Noticias

¿Semana laboral de 4 días? Sí, es posible (y deseable)

|

La semana laboral reducida no solo es factible, sino que tiene todo a favor para convertirse en una alternativa seria y viable al actual formato semanal de cinco días. Cada vez más empresas se suman a este modelo, que presenta enormes ventajas, aunque su aplicación en España aún plantea algunas dudas. Te damos todas las claves para que valores sus pros y sus contras. 

Cien años y todo sigue igual

Prácticamente, nada se ha movido en el último siglo, desde que en 1919 se instauró en España la jornada laboral de 40 horas. En 2019, cuando aún no se sabía que un virus cambiaría para siempre las reglas del juego, se cumplió el centenario de un modelo de trabajo que siguen aplicando la gran mayoría de empresas, no solo en España sino en casi todos los países de entorno. Pero cada vez, tanto pymes como grandes corporaciones abogan por modelos laborales que permitan una mejor interacción entre productividad y conciliación personal. Y los que han probado el sistema confirman que presenta más ventajas que inconvenientes. Entonces, si todo apunta a que los beneficios son tan evidentes, ¿por qué no lo implementan ya otras muchas más empresas? Porque, no todo es tan sencillo como parece. Vamos por partes.

En España, según el INE, un trabajador asalariado trabajó de media 38,6 horas y hasta 42,2 los trabajadores independientes. Esos datos, sin embargo, están lejos de Dinamarca, con 1.332 horas trabajadas al año, y Alemania, con 1.346 horas, los dos países europeos a la cabeza que, por lo tanto,mejor han sabido conciliar trabajo y vida personal, según un informe de la OCDE. Siguiendo sus ejemplos, cada vez más compañías se animan a buscar fórmulas para experimentar e implementar formatos de reducción laboral. Muchas son startups, tecnológicas o empresas que ya han subido al tren de la digitalización. Pero no todas. 

¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes de la jornada de cuatro días? Vamos por partes….

Semana laboral de 4 días
Huelga de La Canadiense en Barcelona, 1919, por la que se implantó la jornada laboral de 8 horas en España.

De entrada, las ventajas…

Para la empresa

Mayor productividad

La gran mayoría de empresas que ha aplicado el modelo de reducción de jornada laboral asegura que su productividad, lejos de reducirse, ha crecido sustancialmente. Se calcula que, de media, el incremento en productividad se sitúa en torno al 30%, lo que pone, a todas luces, de manifiesto la eficacia del sistema. Las mentes descansadas, dicen los expertos, logran que las horas resulten más productivas. 

Reducción del absentismo laboral

Menos estrés implica también una reducción en los accidentes laborales y un menor absentismo por bajas médicas. El aumento del bienestar de la fuerza laboral es una razón de peso que esgrimen, cada vez más, los departamentos de recursos humanos de las empresas. 

Retención de talento

Junto al salario, una de las razones más importantes para retener el talento en una compañía está directamente relacionado con el ambiente de trabajo, las condiciones laborales o las facilidades para compatibilizar la vida personal. Cuantas más facilidades existan, más probabilidad de que el trabajador “se quede”. Las empresas con el sello “Best Work to Place” tienen mucho que decir. 

Mayor ahorro energético

Las compañías que aplican reducciones de jornada y mantienen cerradas sus puertas, aseguran que la reducción en la factura de la luz puede rondar entre el 20% y 25%. 

Incremento en la reducción de costes

Es evidente que el cierre de la empresa un día adicional, repercute directamente en la reducción de ciertos costes. Por ejemplo, si la compañía asume parte de los costes derivados del transporte de sus empleados. 

Para el trabajador

Mayor conciliación con la vida personal y familiar

Es, sin ninguna duda, la principal ventaja para el trabajador. A diferencia de otros países europeos, en España los horarios de trabajo que, en ocasiones se alargan hasta las 20h, impiden una adecuada conciliación de la vida laboral y personal. Con más tiempo libre es más fácil dedicar más tiempo a los hijos, las personas dependientes o simplemente a uno mismo, para el desarrollo personal. 

