Factura proforma: ¿qué es y para qué sirve?

|

Dentro del vasto mundo de las facturas existe un tipo muy particular por su naturaleza legal y comercial. Se trata de la factura proforma y lo cierto es que no tiene ninguna validez fiscal ni contable.

¿Qué es una factura proforma?

Una factura proforma es un documento que contiene los detalles que posteriormente habrán de incluirse en la factura definitiva. Se trata solo de un documento informativo y normalmente se utiliza en el comercio internacional.

Este carácter informativo se utiliza para declarar el compromiso del vendedor de proporcionar los bienes o servicios especificados al comprador al precio determinado. Se especifican los detalles de la transacción para que ambas partes las tengan claras antes de realizar el intercambio.

La factura proforma no tiene validez a efectos contables, ni puede utilizarse como justificante de pago. Sin embargo, sí que puede ser utilizada para exigir que se respeten las condiciones del contrato.

¿Para qué sirve la factura proforma?

Su utilización no está limitada pero suele emplearse en las transacciones internacionales donde el establecimiento de un acuerdo comercial puede llevar a mayores confusiones.

La factura proforma tendrá que ser emitida por el exportador. Y en ella se detallarán todos aquellos aspectos que sean importantes para completar la transacción de compra venta. Si el importador decide aceptar la oferta, la factura proforma puede servirnos como un justificante de confirmación del pago antes de que se realice. También podrás convertirla a factura y emitirla al cliente para su pago posterior.

Requisitos de una factura proforma

Aunque la factura proforma no forma parte de la contabilidad porque no se trata de una factura definitiva, su contenido es bastante similar a una factura ordinaria.
Los requisitos de las facturas proforma son:

  • El encabezado debe contener el título de Factura Proforma de forma muy visible para evitar confusiones con las facturas comerciales.
  • La fecha de emisión.
  • Tus datos como proveedor: nombre comercial, razón social, NIF, datos de contacto, dirección, etc. Además, en el caso de que la transacción se realice dentro de la Unión Europea, habrá que incluir el número de IVA comunitario.
  • Datos de tu cliente: nombre comercial, razón social, NIF, datos de contacto, dirección, etc.
  • Descripción precisa de la mercancía, mencionando de forma explícita la cantidad o las unidades de producto.
  • Precio unitario por producto, precio total y la divisa cotizada.

En todo caso, es recomendable que este tipo de facturas las realicemos a través de un programa de facturación que nos ofrezca precisión y corrección. Holded es un software perfecto para esta tarea ya que podrás crear cuantas facturas proforma necesites y con un solo clic, convertirlas a facturas comerciales.

Utiliza Holded ya

1 comentario en “Factura proforma: ¿qué es y para qué sirve?”

Te recomendamos

SKU

Inventario

¿Qué es el SKU y para qué sirve?

¿Cuánto se cobra estando de baja?

RRHH

Tipos de baja laboral y cómo gestionarlas

Ciclo de vida de un producto

Inventario

¿Qué es el ciclo de vida de un producto?