Emprender

Modelo canvas ¿Qué es y cómo elaborarlo? + Ejemplos

|

No existe un modelo perfecto e infalible en lo que a creación de empresas se refiere: hay muchas formas de triunfar. De la misma manera que hay muchas formas de fracasar. El éxito dependerá siempre de mil factores. Aunque sí que es cierto que algunos modelos, como por ejemplo el modelo canvas, tienen fama de ser más efectivos que otros.

¿No sabes en qué consiste? ¿Y de hecho te preocupa no saberlo porque resulta que estás dando los primeros pasitos en tu negocio y te parece que cualquier consejo a este respecto puede ser definitivo a la hora de guiarte en la dirección correcta? Pues atiende, porque a continuación te lo explicamos todo sobre este modelo negocio para que seas tú el que decida si te resulta de utilidad o no.

¿Qué es el modelo canvas?

El modelo canvas, también conocido como Business Model Canvas, es una herramienta cualitativa de gestión estratégica empresarial que analiza modelos de negocio de manera dinámica. Se trata de un método muy visual en formato de lienzo dividido en nueve bloques temáticos que en conjunto aportan un panorama global de la empresa. Este lienzo es el que da nombre al modelo (canvas es lienzo en inglés).

Su creación es bastante reciente. Fueron Alexander Osterwalder e Yves Pigneur quienes lo presentaron en sociedad en el año 2011 a través de un libro titulado Generación de Modelos de Negocio.

En aquel tomo, Osterwalder y Pigneur escrutaban diversos tipos de modelos empresariales y ofrecían consejos sobre cuándo usar unos u otros. Lo interesante es que la voluntad de los autores era establecer nuevos parámetros de negocio para una época en la que el sistema de producción había sufrido un quiebro interno que lo condujo a múltiples cambios drásticos.

Generación de Modelos de Negocio en general y el modelo canvas en concreto apostaban por unas nuevas coordenadas empresariales que imponían una nueva mentalidad a la hora de hacer negocios. Si crees que tu mentalidad pertenece más al siglo XXI que al siglo anterior, entonces puede que el Business Model Canvas sea lo más idóneo para tu aventura empresarial.

Automatiza todo tu negocio en un solo lugar

Reemplaza procesos manuales con un software intuitivo. ¡Todo lo que necesitas donde y cuando quieras!

Descúbrelo

¿Cuáles son sus principales elementos?

El modelo canvas es un gran recuadro con nueve divisiones que, agrupadas de diferentes formas, simplifican las cuatro grandes áreas de todo negocio: los clientes, la oferta, la infraestructura y la viabilidad económica. Pero veamos más en detalle cuáles son estos nueve principales elementos del modelo canvas…

  1. Segmentos de mercado. En este recuadro hay que definir a la audiencia de la empresa: ¿quiénes y cómo son tus clientes? Esa es la pregunta básica a responder ya que, dependiendo del target al que te dirijas, tu negocio debería ser de una forma o de otra muy diferente.
  2. Propuesta de valor. ¿Cuál es el valor diferencial que convierte a tu empresa en algo único? ¿Qué tiene tu negocio que no tengan tus competidores más directos? Llámalo propuesta de valor, valor diferencial o ventaja competitiva… Llámalo como quieras, pero asegúrate de que tu aventura empresarial lo tiene.
  3. Canal. En este apartado es necesario dejar establecido cuál o cuáles van a ser los canales a través de los que tus clientes podrán adquirir tus productos o servicios. Esto implica, fundamentalmente, definir tus vías de distribución.
  4. Relación con el cliente. Extraño sería que tu modelo de negocio te permitiera vivir de espaldas a tus clientes: está claro que toda empresa necesita comunicarse con sus clientes de alguna forma u otra. Ahora bien, de ti depende establecer ciertos parámetros como profundidad e inmediatez, pensando siempre que todos estos parámetros han de concordar con el mensaje de tu empresa.
  5. Fuentes de ingreso. El modelo canvas apuesta por un equilibrio entre lo que pide el consumidor y lo que ofrece tu empresa. De este equilibrio nace, al fin y al cabo, el precio al que has de vender tus productos o servicios… Ya que este precio marcará la mayor fuente de ingreso del negocio.
  6. Recursos clave. Define todos los recursos que resultarán clave para el desarrollo de tu modelo de negocio: recursos físicos, intelectuales, humanos, financieros…
  7. Actividades clave. De forma similar a lo realizado con los recursos, también deberías definir unas actividades clave sin las que tu negocio no podría seguir operando: producción, resolución de problemas…
  8. Socios clave. Puede que tu principal fuente de ingresos sea la venta de tu producto o servicio… Pero para avanzar y mejorar deberías establecer alianzas con todo un conjunto de socios clave que ayuden a elevar el juego de tu empresa.
  9. Estructuras de costes. A la hora de establecer la estructura de tus costes, puedes optar por dos opciones: por un lado, puedes intentar reducir el coste del producto usando herramientas como, por ejemplo, la automatización del proceso de producción; o, por otro lado, puedes crear un valor añadido que resulte valioso para el consumidor.

