Marketing Tecnología

¿Son útiles los webinars para el crecimiento de mi empresa?

autor

¿Son útiles los webinars para el crecimiento de mi empresa?

Los webinars son una herramienta muy aprovechable para explicar los conceptos más complejos de tu negocio, pero no solo eso, desde el punto de vista del marketing, los webinars ofrecen una tecnología dinámica interesante con la que impulsar el crecimiento de cualquier marca que la implemente.

Pese a que los webinars son relativamente conocidos y empleados en muchas empresas, también es verdad que no siempre se aprovecha al máximo de sus posibilidades. En este artículo vamos a tratar de corregir esa deficiencia enseñando cómo se puede aumentar el crecimiento de una determinada empresa a través del mencionado webinar.

Aquí van algunos consejos al respecto:

Trabaja la generación de temas: hacer webinars aburridos sobre temas en los que apenas hay personas interesadas no tiene ningún sentido, porque lo más probable es que no consigas reunir a nadie que siga tus explicaciones. Programar webinars insustanciales es una pérdida de tiempo y recursos, pues tú mismo podría estar produciendo para la empresa en lugar de estar explicando algo que nadie quiere escuchar.

En ese sentido, para empezar te recomendamos que hagas webinars sobre temas que ya han demostrado tirón. Pueden ser cuestiones que ya has tratado en el blog de tu marca y han funcionado en las redes sociales, o el ebook que más descargas ha tenido en tu portal, cualquier cosa que te pueda garantizar cierto seguimiento en el seminario web.

Reduce la frecuencia: algunas empresas hacen decenas de webinars mensuales, lo cual parece un poco exagerado. Realmente no es necesario no es necesario múltiples seminarios mensuales, más aún cuando lo esencial debería quedar bien explicado en el webinar más importante de la semana.

Por ello, es mucho más recomendable hacer un webinar impactante al mes que hacer cuatro webinars mediocres: siempre conviene centrarse en la calidad en detrimento de cantidad.

Utiliza la webcam: algunas compañías hacen seminarios con imágenes en diapositiva, sin mostrar las funcionales de su marca en tiempo real ni enseñar a la persona que les habla en ese momento.

Una presentación es mucho más efectiva y empática cuando podemos ver a nuestro interlocutor. Por eso, no tengas miedo de encender la cámara y dar feedback a través del chat. Los seguidores del webinar lo agradecerán.

Aprovecha las encuestas para realizar ofertas: Las encuestas brindan la oportunidad de conocer a los asistentes a un webinars, pero en este artículo tratamos de impulsar el crecimiento de la compañía, de modo que hemos de ir un paso más lejos.

Cuando hagas una encuesta añade una oferta en las preguntas. Por ejemplo: ¿te gustaría conocer detalles de nuestra demostración gratuita? Cuando termine el webinar, es el turno del equipo de ventas, que puede hacer seguimiento y ofrecer ese servicio por el que antes se han interesado los asistentes.

Personaliza el email marketing: Cuando envíes un correo recordatorio del webinar, procura hacerlo de manera que quien vaya a presentar el webinar quede presentado. Por ejemplo: “Hola, soy Carles, recuerda que mañana tenemos un webinar a las 16:00, con el que conoceremos mejor la gestión de proyectos en Holded”.  

Este pequeño gesto, como el envío de recordatorios en otros canales distintos al email (caso de las redes sociales), puede lograr que aumente la asistencia.

Envía la grabación enseguida: La gente suele perder el interés sobre un determinado producto en un breve lapso de tiempo, por ello es necesario mantener el contacto por todos los medios posibles, y uno de ellos es el envío del webinar grabado en cuanto da por concluida la sesión.

Ya sea de la mano del equipo comercial o a través de la persona que ha liderado el webinar, conviene hacer seguimiento del potencial cliente después de que el webinar cierre y el contacto directo, al menos de momento, corra el riesgo de perderse.

Seguimiento de los no asistentes: hemos dicho que es interesante hacer seguimiento de los participantes, intentar ir un paso más lejos y ganarles como clientes después del webinar, pero ahí no termina el trabajo comercial de la compañía. Piensa que las personas que no han asistido son personas ocupadas que inicialmente estaban interesadas en realizarlo, de modo que pueden resultar incluso mejores clientes que quienes sí han estado presentes.

Contacta con estos no asistentes y ofrece una fecha alternativa, conoce sus necesidades, por qué estaban interesados, acércate a ellos e intenta ganar su compromiso mediante la vía de la atención más personalizada.