Facturación

¿Qué tipos de cheques existen?

¿Qué tipos de cheques existen?

¿Conoces todos los tipos de cheques que existen? ¿Los usas y te beneficias de ellos? En este artículo te lo explicamos todo sobre estos documentos.

Puede que nos estemos acostumbrando tanto a lo digital, a las pasarelas de pago virtual y los apps bancarias, al programa de facturación y el software de contabilidad, que resulta extraño pensar cuántos tipos de cheques existen ¿Intercambiar dinero con una operación que queda registrada en un papel?

Sí, no podría ser más siglo XX. Pero, ojo, porque sigue siendo un método realmente útil y versátil. Y, de hecho, tanto si tienes una empresa (sea del tamaño que sea, grande o pyme) como si eres autónomo, deberías estar al tanto de todo los tipos de cheques que existen.

Al fin y al cabo, no solo puede ser que te los encuentres en tu día a día laboral. Sino que, sobre todo, a lo mejor puedes beneficiarte de su uso de alguna forma u otra… Por todo ello, en este artículo queremos explicártelo todo al respecto de los cheques. Ya sabes: el saber no ocupa lugar. (Aunque los cheques, sí.)

 

Tipos de cheques bancarios

¿Qué toca antes de entrar en materia con los cheques bancarios? Lo de siempre: definir el concepto. En este caso, antes de saber qué tipos de cheques existen, podemos afirmar que un cheque es un método de pago en el que una persona / emisor extiende a otra persona / portador un documento que indica una cantidad económica que el portador puede retirar de la cuenta del emisor.

Y ya. No tiene más… Ahora bien, por muy sencilla que parezca esta definición, resulta que la cosa puede complicarse cuando consideramos los diferentes tipos de cheques bancarios que existen.

Cheque al portador

El más habitual de todos es, sin lugar a dudas, el cheque al portador. Este es un cheque en el que el portador no aparece nombrado con nombre apellidos, sino con un genérico «al portador» que hace posible que sea cualquier persona quien vaya al banco a cobrar el monto pertinente.

No es, sin lugar a dudas, el más seguro del mundo entre todos los tipos de cheques bancarios. Imagina que el portador lo pierde y que, por lo tanto, cualquiera aparece en el banco para cobrarlo con todo el derecho del mundo (pero con bastante poca moral). Mejor evitar este tipo de situación, ¿no te parece?

Cheque nominativo

El cheque nominativo, como su nombre indica, sí que incluye el nombre y apellidos del aquel portador que ha de beneficiarse del mismo. Esto implica que el nivel de seguridad de la transacción se blinda de una forma mucho más segura.

Eso sí, en el caso de que el beneficiario quisiera que otra persona cobrara el cheque, también puede hacerlo mediante un endoso. Como ya explicamos en este otro artículo de nuestro blog sobre ‘formas de endosar un cheque si eres autónomo’, los cheques endosados son todo un mundo en el que, así en resumidas cuentas, el beneficiario escribe el nombre de un nuevo beneficiario y lo certifica con su propia firma.

Cheque cruzado

Dentro de los tipos de cheques, el cruzado estaría dentro de los cheques nominativos. Este es, de hecho, un cheque nominativo en el que una de las dos partes (emisor o receptor) ha dibujado dos barras paralelas en la cara interior del documento. ¿Qué significa esto? Que es un cheque que no puede cobrarse en efectivo, sino que solo puede ser abonado en cuenta.

Cheque conformado

Los cheques conformados son aquellos en los que la expresión «conforme» o «certifica» aparece escrita sobre el mismo. Esta es una forma en la que la entidad bancaria encargada de pagar la cantidad económica asegura que el emisor tiene fondos suficientes para pagar. De hecho, lo que hace la entidad para asegurar el cobro del cheque conformado es retener la cantidad pertinente en la cuenta del emisor.

Cheque de viajero

Aunque son de los menos habituales entre todos los tipos de cheques, los cheques de viajero son aquellos emitidos por una entidad bancaria (o algún otro organismo financiero no bancario con presencia internacional, tal y como Visa, Mastercard o American Express) que aseguran que el beneficiario podrá cobrar o pagar en el extranjero una cantidad concreta en euros o cualquier otra moneda. Los cheques de viajero no tienen fecha de caducidad.

Otros tipos de cheques

Existen algunos otros cheques especiales… Así que hagamos una pequeña lista para que no se te pase ninguno.

  • Cheque bancario. Es un cheque en el que el emisor es una entidad bancaria.
  • Cheque para abonar en cuenta bancaria. No puede ser cobrado en efectivo, sino mediante ingreso en cuenta. Llevará escrita la expresión «abonar en cuenta».
  • Cheque contra la cuenta del Banco de España. En este tipo de cheque, la única entidad capaz de abonar el importe será el Banco de España.
  • Recibí. Este es el nombre de uso común del cheque de ventanilla, que es el recibo que el portador firma una vez recibe el dinero de un cheque.

Así que ya sabes: si alguien te viene con algún documento que no está incluido entre todas estas modalidades de cheques, solo puede significar que está intentando tangarte. Por suerte, después de este artículo no habrá quien te engañe; sabrás a partir de aquí todos los tipos de cheques habidos y por haber.