Ventas

Vender por Internet: ¿qué funciona y cómo hacerlo?

Vender por Internet: ¿qué funciona y cómo hacerlo?

¿Te estás planteando vender por internet pero andas un poco perdido? En este artículo no solo te explicamos cómo hacerlo, sino también qué vender.

Muchos se han tomado la venta por internet como la democratización de un sistema que, hasta hace algún tiempo, estaba reservado a pocos afortunados. Porque montar una tienda física es algo para lo que se necesita un gran esfuerzo económico… Pero una online shop parece al alcance de todo el mundo. Ahora bien, ¿qué es lo que funciona en internet y cómo deberías hacerlo? Te lo explicamos en este artículo.

Hacer arrancar una tienda en línea puede estar al alcance de cualquiera, pero generar una buena facturación en línea ya es algo reservado a unos pocos. Es algo reservado a aquellos que establecen un buen plan de ataque al e-commerce y que, sin lugar a dudas, encuentran un producto o servicio que realmente tiene un mercado provechoso en internet.

Empecemos, entonces, por el principio: crear un plan con el que vender por internet se convierta en una realidad y no en un sueño.

¿Cómo vender por internet desde cero?

Podríamos establecer un plan con interminables pasos que desglosen de forma exhaustiva la venta online… Pero la intención de este artículo es más bien ofrecer una pequeña gran guía para aquellos que parten desde cero y no saben muy bien cómo vender por internet con probabilidades de éxito.

Establezcamos, entonces, cuatro pasos básicos que debes plantearte con ahínco si lo que pretendes es que tus productos y servicios se vendan bien en internet…

1. Estudia el mercado

Es obvio que no puedes lanzarte a comercializar un producto así, a lo loco y a las bravas. Porque esa es la mejor forma de que tu aventura online se convierta en un absoluto desastre. Lo normal antes de plantearte vender por internet tu idea de negocio, entonces, es estudiar el mercado con todas las herramientas que tengas a tu alcance.

Puede que, dependiendo de tu presupuesto, este alcance tampoco sea muy elevado. Pero recuerda que internet es un lugar en el que, simplemente a base de tiempo y esfuerzo, puedes construir un estudio de mercado sólido, fiable y profundo.

Ahora bien, si tienes presupuesto para contratar a especialistas que realicen este estudio de mercado por ti, mejor que mejor. El resultado siempre será mucho más afinado.

2. Encuentra la plataforma perfecta

Piensa que no hay una única forma de vender por internet, ni mucho menos. Las posibilidades son infinitas y empiezan, fundamentalmente, con la posibilidad de crear tu propia online shop. Existen herramientas muy diversas (como Shopify o Woocommerce, por mencionar dos de las más conocidas) que te permitirán crear e-commerces con diferentes grados de complejidad: desde el típico «monta tu tienda online con dos clics» a interfaces más complicados con opciones abundantes.

Pero, ojo, tampoco te quedes con la idea de que la venta en línea es algo que solo puedes hacer a través de tu propia plataforma. Al fin y al cabo, siempre puedes optar por vender en plataformas ajenas… Y el hecho de que haya vendedores cuyo principal sustento sea su facturación en Amazon así lo prueba.

3. Diferénciate de la competencia

En este punto es en el que se notará si tu estudio de mercado ha sido acertado o no. Para vender por internet y tener éxito, no basta con encontrar el producto adecuado, sino que también tienes que ofrecer un producto (o servicio) que marque la diferencia con las opciones que la competencia directa tiene en el mercado.

Investiga la opinión de los consumidores de la competencia para detectar puntos débiles que solucionar para que tu producto sea mejor y más seductor para todos esos compradores descontentos. Y no solo te limites al producto: tu imagen y comunicación también tienen que establecer una diferencia. Dicho de otra forma: no solo tienes que ser mejor, también tienes que parecerlo y exhibirlo.

4. Crea autoridad y gana la confianza de los compradores

A la hora de vender por internet, la autoridad y la confianza de los compradores son dos conceptos que van de la mano. Para empezar, has de ganarte la mencionada confianza de tus compradores tanto en la pre-venta (ofreciéndoles seguridad al respecto de lo que van a comprar) con en la post-venta (asegurándote de que entienden que su satisfacción es tu prioridad).

Una vez tengas esa confianza, la autoridad es algo que no podrás controlar… Ya que serán los propios compradores los que se encarguen de expandirla con sus comentarios y opiniones. Eso sí, siempre puedes utilizar sus testimonios para probarle al mundo que tu autoridad no es algo ficticio, sino una realidad pura y dura.

¿Qué se llega a vender bien por internet?

Ahora ya sabes cómo, pero te falta decidir qué. A lo mejor, conocer qué es exactamente lo que mejor se vende por internet te ayuda un poco… Por eso mismo, te hablamos de cuatro éxitos asegurados del e-commerce actual.

  • Moda. Los grandes portales de moda se han convertido en un éxito seguro gracias a su puntera política de devoluciones… Esta política para vender por internet no está al alcance de cualquiera, eso sí.
  • Viajes. El turismo siempre está a la que salta en actualidad comercial, así que no es de extrañar que se haya puesto las pilas en el online ofreciendo no solo abundantes opciones de viajes, sino sobre todo la posibilidad de matizarlos a través de todo un conjunto de experiencias que van desde lo general a lo más nicho.
  • Tecnología. Obviamente, internet y tecnología son dos campos que casan a la perfección. Si la mayor parte de usuarios recurren a la red para informarse de futuras compras, ¿por qué no aprovechar el momentum e intentar que compren ya directamente de forma online?
  • Segunda mano. En un mundo obsesionado por la reutilización como paradigma de la sostenibilidad, no es de extrañar que hayan surgido todo un conjunto de mercados que se aprovechen de esta dinámica para vender por internet. Y luego está otro tema: la gente suele identificar segunda mano con ganga, y eso siempre añade atractivo a la compra.

Ahora sí: ya tienes el cómo y el qué… Así que solo te falta meterle mucho esfuerzo y convertirte en un e-seller de éxito. ¡Las claves y las herramientas ya las tienes en tus manos!