Disminución del estrés

A pesar de que puede estar tanto en la cesta de las ventajas como de los inconvenientes (según la lectura que se haga), todo apunta a que, con una jornada de cuatro días, los trabajadores tienen más tiempo para descansar, dedicarse a ellos y a su familia, disfrutar de su tiempo libre. Ello repercute directamente en una mejor salud y un mejor estado de ánimo. 

Mismo salario

Ese es el gran objetivo que, sin embargo, en algunos casos aún no se está aplicando en su totalidad. La reducción laboral no tendría que venir acompañada de una reducción salarial, pero de momento, empresas como Desigual o Telefónica, pioneras en este modelo, sí que han exigido pequeños sacrificios salariales a sus trabajadores. Aún así, esas reducciones en el sueldo son menores a las horas que dejan de trabajar. 

Para la sociedad

Aumento del empleo 

Una reducción en el número de horas en ocasiones ha de venir acompañada de nuevas contrataciones para cubrir esas horas que quedan vacantes

Incremento del consumo interno

Mayor tiempo libre es directamente proporcional a mayor disponibilidad para gastar dinero en actividades lúdicas, en ocio o simplemente en compras. Y, por lo tanto, activación del consumo interno del país. 

Automatiza todo tu negocio en un solo lugar

Controla el tiempo que tú y tu equipo dedicáis a cada proyecto y maximiza tu eficiencia.

Descúbrelo

… Y estos son los inconvenientes

Para la empresa

¡Cuidado con la competencia!

Si las empresas de la competencia siguen manteniendo una jornada laboral de cinco días, la reducción de jornada la puede situar en una posición de inferioridad al dejar de “atender” un día a sus clientes. Esta posición es más acentuada en las compañías que dependen en mayor medida de la “atención al cliente” o que tienen que atender continuamente las necesidades de su clientela, como en sanidad, educación, hostelería o restauración.

Mayor coste empresarial

Muchas empresas se ven incapaces de asumir el mismo sueldo por un menor número de horas. Es necesario desglosar claramente los efectos que esa disminución en la jornada puede suponer para la compañía. 

Para el trabajador

¿Más estrés?

A pesar de que todo apunta a que una menor jornada de trabajo redunda en una vida más feliz y menos estresada, los detractores del modelo alegan que el trabajador que ha de cumplir unos objetivos en menos tiempo puede sentirse estresado. Por lo tanto,  la ansiedad ante la posibilidad de no acabar adecuadamente su trabajo en menos tiempo puede ser un inconveniente.

Reducción salarial

A pesar de que el gran objetivo es el que la reducción de la jornada no implica ni un solo céntimo en la reducción de la nómina, la realidad es aún lejana en algunas empresas. Eso sí, afortunadamente cada vez más empresas están dispuestas a no aplicar este trueque salarial en sus ofertas de reducción de jornada.

¿Y qué pasa en España? 

A pesar de las enormes ventajas, no es oro todo lo que reluce. Su aplicación en España, sin embargo, presenta ciertas dificultades, debido sobre todo al modelo de tejido empresarial. Nuestro país está dominado por una estructura de empresas muy volcada en el sector servicios y muy dependiente de modelos de negocio en los que la presencialidad es absolutamente necesaria. Por ejemplo, en el sector de la restauración y la hostelería. De ahí que una reducción laboral se antoja complicada. 

En este sentido, los expertos vaticinan que la aplicación del modelo tendrá más posibilidades de éxito cuanto más tecnológicamente avanzado sea el tejido empresarial de una nación. Las empresas que tengan modelos productivos más relacionados con la creatividad o la innovación, en el que importa más el resultado que el número de horas trabajadas, tienen más posibilidad de implementar la jornada de cuatro días. Lo mismo con aquellas que antes se suban al carro de la digitalización. Por lo tanto, las compañías que puedan aplicar modelos de teletrabajo también estarán más preparadas para lograr instaurar este sistema en un plazo no muy lejano. 

En nuestro país se espera que a lo largo de 2022 alrededor de 200 empresas se suban al tren de la reducción de jornada. Para ello, el gobierno tiene previsto ayudarles mediante un paquete de incentivos fiscales, que supone hasta 3.000 euros por trabajador en empresas que no superen los 250 empleados. 

 El acierto de Desigual y otras compañías. Y otro caso con desigual éxito.

