Business Intelligence: las mejores herramientas de inteligencia empresarial

|

Hace algún tiempo se puso de moda hablar de inteligencia emocional. De repente, este concepto se introdujo en nuestras vidas para dejar en evidencia lo poco que sabíamos de la forma más inteligente para acercarnos a las emociones propias y ajenas… Y resulta que este concepto tiene su equivalente dentro del mundo empresarial: la Business Intelligence (abreviada normalmente como BI).

De hecho, no resulta para nada extraño que este concepto guarde grandes parecidos con aquel otro tipo de inteligencia. Estamos hablando, al fin y al cabo, de la forma más inteligente para acercarnos a los negocios dentro del mundo empresarial. Pero con una serie de objetivos concretos y a partir de un conjunto de herramientas concretas.

Gestiona desde la nube todos los aspectos de tu negocio con Holded. Empieza gratis.

¿Qué es la Business Intelligence?

Partamos de la definición básica y respondamos a la siguiente pregunta: ¿qué es exactamente la BI? La inteligencia empresarial (esta sería la traducción más aceptada de este término) se refiere a todo un conjunto de procesos, y tecnologías que se dedican a recabar simple y velozmente los datos (o el big data) generados por el sistema de gestión de una empresa. Todo ello con un objetivo bien claro: transformar esta información en un conocimiento que ayude y facilite la toma de decisiones.

Vale, puede que la Business Intelligence parezca un poco más técnica y menos amorosa que la inteligencia emocional. Pero es lo que es. Y, por lo tanto, hay que tener en cuenta que este tipo de inteligencia es un proceso complejo que funciona a muy diferentes niveles dentro de una empresa.

Para empezar, está el nivel meramente operativo en el que se facilitará las decisiones de los diferentes flujos laborales dentro de una estructura empresarial. Pero también existe un nivel táctico en el que la BI ayudará a trazar un futuro próximo halagüeño para la compañía (estamos hablando, por ejemplo, de las tácticas mensuales). Y, finalmente, es importante también considerar un nivel estratégico en el que lo que se planifica es un futuro a largo plazo.

Cuando estos tres niveles se trenzan de forma armónica es precisamente cuando la inteligencia empresarial enseña sus verdaderos (y potentes) colores.

Tipos de herramientas de Business Intelligence

Ya lo hemos dicho cuando hemos definido el concepto que nos ocupa: la BI se refiere a ‘todo un conjunto de procesos y tecnologías’. Por lo que, de alguna forma u otra, las herramientas se convierten en el corazón de este concepto.

Lo primero que hay que hacer, por lo tanto, es preguntar: ¿en qué áreas de tu compañía podría ser de ayuda una buena aplicación de la inteligencia empresarial? La respuesta es obvia: en todas. Podríamos resumirlas en cinco grandes áreas…

  1. De producción para recopilar datos estadísticos como, por ejemplo, los de las líneas de producción o la rotación de inventarios.
  2. De logística para controlar los envíos o los pedidos, por ejemplo.
  3. De finanzas que articulen el big data de una compañía a base de informes diversos (de gastos, costes, impuestos y otros similares).
  4. De ventas que monitoricen los datos de los clientes y del producto (y, claro, también la rentabilidad de estos dos parámetros).
  5. De marketing para analizar tendencias en ventas, redes sociales y clientes, para segmentar el mercado potencial de una empresa… Las posibilidades son infinitas.

Con todo esto claro, podríamos agrupar las herramientas en tres grandes grupos…

  • Data management tools. Estas son todas las herramientas que ayudan en la extracción, transformación, traslado, depuración y estandarización de todo el big data generado por un área concreto de la empresa (e incluso de todas las áreas y de las interrelaciones entre ellas).
  • Data discovery tools. Estas son las herramientas de Business Intelligence que facilitan la recopilación y evaluación de nuevos datos (lo que en inglés hace tiempo que se denomina data mining y que forma parte del archiconocido big data). La idea es que esta nueva información se compare con la ya existente para ayudar así en el análisis predictivo de la empresa.
  • Reporting. Recabar datos (nuevos o preexistentes) en los diferentes flujos de trabajo de una empresa es tan importante como recopilarlos y tratarlos. Ahí es cuando entran las herramientas de reporting con las que la información compilada se visualiza de la forma más visual e intuitiva posible.

Ventajas de una herramienta de Business Intelligence

Volviendo al símil con el que abríamos este artículo, tendremos que pensar que, si una buena inteligencia emocional es equivalente a una vida más feliz, entonces una Business Intelligence eficiente debe ser equivalente a una vida empresarial más feliz. Y la cosa no anda demasiado desencaminada.

Pero hilemos más fino y hablemos de los principales beneficios…

  • Al usar la inteligencia de negocio para centralizar todos los datos de una empresa se mejora la eficacia, ya que se puede usar para optimizar líneas de trabajo y procesos diversos.
  • Este tipo de herramientas no solo gestiona big data interno de una compañía, sino que la combina con fuentes externas para que su análisis sea más profundo y resulte más fácil realizar tácticas y predicciones de futuro.
  • Al ser especializadas, las herramientas de la Business Intelligence ofrecen una mayor profundidad en el análisis de la información.
  • Tener todos los datos de una compañía cuidadosamente compilados implica no solo que se ven venir los problemas desde lejos, sino que será mucho más fácil solucionarlos cada vez que estallen.
  • De la misma forma, la información recopilada está disponible en un histórico al que se puede recurrir para enriquecer el análisis o para buscar la fuente de un problema.
  • La inteligencia empresarial pone especial cuidado en la gestión de una base de datos completa y actualizada, lo que se traduce en el que el servicio al cliente es mucho más eficiente. Ya sea a través de correo electrónico u otro canal.