Entonces, ¿cuál es el secreto detrás del modelo canvas?

Imagina que estás jugando a un videojuego por primera vez. Aunque tengas una idea de cómo funcionan las mecánicas, seguramente al principio estarás un poco perdido. Sin embargo, la mayoría de los juegos contienen un tutorial que guía a los jugadores durante los primeros pasos y cada vez que desbloquean una habilidad nueva.

Pues bien, si trasladamos esa idea al plano de los negocios, podríamos decir que el modelo canvas viene a ser el tutorial de una empresa. La diferencia es que este “tutorial” empresarial lo tienen que desarrollar los directivos de la compañía (o los jefes de departamento), que son los que comprenden el negocio en su totalidad.

En menos palabras, el secreto del modelo canvas es que nos permite identificar recursos, medios, objetivos y metas. Es decir, que nos ayuda a conocer los aspectos más importantes de la empresa para afrontar los retos y perseguir el éxito con una caja de herramientas bien pertrechada debajo del brazo.

¿Para qué sirve el modelo canvas?

El modelo canvas sirve para revelar las características básicas de un modelo de negocio. Partiendo de una presentación visual, sencilla y detallada, se pueden descubrir las tareas más relevantes, aspectos a mejorar, carencias a cubrir y alternativas. En concreto, realiza las siguientes funciones:

  • Identificación de aspectos esenciales. La característica principal del modelo canvas es que nos da una visión general del modelo de negocio. Así, las propiedades más importantes de la empresa quedan reflejadas en un lienzo para optimizar objetivos y eliminar obstáculos.
  • Presentación general del negocio estructurada, clara y concisa. De esta forma, todos los miembros del equipo pueden entender el modelo de negocio, aportar ideas y avanzar en la misma dirección.
  • Base para articular el plan de acción. Ojo, porque no sustituye a un plan de negocios detallado, sino que se complementan entre sí.
  • Inspiración para realizar lluvias de ideas. Este lienzo nos ayuda a encontrar nuevos nichos de mercado y a presentar propuestas originales, creativas y diferentes dentro de la línea del negocio.
Ejemplo ilustrado de un modelo canvas

Beneficios del modelo canvas

Muchas veces, menos es más. Existen planes de negocios monstruosamente extensos y enrevesados, pero esto no significa que en sus numerosas páginas se encuentre la clave para dar con la tecla apropiada.

Sin embargo, el modelo canvas aplica el sentido común para decirnos de un vistazo si un proyecto es sostenible o no. Además, no se trata de un recurso estático, sino que está diseñado para evolucionar al mismo tiempo que la empresa e introducir todas las modificaciones sin necesidad de cambiar todo el plan de negocio.

En resumen, el principal beneficio del modelo canvas es que nos permite adquirir una comprensión más clara de nuestros productos, clientes, distribución, financiación, recursos y otros detalles dejando de lado la vertiente emocional. Y todo ello de un simple vistazo.

¿Cuál es la importancia del modelo canvas?

Para que una empresa funcione, es esencial que los directivos la conozcan en profundidad y que tengan claro dónde están y dónde quieren llegar. Pues bien, el modelo canvas es una herramienta perfecta para entender un modelo de negocio de manera estructurada, directa y simplificada.

Tras aplicar el análisis, tendremos en una misma página información de clientes, propuestas de valor, canales, recursos y vías de ingresos, entre otros datos. Esta visión global del negocio sirve para facilitar la adaptación a los cambios del mercado, conocer mejor a los clientes (e incluso adelantarnos a sus necesidades), establecer el mismo enfoque para todo el equipo y detectar margen de mejora en productos y servicios. Es más, también podemos usarlo para comprender el modelo comercial de los competidores y buscar estrategias para destacar.

Este es un buen comienzo para obtener nuevas ideas que nos permitan innovar y mejorar la competitividad de los productos y servicios. No obstante, la realidad no es tan sencilla, por lo que es recomendable combinar esta herramienta con otras.

Ejemplo de un modelo canvas en inglés.

¿Cómo puedo hacer un modelo canvas?

Llegados a este punto, seguro que ya estás deseando ponerte con el modelo canvas de tu propia empresa. ¿Pero cómo se hace?

