Asesorías y Gestorías

¿Cuánto puede ganar un asesor financiero? Salario en 2023

|

Analizar la situación y los recursos financieros de un cliente, encontrar las soluciones óptimas de ahorro e inversión en función de cada perfil, ofrecer las recomendaciones tributarias más provechosas… Todo esto, y mucho más, debe gestionar un asesor financiero, una figura cada vez más valorada por los emprendedores, que confían el movimiento de su patrimonio en especialistas que son capaces de aportarles los mejores beneficios.

La formación, la trayectoria y los conocimientos sobre las oportunidades financieras que se presentan en los sectores o economías en que operan son la clave para lograr la confianza del cliente. Sin duda, estas variables determinan cuánto va a ganar un asesor financiero por el desempeño de sus funciones. Hoy profundizamos en los salarios que pueden alcanzar estos especialistas y qué requisitos y factores tienen que darse para llegar a ellos.

¿Cuánto gana en promedio un asesor financiero?

Un asesor financiero en España tiene un salario promedio de 46.500 euros brutos al año, comenzando en sus primeros años de trabajo con un sueldo de alrededor de 25.000 euros brutos y alcanzando, con más de 20 años de experiencia, un salario que puede superar los 70.000 euros.

Digitaliza tu despacho

Holded potencia asesorías, no las reemplaza.

Descubre cómo

Sueldos según el tipo de asesor financiero

Estas cifras son, por supuesto, una aproximación, ya que el abanico de salarios difiere enormemente en función de los sectores y de diversas circunstancias que tienen una influencia decisiva en ellos. Empresas especializadas en empleo, como Jobted, o en salarios, como Glassdoor, cuentan con estudios que nos permiten calcular cuáles son las ganancias medias de una forma global.

Sin embargo, si nos adentramos un poco más en profundidad en el mundo de los asesores financieros, comenzamos a observar diferencias en función de la tipología de los mismos. La distinción más clara nos señala que existen dos tipos de asesores, que cuentan con requisitos diferentes para ejercer su labor y que, por otro lado, desempeñan su labor con evidentes matices que los singularizan.

Asesor financiero comercial

Estos profesionales suelen trabajar por cuenta ajena y, normalmente, están vinculados laboralmente a un banco. Por este motivo, su labor se centra en ofrecer información a los clientes sobre los productos financieros que ofrece dicha entidad, pero no tienen la competencia de orientar acerca de opciones externas a la misma. Son los que tradicionalmente han sido conocidos como gestores comerciales.

El asesor financiero comercial indicará al cliente cuáles son los productos adaptados a su perfil de riesgo en el banco y buscará oportunidades en la gestión de los fondos que comercializa el mismo. Sin embargo, se mueve en un territorio cerrado y los requisitos fundamentales estarán vinculados al conocimiento de todos los productos que puede ofrecer y a contar con las habilidades propias para ser capaz de venderlos.

Su salario suele ser notablemente menor que en el caso que veremos a continuación, aunque su buen hacer y la confianza que los clientes depositen en ellos favorecerá que se incremente de manera notable. En función de la experiencia, las cifras se mueven en un intervalo entre los 18.000 y los 37.000 euros.

Asesor financiero independiente

Son varias las diferencias que encontramos respecto al asesor financiero comercial. Partiendo de la base de que, para ser independiente, se han de cumplir con unos requisitos muy estrictos. Estos vienen determinados por la MiFID II, una normativa europea puesta en marcha en 2018 que busca optimizar los niveles de seguridad del mercado de instrumentos financieros en la Unión Europea. Si quieres saber más sobre ella, tienes toda la información sobre MiFiD II en la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Esta normativa exige, entre otras cosas, que quien presta servicios de asesoría financiera cuente con formación acreditada y actualizada en finanzas y economía. Asimismo, los asesores independientes deberán marcar un precio cerrado y cobrar exclusivamente por los servicios que ofrezcan. Por lo tanto, no se permite el cobro de comisiones por vender un producto financiero. Es habitual también que monten su propia asesoría desde la que desarrollen su labor.

Un asesor financiero independiente debe tener, pues, una base muy sólida en finanzas que permita analizar cómo se están comportando los activos del mercado y específicamente aquellos en los que ha invertido el cliente. Además, ha de conocer en profundidad los aspectos fiscales que pueden determinar la rentabilidad y las finanzas de la persona que contrata sus servicios. Por supuesto, tiene que ser consciente de cuál es el perfil de riesgo de quien confía en él y establecer estrategias financieras positivas en los momentos en que la situación se torna más compleja.

Es evidente que, con tales requisitos, un asesor financiero independiente va a tener un sueldo medio más alto que un asesor comercial. La horquilla es muy amplia pero, a grandes rasgos, si cuenta con una experiencia reducida, puede tener un sueldo medio de 35.000 euros anuales, que se incrementará significativamente a medida que amplíe su trayectoria (también sus éxitos), pudiendo recibir más de 100.000 euros brutos al año.

asesor financiero

¿Qué factores influyen en el sueldo de un asesor financiero?

