50% de descuento durante 6 meses en cualquier plan que elijas

4

Dias

23

Horas

17

Minutos
Hazte con tu oferta

6 signos de que ya es hora de subir tus tarifas

|

Subir las tarifas de nuestros servicios es algo a lo que todos debemos enfrentarnos. Y es que la mayoría de los emprendedores, freelance y autónomos no cobramos lo que consideramos que vale nuestro trabajo. Tenemos miedo a perder clientes, a no facturar lo suficiente… Pero si llevas mucho tiempo trabajando sin valorarte a ti mismo, las consecuencias pueden ser mucho peores. Ahora, que el año llega a su fin, es el momento perfecto para subir tus tarifas. Pero antes vamos a ver cuáles son los signos que nos indican que ya es hora de subir las tarifas.
Vamos a ver 6 escenarios posibles en lo que respecta a las tarifas de tus servicios. Si uno o más de estos escenarios se adapta a tu realidad, ahora es el momento de adaptar los precios.

6 signos de que ya es hora de subir tus tarifas

Nunca jamás has subido los precios

La mayoría de los emprendedores tendemos a poner precios bajos para entrar en el mercado. Pero luego nos olvidamos de aumentar las tarifas a medida que vayas adquiriendo experiencia. Sin embargo, el coste de la vida sí que va incrementando continuamente, por lo que nuestra capacidad adquisitiva se va reduciendo. Si todavía estás cobrando lo mismo que cuando empezaste, considera que ha llegado el momento de subir tus tarifas.

Estás cobrando mucho menos que tus competidores por el mismo trabajo

No todos los autónomos freelance cobran lo mismo por sus servicios. La realidad es que alguno de tus competidores estará cobrando el doble solo porque ha sabido negociar. Incluso el mismo cliente que ahora tienes, podría aceptar el pago de una tarifa mayor si se negocia correctamente. Si eres consciente de que el precio de mercado por tus servicios es generalmente más alto, aprovéchate para negociar a tu favor.

Ahora tienes más experiencia y puedes demostrarlo

A medida que vas adquiriendo más habilidades y experiencia en tu trabajo, te vuelves más valioso para tus potenciales clientes. Ahora eres mucho más eficiente que cuando empezaste a trabajar, y un poco más que cuando terminaste tu último proyecto. Para tus clientes eres una ganga. Pero tú no estás evolucionando financieramente hablando.

Solo atraes a “clientes tóxicos”

Hay muchos tipos de clientes tóxicos pero al que nos estamos refiriendo ahora es aquel que pide constantemente cambios, correcciones, pone trabas y aprovechan la mínima ocasión para exigir compensaciones, a veces sin motivo. Normalmente los gastos que genera son más altos que los ingresos. ¿Te suena el típico cliente que te manda una media de 20 correos electrónicos al día pidiendo tareas pequeñas pero que no te deja tiempo para otra cosa? ¡ Él es un cliente tóxico!
Por el contrario, los buenos clientes son aquellos que valoran tu trabajo, saben que eres un profesional y no te harán perder el tiempo. Pero tus reducidas tarifas no les generan confianza y es posible que se vayan. Si estás atrayendo a un montón de clientes tóxicos, es hora de ir pensando en aumentar las tarifas.

El trabajo se te acumula, no puedes con todo

¿Sientes constantemente que el día no tiene suficientes horas? ¿El trabajo se te acumula pero sigues sin alcanzar tus objetivos económicos? Entonces probablemente estás cobrando muy poco. Podrías subcontratar parte de ese trabajo a otro autónomo pero difícilmente aumentarás tus ingresos. Lo que necesitas es subir tus tarifas para mejorar tu situación económica y si lo sigues necesitando subcontratar sin perder dinero.
Además, aumentar las tarifas de tu trabajo te ayudará a deshacerte de algunos clientes tóxicos y ganarás más en menos tiempo.

Nunca tienes que negociar precios

Francamente, algunos clientes tienen unas expectativas nada realistas sobre el coste de algunos servicios. Si tus potenciales clientes nunca intentan regatear o negociar tus precios, podría significar dos cosas:

  • Eres un gran comunicador, un excelente marketer y solo atraes a los mejores clientes, a los que de verdad aprecian tu experiencia.
  • O quizás podrías estar tirando el dinero. Todos aceptan tus presupuestos sin rechistar porque las tarifas son tan bajas que no tienen nada que incluso están por debajo de las ya bajas expectativas.

Sabes que ha llegado al precio adecuado cuando no todo el mundo que te pide un presupuesto puede permitírselo, pero todavía tienen suficiente trabajo para mantenerte ocupado.
La dificultad a la hora de decidir aumentar los precios es comunicarlo con éxito a tus clientes antiguos. Tienes varias opciones:

  • Si no puedes permitirte perder clientes, aumenta las tarifas solo para los nuevos clientes
  • Si tienes clientes con lo que te encanta trabajar, sube las tarifas a los nuevos clientes y a los clientes tóxicos.
  • Y si sientes que verdaderamente necesitas escalar, sube los precios a todos.

Si necesitas algunas ideas para mejorar tu cartera de clientes aquí te dejamos un par de artículos: ¿Cómo conseguir más clientes? y 5 consejos Social Selling para vender más.
Muchos autónomos y freelances tienen pánico a negociar, pero sigue siendo una parte más de nuestro trabajo. Tenemos la suerte de no estar limitados por un salario, pero también debemos esforzarnos por mejorar nuestras tarifas. Debemos valorarnos a nosotros mismo. Y, a menos que pidamos lo que valemos, no lo conseguiremos.

Te recomendamos

Sin categorizar

Todo lo que necesitas saber sobre la carta de despido

Emprender

Cómo se implementa un ERP (y saber si es momento de hacerlo)

Los Mejores Programas de Facturacion

Facturación

Los 7 mejores programas de facturación gratuitos