10 maneras de mejorar la logística de tu empresa

|

¿Te preocupa la logística de tu empresa? ¿Crees que es correcta pero puede mejorar? Aquí tienes 10 maneras de conseguirlo.

«Conjunto de los medios necesarios para llevar a cabo un fin determinado de un proceso complicado«. Esta es la definición de diccionario de «logística«… Aunque seguro que, si tienes cualquier tipo de tienda (virtual o no), para ti la logística es algo mucho más tangible, menos teórico y más práctico. Seguro que también es un dolor de cabeza.

El proceso complicado de la mayor parte de empresas de este tipo consiste en hacer llegar productos a un almacén, mantenerlos ordenados y en buen estado y, finalmente, hacerlos llegar hasta nuestros clientes… En esto consiste la logística de la mayor parte de online shops.

Por eso mismo, porque este es un proceso «complicado» por definición, los diez consejos que vienen a continuación pueden ayudar a mejor la logística de tu empresa. Y, en consecuencia, a mejorar tu empresa en sí misma.

 

1. Organiza

Toda buena logística tiene su corazón en una organización milimétrica. Es por eso que, en el caso de que quieras mejorar la logística de su empresa, lo más sensato será empezar por analizar tu sistema de organización e implementar mejoras: controla tus inventarios, organiza tu almacén, mejora los tiempos de distribución y eleva los servicios. Este es un buen lugar por el que empezar.

 

2. Cuantifica

Para optimizar la logística de tu empresa, además, necesitarás cuantificarlo absolutamente todo. No solo tu materia prima, tus productos y tus servicios deberían estar cuantificados y controlados hasta el máximo detalle, sino que también deberías cuantificar los tiempos de entregas, las cantidades de los paquetes, tiempos de venta… Todo lo que sea cuantificable, te ayudará a tener una mejor visión de conjunto y así aplicar las mejoras más adecuadas.

 

3. Valora el packaging

Hay empresas que no otorgan el valor suficiente al material que usan para envasar y distribuir sus productos… Y eso es un error imperdonable. Valora tu packaging y considera la opción de tener diferentes materiales para diferentes productos. Pero, eso sí, hay tres factores determinantes a la hora de escoger el packaging: procura que sea un material fácilmente almacenable, busca reducir costes e intenta que sea reutilizable en la medida de lo posible.

 

4. Facilita la comunicación

Uno de los principales motivos por los que la logística suele atrabancarse es precisamente por una falta de comunicación entre los diferentes agentes implicados en esta misma. Así que no lo dudes y busca las maneras de facilitar la comunicación tanto interna (entre empleados) como externa (con proveedores).

 

5. Planifica la cadena de suministro

Una cadena de suministro es algo que puede descontrolarse con demasiada facilidad. Para impedirlo, planifica todas tus cadenas de suministro de forma exhaustiva: considera las partes que la componen y el personal necesario para abastecerla. Y, con todas las partes claras, establece los objetivos y presupuestos que consideres pertinentes.

 

6. Gestiona la demanda

La logística de tu empresa no puede acabar explotando por el lado de la demanda. Es necesario, de hecho, encontrar un balance pluscuamperfecto entre oferta y demanda, ya que ese balance es el único que puede asegurar la disponibilidad de tus productos para los consumidores interesados. Planifica los procesos (de venta, producción y distribución) para que la demanda nunca sea un problema.

 

7. Contrata una red de distribución fiable

Imagina que tienes controlados todos los puntos anteriores pero que resulta que, porque no has querido invertir un presupuesto mínimo o porque no has meditado demasiado la decisión, te encuentras con una red de distribución deficiente. No puedes permitírtelo. Así que ya sabes: invierte dinero o tiempo a la hora de buscar la red de transporte idónea. O invierte en ambas cosas. Nunca está de más.

 

8. Piensa a lo grande

El mercado está montado de tal forma que resulta mucho más rentable comprar suministros (o materia prima, packaging, envases, cualquier tipo de material que necesites) en grandes cantidades que en pequeñas partidas. Si tienes controlado el balance entre oferta y demanda, no será problema darle salida a estas grandes cantidades.

 

9. Observa los indicadores de gestión

Existen dos indicadores básicos de gestión: la oferta y la demanda. Son estos dos datos los que deberías observar continuamente para perfeccionar la logística de tu empresa. Y también para acabar por admitir que la perfección no existe y que, por lo tanto, siempre podrás planificar mejoras de todo tipo.

 

10. Visibiliza toda la información relevante

Los problemas en todo proceso de logística no salen de la nada: han estado un tiempo allá, pero nadie ha reparado en ellos hasta que ha sido demasiado tarde y han explotado. La mejor forma de evitar esta invisibilidad es visibilizando toda la información relevante en todos y cada uno de los pasos de las cadenas de suministros. Todo sea por evitar explosiones innecesarias, ¿no te parece?

Raül De Tena

Te recomendamos

SKU

Inventario

¿Qué es el SKU y para qué sirve?

¿Cuánto se cobra estando de baja?

RRHH

Tipos de baja laboral y cómo gestionarlas

Ciclo de vida de un producto

Inventario

¿Qué es el ciclo de vida de un producto?