¿Estás listo para tener una sede física de tu negocio online?

|

¿Estás pensando en dar el gran salto y abrir la sede física de tu negocio online? Te explicamos por qué y cómo deberías hacerlo.

La sede física es un paso decisivo para todo negocio online. Es como cuando una pareja decide meter anillos por medio y convertir la relación en algo mucho más oficial, mucho más sólido, mucho más decisivo y definitivo. Un gran paso, como suele decirse. Así que es normal preguntarse: ¿está mi negocio listo para tener una sede física?

Porque está claro que es mucho el negocio online que no tiene necesidad alguna de tener sede física y que puede seguir operando por siempre jamás en el limbo de lo virtual. Pero, a poco que tu aventura empresarial pueda meter la patita en el mundo de lo real, no está de más considerar esta opción repleta de ventajas.

Así que, por todo ello, en este artículo queremos preguntar: ¿por qué debería tener tu negocio online una sede física? Y, si decides dar el gran salto y cantar aquello de “put a ring on it“, entonces ¿qué debes hacer para crear tu sede física?

 

¿Por qué una sede física?

A lo mejor la idea de tener una sede física es algo que se te ha pasado por la cabeza alguna vez como emprendedor online… Pero acto seguido te has preguntado: ¿por qué? ¿Por qué deberías lanzarte a una piscina que, a priori, asusta por lo que tiene de colosal?

Para empezar, porque una sede física se convierte inmediatamente en el cuartel general en el que se centralizan todas las operaciones de un negocio, ya sean estas del mundo real o del virtual. Pero no solo eso: una sede física te puede ayudar a prestar un mejor servicio a tus clientes (ya sabes: se suelen fiar más si tienen un espacio en el mundo real al que recurrir) y trabajar de forma más organizada (al congregar a tu equipo en un mismo lugar).

Rizando el rizo, está la certeza de que una sede física suele implicar una activación de nuevos puestos de trabajo. Y que estos, a su vez, repercuten en un incremento del capital económico y humano de tu negocio. Algo que, lo mires como lo mires, siempre es positivo para todo negocio.

 

¿Cómo conseguir una sede física?

Vale. Te has decidido. Ya tienes el anillo en la mano y estás dispuesto a crear una sede física para tu negocio online. Pero, entonces, ¿qué pasos has de seguir? Un total de siete que quedan resumidos en los puntos a continuación…

  1. Forma jurídica. Lo primero será elegir una forma jurídica para tu empresa (si es que carece de ella). Sociedad anónima, sociedad limitada, sociedad civil, cooperativa… ¿Cuál es el formato que se adapta mejor a las necesidades de tu negocio online?
  2. Nombre. Otro paso esencial que probablemente ya hayas cubierto en tu fase como negocio online. Pero nunca está de más subrayar el hecho de que es necesario comprobar mediante una Certificación Negativa en el Registro Mercantil que el nombre de tu empresa no está siendo usado por ningún otro negocio o sociedad.
  3. Capital. Dependiendo de la forma jurídica de tu empresa, deberás depositar el capital exigido para empezar a operar.
  4. NIF. Otro trámite que probablemente ya hayas cubierto: solicitar el NIF (Número de Identificación Fiscal) en la Agencia Tributaria y, en paralelo, realizar una escritura pública ante notario que conforme tu sociedad de forma legal. Este documento deberá ser firmado por todos los socios implicados.
  5. Inscripción jurídica. Aquí empieza lo complejo en este proceso, ya que necesitas tramitar una inscripción jurídica en el Registro Mercantil de tu provincia. Y, además, también deberás darte de alta en el IAE (Impuesto sobre Actividades Económicas) en cualquier oficina de la Agencia Tributaria.
  6. Libros de sociedades. Es necesario que tu negocio online actualice tres libros de sociedades en el Registro Civil pertinente: los inventarios, las cuentas anuales y el libro diario.
  7. Patente y marcas. ¡Último paso importantísimo para conseguir la sede física de tu negocio online! Debes registrar tu patente o marca en la Oficina Española de Patentes y Marcas. ¿Para qué? Para blindar tus derechos de creador y que nadie pueda usar tu creación de forma impune.

No te asustes: estos siete pasos pueden parecer largos y un poco tediosos… Pero una vez veas a tu negocio online luciendo el anillo de su propia sede física, seguro que te sientes orgulloso.

Raül De Tena

Te recomendamos

PayFit

RRHH,Sobre Holded

Holded y PayFit unen fuerzas para gestionar tus nóminas

RRHH

3 soluciones para fichar en el trabajo

Carta comercial

Emprender,Sin categorizar

¿Qué es una carta comercial y para qué sirve?