguidores que se adaptan a tu público objetivo es una magnífica forma de dar visibilidad a tu negocio.
  • Google: Por supuesto, no podíamos olvidar Google, indispensable para desarrollar una idea de negocio con éxito. Si vas a contar con un local físico, Google My Business es fundamental, ya que esta herramienta gratuita te ayudará a incluyendo horarios de apertura, ubicación y las importantísimas opiniones de otros usuarios entre otros. En cualquier caso, Google Ads, la herramienta que ofrece publicidad patrocinada es la mejor fórmula para que tu nuevo negocio tenga un posicionamiento adecuado en el buscador.

Canales B2C:

  • Foros de emprendedores: Los encuentros entre profesionales y emprendedores suponen un punto esencial para dar a conocer tu negocio. Además de posicionarte en el mercado y contactar con distribuidores, consumidores finales u otros emprendimientos que te orientarán sobre el mercado, recibirás opiniones básicas para optimizar tu negocio.
  • Publicaciones del sector. Los medios especializados son también un punto de encuentro que sirve para darte a conocer.
  • LinkedIn: La red social profesional se ha convertido en un instrumento ideal de marketing B2C. Crear una red de profesionales interesados por lo que vendes y por tu forma de emprender es fundamental para dar autoridad al negocio. Además, esta red social permite que el usuario sepa quién está detrás del negocio y conozca tu forma de actuar, tus referencias y tu pensamiento emprendedor gracias a las publicaciones que realices en ella.
estrategia de marketing

Herramientas para desarrollar tu idea de negocio

La empresa ya está en marcha. Pero desarrollar una idea de negocio exige controlar muchos factores, estructurar toda una serie de variables financieras, de producción, de distribución o de gestión de personal idealmente incorporadas en una sola plataforma. Empezamos por Holded, una de las herramientas más completas del mercado y que, además, cuenta con un periodo de prueba gratuito para que valores cómo se adapta a tus intereses.

Holded

Estamos ante un software que reúne todas las necesidades de gestión de una pyme en un mismo espacio. Gestión de proyectos para aumentar la producción de la empresa, CRM, ERP, un programa de facturación, contabilidad, recursos humanos… Holded es la herramienta más completa y que abarca toda la gestión de tu empresa desde donde quieras y cuando quieras.

Nada mejor que el periodo de prueba gratuita para comprobar todas sus funciones. Y después tienes la posibilidad de elegir entre varios planes para empresa, desde el que incluye las funciones básicas para desarrollar tu idea de negocio por 25 euros al mes, al premium, que te ofrece todas las funciones posibles, facturación ilimitada y un account manager exclusivo por 159 euros al mes. Cuenta con aplicaciones específicas para iOS y Android.

Asana

Es una herramienta que permite gestionar todas las tareas asociadas a tu negocio, distribuirla entre el equipo y hacer un seguimiento del punto en que se encuentra cada uno de tus proyectos. Además, tiene un funcionamiento muy intuitivo y ofrece una visualización gráfica que hará que entiendas cómo se va desarrollando tu negocio en un solo golpe de vista.

Cuenta con una versión básica para probar sus funciones más sencillas que es gratuita, la opción premium por 10,99 euros al mes y la business, y más completa, por 24,99 euros.

Basecamp

Otro de los software colaborativos más utilizados. Se trata de una herramienta que organiza los proyectos de una forma sencilla y que potencia que la comunicación dentro de la empresa se simplifique y circule de forma fluida. Permite generar informes, establecer fechas de entrega, asignar tareas y compartir archivos entre el equipo de trabajo entre otras funciones.

Cuenta con un periodo de prueba gratuito de 30 días. Después, si eliges Basecamp Business deberás hacer frente a una tarifa de 99 dólares al mes, alrededor de 87 euros al cambio.

Monday.com

Muy intuitiva y útil en tanto que el programa automatiza las tareas más rutinarias en apenas unos segundos. La visualización de los datos es otro de sus puntos fuertes, ya que te va a ofrecer unos paneles completamente comprensibles. También destaca por la flexibilidad que permita establecer flujos de trabajo absolutamente personalizados. Los precios varían en función del número de usuarios de la empresa que tengan acceso a la plataforma.

Jira

Si bien fue diseñado como un software de incidencias y errores, hoy ofrece la posibilidad a todos los equipos de trabajo de administrar todo tipo de tareas de un proyecto y hacer la gestión operativa del mismo.

Tiene diferentes precios en función del número de usuarios. Para menos de 10 es gratuito. En todas las versiones de pago hay un límite de 20.000 usuarios, desde la que ofrece automatización en un solo proyecto por 7,50 dólares al mes al modelo avanzado que permite trabajar en varios proyectos y almacenamiento ilimitado entre otras funciones por 14,50 dólares por usuario al mes.