Para empezar, debemos tener una visión general del negocio y preparar una plantilla (que podemos descargar o utilizar una simple hoja de Excel). Generalmente, en la zona superior izquierda del lienzo se colocan los socios, las actividades y los recursos clave, mientras que en el derecho va la relación el cliente, los canales de venta y los segmentos de clientes. En el centro se sitúa la propuesta de valor y, justo debajo, la estructura de los costes y las fuentes de ingresos. A continuación, hay que seguir estos pasos:

  1. Estudia la competencia. La competencia es el punto de partida para comparar planes de negocio, adquirir ideas y descartar otras. Asimismo, también nos ayuda a saber lo que quieren los clientes y cuánto están dispuestos a pagar por el producto o servicio dentro de las diferentes opciones de la industria. Por ejemplo, podemos fijarnos en su estrategia online, su proceso de fidelización de clientes, ofertas y precios o su propuesta de valor.
  2. Busca una plantilla y prepara las ideas. El siguiente paso es crear un equipo de profesionales con experiencia en el sector y en la propia empresa. Es recomendable que se trate de trabajadores con roles estratégicos que sean capaces de analizar el negocio con frialdad.
  3. Analiza y registra los datos. En el lienzo solo han de incluirse los aspectos más relevantes del modelo de negocio. Por otro lado, los conceptos deben ser lo suficientemente claros como para que cualquier persona los entienda, independientemente del momento. Ahora bien, es importante vincular cada propuesta de valor con un segmento de clientes y una fuente de ingresos.
  4. Describe el estado actual de la empresa. Olvídate el futuro, de las metas y de los grandes planes de viabilidad. ¿En qué estado se encuentra la empresa ahora mismo? Si se trata de una compañía grande, cada departamento debe presentar un modelo de negocio independiente.
  5. Comprueba que la información está vinculada. Todo lo que está en el lado izquierdo del lienzo tiene que respaldar el lado derecho. Es decir, que cada uno de los aspectos clave que forman el conjunto deben estar vinculados entre sí.
  6. Investiga el rendimiento del negocio. Sé realista y comprueba si tus esfuerzos están dando fruto. ¿Tu modelo de negocio produce beneficios? ¿La empresa aporta algo realmente único? ¿Obtiene los suficientes ingresos antes de gastar dinero? ¿La compañía se puede expandirse y hasta qué punto? A partir de aquí podremos resaltar las fortalezas y debilidades del negocio, buscar puntos ciegos y explotar aquellos aspectos que convierten la marca en lo que es.

Ejemplos de modelos canvas en empresas reconocidas

Hasta aquí todo ha sido teoría. ¿Pero sabías que grandes empresas recurren al modelo canvas para exponer su modelo de negocio en un lienzo?

  • Coca-Cola. La empresa de refrescos que nos hace pensar en la chispa de la vida se vuelca en la inversión marketing, su fórmula secreta y su público masivo.
  • Starbucks. La cadena de cafeterías probablemente más famosa del mundo se centra en los servicios de sus establecimientos y en ofrecer una experiencia agradable relacionada con el café.
  • Netflix. Una de los servicios de VOD más famosos del mundo prefiere poner en valor sus contenidos y su visualización multiplataforma.
  • Zara. Diseñadores, fabricación, distribución y acceso rápido a las últimas tendencias en moda y complementos son los pilares sobre los que se asienta una de las cadenas de ropa más rentables del mundo.
  • Spotify. ¿Quién no ha escuchado música alguna vez en esta plataforma? Este servicio de streaming construye su modelo de negocio sobre la publicidad, las suscripciones, las discográficas y el gran público al que consigue llegar.
  • Google. Para el gigante tecnológico, lo más importante es que prácticamente todos los usuarios de internet son sus clientes… y también los ingresos que genera con la publicidad.
  • Apple. La empresa de software de la manzana se caracteriza por la calidad de sus diseños, sus productos únicos, su potente infraestructura y el servicio de atención al cliente.
  • Amazon. El marketplace más famoso del mundo basa su modelo canvas en su estructura de costes para asegurar la rentabilidad y poder seguir creciendo.

Paga solo la mitad durante 3 meses

Reemplaza procesos manuales con un software intuitivo. ¡Todo lo que necesitas donde y cuando quieras!

Descúbrelo
Raül De Tena
Más del autor

Te recomendamos

Aprende a calcular el sueldo bruto o neto

RRHH

Aprende a calcular el sueldo bruto o neto + Ejemplos prácticos

Naming

Emprender

Naming: ¿qué nombre le pongo a mi proyecto?

empresa juegos para niños

Magazine

Esta empresa propone una ‘Navidad sin pantallas’ para niños