Ya en la mayoría de los sectores profesionales los sueldos varían mucho entre un trabajador y otro. Sin embargo, en los asesores financieros, esta diferencia es aún más acusada. ¿Por qué? Por su posición determinante para que el cliente gane más o menos dinero. Partiendo de ello, hay diversos factores que definen en que lugar de la horquilla salarial se va a ubicar el asesor.

  • Experiencia. Un elemento clave, sin duda. Sobre todo, porque cuanto más amplia sea su trayectoria más conocimientos tendrá del sector y más opciones sabrá ofrecer que otorguen la rentabilidad anhelada. Por ello, como decíamos, un profesional que acaba de empezar en el oficio se mueve en un salario en torno a los 25.000 y los años de experiencia (y los resultados que ofrezca en su carrera) le harán ser más demandado por los clientes, que estarán dispuestos a pagar más por lograr resultados óptimos.
  • Tipo de clientes con los que trabaja. Aunque se trate de un asesor independiente, si realiza su labor para las principales compañías de un país, aquellas que obtienen más beneficios y que desean realizar operaciones más complejas, el salario será notablemente superior que si el cliente es un pequeño ahorrador que desea realizar operaciones de poco riesgo y menor rentabilidad.
  • Aprendizaje continuo. El mundo de las finanzas se transforma continuamente y los valores que ayer dejaban beneficios ingentes hoy pueden estar en franca depresión, y viceversa. Además, la tecnología ha introducido nuevas modalidades de operaciones, como la posibilidad de aplicar los beneficios de la transformación digital a las finanzas, tal y como hace el pujante sector fintech, con la capacidad de ofrecer importante rentabilidad. El asesor financiero que está al día, que es capaz de trabajar y asesorar con variedad de soluciones, siempre alcanzará salarios más altos que aquel que no lo hace.
  • Resultados. Los salarios de los asesores comerciales, que trabajan por cuenta ajena, crecerán en la medida en que ofrecen productos adecuados a los clientes que, de este modo, continúan confiando en la entidad y la persona que se los recomendó. Esta es la mejor forma de promoción laboral e incremento del salario. Por su parte, el boca a boca es básico en los asesores independientes. Contar con una importante cartera de clientes satisfechos harán que crezcan sus atribuciones y que, a la vez, lo recomienden a otros clientes.
  • Ciudad en la que opera. Los asesores que trabajan en Madrid, Barcelona, País Vasco y Valencia suelen obtener mayores beneficios, ya que se encuentran en las localizaciones con mayor número de entidades y clientes potenciales con ingresos altos, dispuestos a desembolsar más dinero por una buena asesoría.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es el salario más alto al que puede aspirar un asesor financiero?

Teniendo en cuenta que cumpla los factores anteriores, un asesor financiero puede llegar a ganar más de 100.000 euros brutos al año. La trayectoria, el sector y la cartera de clientes con que cuente son parte troncal para llegar a estas cifras.

¿Qué carrera hay que estudiar para ser asesor financiero?

La formación es esencial para obtener los conocimientos de una profesión que resulta compleja y supone una gran responsabilidad, ya que sus decisiones determinarán la situación financiera del cliente.

Un asesor financiero deberá tener como base una carrera relacionada con el ámbito de la economía, como Administración y Dirección de Empresas, Finanzas y Contabilidad o Economía, entre otras. Una vez concluida, es enriquecedor un máster o formación de posgrado especializado en asesoramiento financiero.

De cualquier modo, para mantener un conocimiento actualizado sobre nuevos riesgos y oportunidades o las fluctuaciones del mercado, es conveniente llevar a cabo un proceso de aprendizaje continuo. Hoy en día, además, estar al tanto de las novedades tecnológicas facilita incrementar la productividad y un considerable ahorro de costes. Los mejores programas para asesorías, por ejemplo, ofrecen un beneficio sobresaliente en el día a día de los asesores financieros.

¿Cuál es el promedio de salarios en el sector financiero?

Según la tabla de la salarios del portal Talent, en España, un financiero cuenta con un salario promedio de 2.167 euros al mes. En cualquier caso, es necesario tener en cuenta las enormes variaciones que hay en este sector entre los sueldos de los profesionales con más experiencia y responsabilidad y los perfiles junior, que acaban de iniciar su trayectoria.

Una buena fórmula de descubrir qué salario medio le corresponde a un financiero en función de su puesto, sus años de experiencia, la ciudad donde trabaja y otras variables, es la Guía del Mercado Laboral de Hays, que cada año indica los sueldos de medio de los principales sectores profesionales en España a partir de diferentes variables.

Digitaliza tu despacho

Holded potencia asesorías, no las reemplaza.

Descubre cómo
Javier Martín García
Más del autor

Te recomendamos

Holded vs. Billin

Facturación

Holded vs. Billin: Comparativa de programas de facturación y contabilidad en 2023

Estrategias de marketing en redes sociales para asesorías

Asesorías y Gestorías

Estrategias de marketing en redes sociales para asesorías

Qué es una cartera de clientes y cómo gestionarla

Asesorías y Gestorías

Qué es una cartera de clientes y cómo gestionar la tuya con éxito