Preguntas frecuentes al iniciar un negocio

¿Puedo emprender sin dejar mi trabajo actual?

Lograr desarrollar una idea de negocio es un camino tan satisfactorio como dilatado en el tiempo. Y es muy probable que en el periodo desde que se plantea la idea hasta que se estructura un negocio rentable, necesites mantener unos ingresos que te permitan hacer frente a tus gastos cotidianos. En este caso no solo es posible emprender manteniendo tu trabajo actual, sino que probablemente es incluso necesario.

No queremos engañarte, desarrollar una idea de negocio mientras trabajas supondrá un sobreesfuerzo. Has de ser consecuente, realista y constante. Deberás organizarte para conseguir sacar unas horas cada día a tu proyecto emprendedor y evitar distracciones. Todo ello, por supuesto, dejando ratos de tiempo libre. Una recomendación: deja tu puesto de trabajo solamente cuando los ingresos mensuales que recibas en tu negocio se acerquen al salario que percibes en el empleo por cuenta ajena.

¿Por qué la mayoría de los negocios fracasan?

Alrededor de un 90% de los negocios fracasan en sus tres primeros años de vida. Y un estudio de la consultora tecnológica Akimad asegura que la causa más habitual de ello está en la falta de una estrategia digital global, la razón principal del cierre del 83% de los negocios que fracasan. No siempre es fácil gestionar todos los aspectos de la digitalización de un negocio. Contar con tipos de software como Holded que centralizan las operaciones de las pymes es una de las mejores fórmulas para conseguirlo.
Antes de desarrollar una idea de negocio debes conocer algunos errores estructurales que pueden ser fatales para el éxito de tu emprendimiento. Aquí te dejamos una relación de razones que provocan que las empresas fracasen en sus primeros años para que sepas identificarlos y consigas esquivarlos en tu camino al triunfo empresarial.

¿Cómo empiezo a desarrollar un negocio digital?

Apostar por un negocio digital es hacerlo por un mercado amplísimo, con unas posibilidades enormes, pero también con una gran competencia. Como te hemos ido comentando, es fundamental que des unos pasos muy firmes que te permitan desarrollar una idea de negocio. Pero si tu emprendimiento es puramente digital, debes tener en cuenta otros aspectos. El primero, la web, que será tu “tienda”, el espacio desde el que vendas tus productos o servicios. Te explicamos brevemente cómo has de comenzar a desarrollar este negocio digital y tu web.

Necesitas un dominio en el que incluyas el nombre de tu negocio. El dominio puede que no coincida exactamente con la denominación de tu marca, pero esta debe estar incluida. Existen diversas webs que te permiten, primero, comprobar si el dominio que quieres ya está registrado. Una vez elegido podrás adquirirlo. Arsys o DonDominio son dos de las principales páginas españolas en las que podrás adquirir el dominio.

Contrata el hosting en el que estará alojado el dominio. Un hosting es el servidor que alojará tu web. El precio puede ser muy diferente entre unos y otros. Uno de los más populares y con servicio en español es Webempresa.

Apuesta por un diseño atractivo en el que prime la usabilidad. El diseño de tu web va a ser fundamental para el interés que despierte tu negocio en los usuarios. Puedes encargarlo a profesionales o hacerlo tú mismo si careces de presupuesto. WordPress cuenta con plantillas predeterminadas que te facilitan mucho el trabajo si este último es tu caso.

Cuando ya tengas la web en uso deberás dotarla de contenido y elaborar estrategias de marketing que atraigan a futuros clientes. Es el momento de ponerte en marcha y para ello necesitas entusiasmo e insistencia. Steve Jobs decía que lo que separa a los empresarios con éxito de los que no lo tienen es la perseverancia. Con perseverancia, buena actitud y siguiendo estos pasos para desarrollar una idea de negocio, estamos convencidos de que podrás cumplir tus sueños. Estás a punto de transformar tu vida y mejorar la de los demás. ¡Atrévete a ello!

¡Mejora tu productividad y logra impulsar tus resultados!

Prueba Holded completamente gratis y sin límites durante 14 días.

Descúbrelo
Javier Martín García
Más del autor

Te recomendamos

¿Quién está exento del IVA en las exportaciones?

Facturación

¿Quién está exento del IVA en las exportaciones?

Calendario laboral 2022

RRHH

Calendario laboral 2022: festivos nacionales y puentes

Estrategias de segmentación de mercado

Emprender

Estrategias de segmentación de mercado – Tipos y ejemplos