¿Cuáles son las métricas más importantes a la hora de analizar un e-commerce?

|

Tienes en tu poder todas las métricas habidas y por haber, pero ¿cuáles son las más importantes a la hora de analizar tu e-commerce?

A día de hoy, cualquier e-commerce puede disponer con facilidad de una variedad desbordante de herramientas con las que obtener métricas de lo más diversas al respecto del rendimiento del negocio. Pero, ojo, porque algunas métricas brillan más que otras… Pero eso no significa que sean más relevantes. ¿A qué métricas deberías prestar más atención a la hora de analizar tu tienda online?

Antes de nada, una aclaración: fundamentalmente, existen dos tipos de métricas. A un lado tenemos las métricas de vanidad, que son fáciles de medir y que suelen arrojar resultados más o menos impactantes, pero comúnmente poco útiles. Un ejemplo a modo de pregunta: ¿de qué te sirve saber que tienes muchas visitas si estas no se traducen en un mayor número de ventas?.

Al otro lado tenemos las métricas accionables, que son aquellas que ponen a nuestra disposición una información precisa y relevante relativa a las acciones que los usuarios realizan en tu e-commerce. La tasa de conversión, por ejemplo, sería una métrica accionable… Y, si no sabes qué es la tasa de conversión, no pasa nada: a continuación te hablamos de las nueve métricas imprescindibles para analizar tu online store.

 

1. Tasa de conversión

La tasa de conversión (“conversion rate”) es el porcentaje de visitantes de un e-commerce que acaban formalizando una compra. Está claro que te interesa que esta tasa sea lo más elevada posible, ya que eso significará que lo estás haciendo bien a la hora de convertir a un visitante en comprador.

 

2. Coste de adquisición de clientes

El coste de adquisición de clientes (“customer adquisition cost” o, simplemente, CAC) se refiere a la inversión económica necesaria para que un consumidor en potencia se transforme en un consumidor final que realice una compra en nuestro e-commerce. En este caso, cuando menor sea el CAC, mejor será para nuestro negocio.

 

3. Coste de ventas

El coste de ventas (“cost of sales” o COS) calcula la cantidad económica que la empresa ha de invertir para vender cada uno de sus productos o servicios. De nuevo, lo importante es que el coste de ventas se lo más inferior posible, ya que eso indicará que las ventas se realizan de forma natural sin necesidad de una inversión elevada.

 

4. Valor de vida del cliente

El valor de vida del cliente (“customer lifetime value” o CLV) determina el margen bruto obtenido del consumidor durante su relación con nuestro e-commerce. Es decir, que no considera una única compra, sino que es una media de todas las compras realizadas por un mismo cliente teniendo en cuenta la frecuencia de sus compras y su fidelidad hacia nuestro negocio.

 

5. Tasa de abandono del carrito

La tasa de abandono del carrito se refiere al porcentaje de clientes en potencia que han añadido algún producto o servicio a su carrito pero que finalmente no han formalizado la compra. Si la tasa de abandono del carrito es alta, eso significa que algo no funciona en nuestras estrategias de venta y que lo mejor será revisarlas.

 

6. Valor medio del pedido

El valor medio del pedido (“average order value”) calcula el presupuesto medio que los clientes gastan en un e-commerce. Esta es una de las grandes preocupaciones de todo negocio virtual, y es por eso mismo que en los últimos años se han popularizado prácticas como la venta aumentada o la venta cruzada. Si no te suenan estos conceptos, ¡es hora de ponerse al día!

 

7. Origen de los ingresos

El origen de los ingresos (“revenue traffic source”) desglosa los ingresos de un e-commerce dependiendo de cada uno de sus canales de procedencia: buscadores, redes sociales, newsletter… Es la mejor forma de saber qué canales potenciar y qué canales no merecen una inversión de energía tan cuantiosa.

 

8. Tasa de cancelación

La tasa de cancelación (“churn rate”) se refiere a la cantidad de clientes que no han vuelto a comprar en tu e-commerce desde hace un largo tiempo. Si tu tasa de cancelación es elevada, deberías pensar en estrategias para fidelizar a tus clientes, tal y como ofertas especiales e incluso planes premium exclusivos para socios.

 

9. Retorno de inversión

El retorno de inversión (“return on investment” o ROI) pondera la relación entre una inversión y los beneficios que esta misma inversión genera. Dicho de otra forma: calcula los beneficios obtenidos a partir de una acción concreta de inversión para saber si ha merecido la pena y si darle continuidad o no.

Llegados a este punto, es necesario que te preguntes: ¿tienes realmente controladas todas estas métricas en tu e-commerce?

Raül De Tena

Te recomendamos

PayFit

RRHH,Sobre Holded

Holded y PayFit unen fuerzas para gestionar tus nóminas

RRHH

3 soluciones para fichar en el trabajo

Carta comercial

Emprender,Sin categorizar

¿Qué es una carta comercial y para qué sirve?