8 herramientas de Business Intelligence

Llegados a este punto del artículo, lo más probable es que ya estés totalmente convencido de lo beneficiosa que es la inteligencia de negocio… Pero que, precisamente por eso, te estés preguntando: ¿y cuáles son exactamente las herramientas de las que no dejamos de hablar?

Ten en cuenta que, como siempre ocurre en este tipo de casos, no hay un consenso absoluto sobre la mejor herramienta, sino que más bien ocurre que la mejor herramienta será aquella que mejor se adapte a las necesidades de tu empresa. Esto significa que, antes de apostar por alguna de ellas, lo que se impone es un análisis en profundidad para saber si es la que más conviene a tu compañía.

Sea como sea, y para que te hagas una idea, a continuación te hablamos de ocho de las aplicaciones preferidas por los expertos en big data.

  1. SAP Business Intelligence. Esta es una opción que ofrece probadas soluciones analíticas avanzadas para la empresa: predicciones de inteligencia empresarial en tiempo real, machine learning, planificación, integración con programas ofimáticos comunes, análisis desde el móvil, informes con una cuidadosa forma visual… Todo lo que necesites e incluso un poquito más en lo que no habías pensado y de lo que seguro que puedes beneficiarte.
  2. SAS Business Intelligence. Esta aplicación se ha convertido en una opción especialmente popular gracias a su análisis predictivo avanzado, aunque también resulta excelente en muchas de sus otras prestaciones. Es una plataforma de autoservicio con múltiples posibilidades de personalización, y está especializada en la integración de información destinada a la optimización de la toma de decisiones.
  3. Tableau. Otra de las opciones favoritas de los especialistas, Tableau es un potente software especializado en la gestión, visualización y análisis de datos. Uno de sus grandes fuertes es la integración con fuentes tan diversas como Excel, Oracle, Google Analytics, SalesForce o MS SQL. Aunque puede que, al fin y al cabo, su popularidad venga de la opción gratuita para uso personal que ofrece más allá de los diversos planes empresariales de pago.
  4. Microsoft Power BI. Microsoft no podía dejar pasar la oportunidad de ofrecer su propia suite de herramientas de análisis empresarial, y lo ha hecho con esta opción pensada al 100% para ser utilizada en la web (lo que facilita su acceso desde cualquier dispositivo y lugar). Obviamente, ofrece una optimización absoluta en su uso con otras aplicaciones de Microsoft, y también de otros softwares.
  5. IBM Cognos. Si Microsoft era un básico en esta lista, lo mismo puede decirse de IBM. Cognos, sin embargo, ofrece algo en lo que esta compañía está especializada: la inteligencia artificial, aplicada aquí al análisis de información no solo para visualizar todos los procesos de forma intuitiva, sino sobre todo para detectar patrones irregulares en los flujos de trabajo y así facilitar un análisis predictivo.
  6. MicroStrategy. Microstrategy pone toda la carne en el asador de su potente (y rápido) cuadro de mandos, que en otras opciones de esta lista puede resultar dificultoso para no iniciados. El principal objetivo de esta aplicación es mejorar la productividad, y para ello ofrece la posibilidad de recabar datos desde fuentes de lo más diversas. Además, su uso no está limitado al ordenador de toda la vida, sino que incluye una potente app móvil.
  7. Oracle BI. Puede que sea menos conocida que IBM y Microsoft, pero está claro que Oracle tenía mucho que decir en cuanto a BI. Es por eso por lo que ha creado esta herramienta especialmente potente con probada eficacia a la hora de dejar al descubierto patrones ocultos y resultados únicos. Más que probablemente, esta sea la opción más sensata para todas aquellas compañías que necesiten gestionar una gran cantidad de información.
  8. Domo. ¿Y qué pasa con las aplicaciones pensadas especialmente para operar en la nube (con las múltiples ventajas que eso implica)? Pues que existen grandes opciones como, por ejemplo, Domo. Es esta una app que permite tanto en lo micro como en lo macro, así que es ideal tanto para pymes y autónomos como para grandes corporaciones.

Pero repetimos: a lo mejor, la herramienta de BI que necesita tu empresa no está en esta lista. Así que ponte a buscar información, analizar y comparar hasta que des con la fórmula pluscuamperfecta. Porque, como en la inteligencia emocional, la inteligencia empresarial es algo que hay que trabajar a (muy) largo plazo.

Gestiona desde la nube todos los aspectos de tu negocio con Holded. Empieza gratis.

Raül De Tena

Te recomendamos

SKU

Inventario

¿Qué es el SKU y para qué sirve?

¿Cuánto se cobra estando de baja?

RRHH

Tipos de baja laboral y cómo gestionarlas

Ciclo de vida de un producto

Inventario

¿Qué es el ciclo de vida de un producto?