Emprender

Cómo crear una empresa en dos semanas

Cómo crear una empresa en dos semanas

¿Crees que crear una empresa en dos semanas es una aventura imposible? Aquí te explicamos cómo conseguirlo en 10 cómodos pasos.

¿Has tenido La Gran Idea y no quieres que se te pase el arroz a la hora de convertirla en un negocio solvente con el que forrarte (o, por lo menos, con el que poder vivir? ¿Crees que crear una empresa es un proceso larguísimo y tedioso que te va a llevar varios meses de tu vida? Pues resulta que, realmente, puedes crear una empresa en dos semanas… Y en este artículo vamos a explicarte cómo conseguirlo.

De hecho, vamos a explicártelo con un decálogo de pasos realmente fáciles de seguir, teniendo siempre en cuenta los plazos máximos que va a llevarte cada uno de estos diez procesos. Pero, antes de que esas diez semanas empiecen a correr, es necesario que te plantees ciertos conceptos que han de quedar claros y meridianos.

Para empezar, de poco importa que puedas crear una empresa en dos semanas si resulta que no tienes una idea de negocio con un mínimo de viabilidad y visión. También viene bien haber hecho un estudio de mercado en el que estudiar posible competencia y con el que observar el pedazo de pastel que puedes abarcar con tu idea.

Este estudio debería ser el punto de partida de un plan de negocio coherente que incluya no solo las necesidades estructurales de tu nuevo negocio, sino también sus presupuestos y previsiones. Y, para acabar, este plan de negocio debe ir acompañado de un plan financiero que tenga en cuenta la inversión necesaria para arrancar la empresa (y de dónde vas a sacar el dinero, claro).

¿Tienes todo esto ya totalmente establecido? Pues entonces vamos a empezar ya con los 10 pasos a los que deberás enfrentarte para conseguir crear tu empresa en tan solo dos semanas…

  1. Elige tu nombre para tu sociedad. Y, sobre todo, solicítalo en el Registro Mercantil Central. Este paso es algo que puedes hacer perfectamente de forma telemática, aunque será mucho más rápido si te presentas en el Registro pertinente y lo cursas en persona. A tener en cuenta: su coste es de 15,95€, puedes proponer hasta cinco nombres ordenados de forma preferencial y se elegirá el primero que esté libre. El proceso de aprobación tardará entre dos días y una semana, así que debería ser de lo primero que hicieras.
  2. Abre una cuenta corporativa en una entidad bancaria. Es en esta cuenta donde cada socio ha de ingresar su parte del capital social que servirá para crear la escritura de la sociedad (esa parte se corresponderá, obviamente, al porcentaje de la empresa que posea). Ten en cuenta que este trámite es algo que se hace inmediatamente, pero que has de realizar al principio de todo porque la cuenta corporativa quedará totalmente bloqueada hasta que presentes las escrituras de tu sociedad ante el banco.
  3. Firma las escrituras ante notario. Las escrituras de la sociedad han de ser firmadas por todos los socios, aportando los certificados del banco y el Registro Mercantil Central de los pasos anteriores. Su coste debería rondar los 300 euros, pero lo positivo es que es algo que harás al momento.
  4. Solicitar el NIF provisional de la empresa. Esto es algo que deberás solicitar a Hacienda presentando el modelo 036 en cualquier oficina de la Agencia Tributaria. Es algo que, de nuevo, se realiza inmediatamente, aunque necesitarás un NIF que te sirva para arrancar las actividades de tu empresa.
  5. Liquida el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados. Presenta el modelo 600 en la oficina de Hacienda de tu propia comunidad autónoma. Este trámite no implica coste alguno (ya que la constitución de empresas está totalmente exento de costes).
  6. Registra las escrituras de tu empresa en el registro mercantil territorial. Aquí llegamos al momento más crítico: este proceso puede tardar hasta 15 días, así que te recomendamos que, si quieres tener tu negocio marchando en dos semanas, los cinco puntos anteriores los ventiles en un par de jornadas como máximo.
  7. Solicita una nota simple en el Registro Mercantil. Esta nota tiene la finalidad de acreditar al administrador de la sociedad para que este tenga la potestad de realizar los puntos que vienen a continuación. Y, de nuevo, es un trámite que puede tardar entre dos días y una semana, así que hazlo cuanto antes mejor.
  8. Pide el NIF definitivo de tu empresa y el alta en el IAE. Presenta el modelo 036 en Hacienda y este punto no debería acarrearte ningún tipo de problema.
  9. Reclama el certificado digital de la empresa. A diferencia de algunos de los pasos anteriores, en este caso lo más rápido será recurrir a la vía telemática. Su coste es totalmente gratuito y lo único que tienes que hacer es obtener una clave cumplimentando los datos debidos en la web de la FNMT (Fábrica Nacional de Moneda y Timbre).
  10. Activa el certificado digital. Solo necesitarás la clave que hayas obtenido en la FNMT. Y, con este proceso, que es abslutamente inmediato, ya podrás instalar el certificado digital en el sistema informático que vayas a utilizar para presentar impuestos y firmar facturas electrónicas.

Como ves, los plazos máximos en algunos de estos procesos es de dos semanas… Así que, no, crear una empresa en quince días no es una misión imposible. ¿Te pones manos a la obra?