Los 10 errores más frecuentes en las páginas web de empresa

|

Hoy en día, los consumidores esperamos que todas las empresas tengan una página web. No importa que se trate de pequeños negocios, ya que la expectativa de tener presencia en Internet es casi una exigencia. Y es que disponemos de herramientas sencillas y gratuitas gracias a las cuales no es necesario ser un experto programador para configurar una web.

Sin embargo, a pesar de la relativa facilidad que tenemos para crear nuestra página web, podemos caer en ciertos errores que provoquen un rechazo en nuestros clientes. Aquí vamos a hacer un análisis de los 10 errores más frecuentes en las páginas web de empresas y cómo podemos arreglarlos.

Los 10 errores más frecuentes en las páginas web de empresa

1. Lenguaje demasiado técnico

Algunas empresas utilizan un lenguaje muy técnico o conceptos propios de la industria para describir qué hacen y quiénes son. Evita esta tentación y mantén el lenguaje tan simple como puedas. En lugar de decir: «Utilizamos las mejores técnicas de mitigación de plagas líderes en la industria», opta por un lenguaje más sencillo como «Eliminaremos las hormigas, cucarachas y otras plagas de tu hogar». Esta última frase, además, se centra en los beneficios que el cliente obtendrá: disfrutar de una casa libre de plagas.

2. Centrarse en lo equivocado

Tu página web no solo debe centrarse en enumerar y describir todos tus logros y certificaciones. Debe demostrar cómo puedes ayudar a los potenciales clientes. ¿Qué ventajas puedes ofrecer para hacer la vida de tu cliente más fácil? ¿Cómo puedes demostrarle que entiendes sus necesidades? ¿Por qué deben confiar en ti? Y cualquier otra cuestión que te sirva para acercarte a tu público.

3. Falta una llamada a la acción

No pretendas que los visitantes de tu página web adivinen qué hacer a continuación. Dales una instrucción clara con un botón de llamada a la acción. Por ejemplo, invítalos a descargar tu libro electrónico de forma gratuita a cambio de que se suscriban a tu newsletter, crea un botón que lleve a un formulario para reservar una consulta gratuita o para ponerse en contacto contigo. Sin estos detalles tus potenciales clientes no tendrán una motivación para seguir adelante y contratar tus servicios y, lógicamente, tú no conseguirás las conversiones que estabas buscando.

4. No es mobile friendly

El número de personas que accede a Internet a través del smartphone supera a los usuarios de ordenadores de sobremesa. Si tu página web no es compatible con móvil, estarás perdiendo más de la mitad de los clientes potenciales. Si tienes animaciones o imágenes con texto demasiado grandes que no son mobile friendly, muchos usuarios pueden sentirse frustrados. Así que preocúpate porque todos los elementos de tu web sean responsives. Más aún, actualmente se exige un enfoque mobile-first cuando construyas tu web. Esto quiere decir que, en principio, deberá estar diseñada para los formatos de pantalla más pequeñas e ir añadiendo estilos para adaptarse a los más grandes.

5. Mala experiencia de usuario

La navegación en tu web debería facilitar a los usuarios encontrar lo que necesitan, ya sea una lista de servicios, los horarios de apertura, biografías del personas o páginas de contacto. Y todo ello dentro de lo que sería un itinerario intuitivo. Si la tarea resulta demasiado difícil o no logran encontrar el formulario de contacto para ponerse en contacto contigo, lo más probable es que acaben abandonando para buscar otro profesional. Por lo que habrás perdido un posible cliente.

Considera la opción de incluir una página de contacto en el menú principal de tu web para que sea fácilmente localizable. Además, es recomendable que publiques un número de teléfono en un lugar destacado de la página principal como el pie de página.

Artículo relacionado: 4 formas de vender más optimizando la experiencia del cliente.

6. Música de fondo sin control

¡Qué molestas son esas webs que reproducen música de forma automática tan pronto como se carga la página principal! El sentimiento más generalizado que producen es la apatía. Tus usuarios pueden estar en el trabajo o en cualquier otro lugar donde la música no es apropiada. Además, las funciones adicionales en las páginas web pueden ralentizar la carga de la misma. Así que en lugar de utilizar la música para cautivar a los usuarios, hazlo de forma visual. Elige las imágenes, la tipografía y los colores para ilustrar el estado de ánimo que quieres generar con tu marca.

7. Imágenes de mala calidad

Las imágenes borrosas o pixeladas delatan la inexperiencia. Si no eres capaz de conseguir imágenes de buena calidad por tus propios medios, considera la posibilidad de contratar a un profesional para que las haga o, al menos, busca algunas fotografías libres de derechos que puedan funcionar para tu web.

8. Tiene un tipo de letra difícil de leer

La página web de cualquier empresa es su tarjeta de presentación. Lo más normal es que quieras que el texto sea legible desde cualquier dispositivo para que los usuarios consigan toda la información que necesitan. Generalmente, los textos oscuros en un fondo claro son más fáciles de leer. Mientras que el texto blanco sobre un fondo oscuro ofrece mayor dificultad. Del mismo modo, diferentes tonos del mismo color, como un fondo rosa claro con un texto rosa más oscuro, no pueden leerse tan bien. Cuanta más atención prestes a los contrastes de colores entre la tipografía y el fondo, mejor experiencia tendrán los visitantes de tu web.

9. Hay desorden visual

Grandes bloques de texto y muchas imágenes pueden abrumar a los visitantes y distraerles del contenido. Utiliza subtítulos y listas cuando sea necesario para hacer que el texto sea más fácil de leer. Incluye espacio en blanco entre las imágenes y el texto y alrededor de las llamadas a la acción para que destaquen más.

10. No actualizar frecuentemente

Asegúrate de actualizar tu página web de forma regular. Si los clientes que acceden en abril todavía pueden ver un banner felicitando las navidades, la impresión que se llevarán es de dejadez o quizás piensen que el negocio ya no está en activo. En cambio, si actualizas regularmente la impresión será mucho más positiva.

Presta atención a los enlaces salientes que has incluido en tu web. Por ejemplo, si enlazaste a un proveedor y este cierra o cambia la dirección de su web, asegúrate de eliminar los enlaces antiguos para que los usuarios no encuentren errores en la navegación.

Si prestas atención a las necesidades de tus clientes y les proporcionas una buena experiencia de usuario, tu página web puede ser muy útil para captar clientes. Del mismo modo, ellos estarán satisfechos por localizar la información que necesitan en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Te recomendamos

SKU

Inventario

¿Qué es el SKU y para qué sirve?

¿Cuánto se cobra estando de baja?

RRHH

Tipos de baja laboral y cómo gestionarlas

Ciclo de vida de un producto

Inventario

¿Qué es el ciclo de vida de un producto?