Algunas empresas ya aplican en nuestro país la jornada reducida. Una de las últimas en sumarse ha sido Desigual. La compañía textil catalana aprobó a finales del año pasado con más del 86% del voto de los trabajadores, según informó la propia empresa en un comunicado de prensa. la jornada de cuatro días a cambio de una reducción de sueldo de poco más del 6%. Y lo publicitó con un eslogan transgresor colgado de la fachada central: “La tenemos más corta”. 

La empresa que, sin embargo, se debería llevar todos los galones es de Jaén y su nombre no suele aparecer en los diarios. Hace ahora justo dos años, Delsol, una empresa de software especializada en desarrollo informático, se convirtió, sin hacer ruido, en la primera de España en instaurar la jornada de cuatro días para sus casi doscientos trabajadores. Sus mayores logros: la retención de talento, la reducción del absentismo laboral en un 20% y el incremento de la productividad en otro 20%, según el diario El Mundo. 

La Francachela merece un hueco en esta lista. ¿La razón? Su procedencia del sector de la restauración no le ponía, a priori, las cosas fáciles. Sin embargo, esta empresa de catering y espacios gastro, creó la campaña 4suma para convertirse, a finales de 2020, en el primer restaurante en España en aplicar el modelo de reducción de jornada laboral. ¿Cómo lo lograron? Ellos mismo lo explican en su web: “contratamos a 40 personas más en plantilla, cambiamos nuestra carta y nuestros canales de atención al público”. 

Menos éxito ha tenido el modelo propuesto por Telefónica. La multinacional española ofreció a sus trabajadores una jornada de cuatro días, pero acompañada de una reducción de la nómina de un 15%, lo que ha echado atrás a muchos trabajadores. De hecho, solo, se ha acogido el 1% del total de la plantilla. Porque este es el verdadero talón de Aquiles: que la reducción de horas venga acompañada de reducción salarial cuando no debería ser así.

Semana laboral de 4 días

Un espejo en el que mirarse

Microsoft en Japón es uno de los casos más paradigmáticos del mundo y uno de los pioneros en la instauración del sistema de jornada de cuatro días. La empresa aseguró que la implantación del modelo supuso un incremento del 40% en la productividad frente a una reducción de 23% en el coste de la factura eléctrica, según informó la BBC. 

¿Ves factible el modelo?  Toma nota para que funcione en tu empresa

Predicar con el ejemplo

Instaurar un modelo de jornada reducida supone un cambio de mentalidad empresarial. Por eso los expertos coinciden en la necesidad de que los directivos, los gerentes y en general los cuadros altos prediquen con el ejemplo. Ellos tienen que ser los encargados de inculcar al resto del equipo el camino a seguir, las ventajas y la efectividad del modelo. 

Sopesar los cambios organizativos

Es necesario abordar, ante todo, un cambio en el modelo de organización. Se tiene que valorar la posibilidad real de crear nuevos turnos de trabajo (y su coste), de contratar más personal, de evaluar si existen opciones alternativas…  De las respuestas a estas preguntas antes de su aplicación dependerá el éxito o fracaso del modelo. 

Analizar lo que hace la competencia

Es fundamental entender cómo se comporta la competencia para valorar la idoneidad de la implementación del modelo. Un adecuado análisis permitirá tener las herramientas de benchmark necesarias. 

Adaptar el servicio de atención al cliente

Es necesario entender que el cliente sigue siendo la piedra angular del éxito de una empresa. Si, tras un análisis, se llega a la conclusión de que la reducción de jornada puede afectar gravemente al servicio al cliente, es conveniente posponer la decisión. En caso contrario hay que adecuarlo y adaptarlo a los nuevos horarios para cubrir dar un adecuado servicio siempre.

Automatiza todo tu negocio en un solo lugar

Controla el tiempo que tú y tu equipo dedicáis a cada proyecto y maximiza tu eficiencia.

Descúbrelo
David Ruiz
Más del autor

Te recomendamos

Naming

Emprender

Naming: ¿qué nombre le pongo a mi proyecto?

empresa juegos para niños

Magazine

Esta empresa propone una ‘Navidad sin pantallas’ para niños

tienda navideña barcelona

Magazine

La Navidad barcelonesa no sería lo mismo sin esta tienda