¿Cómo evitar la inspección de Hacienda?

|

La idea de una inspección de Hacienda es algo que no le hace gracia absolutamente a nadie… Por eso mismo en este artículo te explicamos cómo evitarla.

Una inspección es, más que probablemente, la posibilidad que más aterra a todas las empresas y autónomos a la hora de gestionar su relación con Hacienda. Pero es una posibilidad que siempre está en el aire, flotando, amenazante… Por suerte, en este artículo vamos a explicarte cómo evitarla de la forma más solvente posible.

A lo mejor piensas que la mejor manera para evadir este tipo de situación es dejarlo todo en manos del mejor programa contable online… Y, bueno, está claro que eso ayuda. Y que ayuda mucho. Pero existen todo un conjunto de medidas que tendrás que aplicar tú mismo en el caso de que quieras evitar una inspección de Hacienda. Y esas medidas son las que vamos a ver a continuación.

Razones comunes por las que puedes recibir una multa de Hacienda

Ojo: una multa no es lo mismo que una inspección. De hecho, una multa puede caerte sin inspección, y una inspección puede llegar a tu puerta mucho antes de que huelas una multa. Pero, al fin y al cabo, son dos conceptos que van bastante ligados, así que una forma de evitar la tan cacareada inspección es, precisamente, trabajando duro para evitar que te caiga una multa.

Para evitar una inspección de Hacienda, nada mejor que conocer las razones más comunes por las que puedes recibir una multa de Hacienda. Y, en España, los principales motivos son los siguientes…

  • No pagar a tiempo el IVA o el IRPF o dejarlos impagados.
  • No pagar la deuda tributaria resultante de la autoliquidación.
  • No presentar los documentos o declaraciones necesarios para las liquidaciones.
  • Aceptar devoluciones, beneficios o incentivos fiscales que no te correspondan.
  • Solicitar devoluciones, beneficios o incentivos fiscales que no te correspondan.
  • No declarar ingresos de un segundo pagador.
  • No comunicar debidamente un cambio de domicilio fiscal.
  • Confirmar un borrador de la Renta que incluya datos erróneos o incompletos.
  • Presentar la declaración de la Renta fuera del plazo estipulado.

Cómo evitar la inspección de Hacienda a empresas

Una vez con esto claro, es el momento de abordar las mejores tácticas para evitar una inspección de Hacienda. A continuación tienes cuatro formas de conseguir sortear la inspección de Hacienda si eres empresa:

  1. Hazte con un buen asesor fiscal. Esta figura asumirá tareas como la creación de modelos y la presentación de impuestos evitando errores que puedan provocar una inspección.
  2. Entrega a tu asesor toda la información necesaria, y hazlo siempre a tiempo. Un asesor no emite facturas ni guarda los tickets de gastos, así que será necesario que tú le entregues toda esa información (a tiempo) para que haga su trabajo correctamente.
  3. Ten cuidado con la información cruzada. Ten en cuenta que muchos modelos implican ofrecer la misma información en diferentes casillas y lugares. Si esta información es diferente en distintos modelos, lo más probable es provoques una inspección de Hacienda.
  4. Evita situaciones atípicas en tus cuentas. Hacienda considera sospechoso, por ejemplo, que tus cuentas presenten pérdidas año tras años o que presentes devoluciones por cantidades astronómicas. Cualquier cambio o situación fuera de lo normal te pondrá en su radar.

Cómo evadir una inspección de Hacienda en autónomos

Obviamente, todos los consejos ya mencionados en este artículo son totalmente válido para los autónomos. Pero si quieres trucos que sean aplicables solo a tu condición de trabajador por cuenta propia, atiende… porque aquí van un par de ideas que te ayudarán a evitar una inspección de Hacienda para autónomos.

Para empezar, el consejo sagrado es que evites por todos los medios entregar tu declaración trimestral de IVA e IRPF con errores. Los modelos 303 y 130 deben llevar todos los cálculos perfectamente correctos, así que no deberían caérsete los anillos a la hora de revisar una y otra vez antes de entregarlos. Y deben ser presentados dentro de plazo, obviamente.

Y lo mismo ocurre con las facturas, ya que sus errores pueden ser una pista que Hacienda decida seguir para ver si está todo en orden. Considera que los fallos más comunes en la facturación son los siguientes:

  • Error en la numeración de las facturas (y en su correlación, especialmente).
  • Error en el cálculo del IVA.
  • No haber desglosado el IVA.
  • Tributar el tipo de IVA erróneo.

Todos estos consejos deberían ser suficientes para evitar una inspección de Hacienda. Pero, ojo, porque esto no quita que el mejor consejo de todos sea uno de toda la vida: ándate con mil ojos. Ese es el consejo imbatible.

Raül De Tena

Te recomendamos

alcanzar-primer-millon

Contabilidad

¿Qué es el NIF? Lo que debes saber del Número de Identificación Fiscal

aplazamiento iva

Noticias

¿Cuáles son los impuestos que pueden aplazar las pymes?

las ayudas y la prestación para autónomos en la crisis del coronavirus

Noticias

Todo sobre las ayudas y la prestación para autónomos en la crisis del coronavirus