Emprender

Sociedad Limitada Nueva Empresa: ventajas

Sociedad Limitada Nueva Empresa: ventajas

¿Sabes qué es una Sociedad Limitada Nueva Empresa? Te explicamos las ventajas y requisitos de esta fórmula empresarial ideal para pymes.

¿Estás buscando una forma jurídica ideal para que tu pequeña empresa pueda arrancar rápido pero con todas las garantías? Entonces necesitas prestar atención a este artículo, porque aquí te lo vamos a explicar todo sobre la Sociedad Limitada Nueva Empresa, una forma jurídica por la que están apostando cada vez más pequeños empresarios. Por algo será.

Y es que esta fórmula empresaria que está dentro de las Sociedades de Responsabilidad Limitada (es decir: la SL de toda la vida) tiene todo un conjunto de ventajas que a nadie le pasan por alto… Pero también todo un conjunto de requisitos que vas a tener que enfrentar tú y solo tú.

Ya puedes tener el mejor programa de contabilidad para pymes, que de poco te va a servir si no te empapas de toda la información que viene a continuación.

¿Qué es una Sociedad Limitada Nueva Empresa?

Si te estás preguntando exactamente qué es una Sociedad Limitada Nueva Empresa (independientemente de sus ventajas), ya hemos avanzado la respuesta un poco más arriba: es una SL pensada para que las pymes puedan crear una empresa de forma rápida y totalmente legal. ¿Y qué características la definen?

Para empezar, su tamaño, ya que para constituir este tipo de sociedad debe haber como máximo cinco socios que, a su vez, sean todos personas físicas. Esta limitación no existe, por ejemplo, en el formato SL, donde la empresa puede configurarse con tantos socios como se desee y, a su vez, estos pueden ser tanto personas físicas como sociedades.

Más todavía: sea una ventaja o no, en una Sociedad Limitada Nueva Empresa, todos los administradores deben ser socios de la compañía y no se contempla la existencia de un consejo de administración. Este órgano, por cierto, es totalmente obligatorio en las SL, donde los administradores no necesariamente han de ser socios.

Y, por último, las aportaciones de los socios al capital social de este tipo de sociedad que nos ocupa solo podrá ser dineraria. De nuevo, esto difiere de las SL, donde se admiten aportaciones dinerarias y en especie.

Ventajas de una sociedad limitada nueva

Ahora que ya sabes qué es una Sociedad Limitada Nueva Empresa, es hora de centrarnos en sus ventajas… Podemos hablar de un total de cuatro beneficios realmente suculentos empresarialmente hablando.

  • No es necesario llevar un libro de registro de socios gracias al límite impuesto en este tipo de sociedades.
  • El objeto social no es tan severo como en las SL, por lo que se puede establecer un objeto social mucho más flexible.
  • La constitución de este forma empresarial puede realizarse tanto telemática como presencialmente, lo que resulta mucho más cómodo. Y, de hecho, en esta constitución pueden usarse unos estatutos sociales estándar certificados por la administración pública. Más comodidad todavía, vamos.
  • Su denominación especial (siempre compuesta por el nombre y apellidos de uno de los socios) hace que no sea necesario esperar tres días para saber si se puede constituir la empresa o si entra en conflicto con la denominación social de alguna otra pre-existente. Dicho de otra forma: puedes constituir tu SLNE en tan solo 24 horas.

¿Cómo crear una Sociedad Limitada Nueva Empresa?

Visto lo visto, una vez has conocido las ventajas de la Sociedad Limitada Nueva de Empresa, ¿estás interesado en crear una Sociedad Limitada Nueva Empresa? Entonces deberás seguir los cinco siguientes pasos…

  1. Denominación social, que los socios deberán obtener en la Dirección General de Industria y de la pyme.
  2. Número de identificación fiscal, disponible en la Agencia Tributaria.
  3. Escritura pública, siempre ante notario. De incluir la identidad del socio o socios, la voluntad de constituir la sociedad, las aportaciones realizadas por cada uno, la determinación del sistema de administración, la identidad de la persona o personas encargadas inicialmente de la administración y de la representación social y, por último, los estatutos de la sociedad.
  4. Impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, tramitado a través de las Consejerías de Hacienda de las comunidades autónomas.
  5. Inscripción de la empresa en el Registro Mercantil Provincial.

Vale, sí, es cierto… Visto así, a modo de enumeración rápida, parece mucho trabajo. Pero repetimos: una de las ventajas de la Sociedad Limitada Nueva Empresa es que su constitución puede hacerse en tan solo 24 horas. Así que esto será un trabajo intensivo, pero va a merecer la pena porque en nada tendrás tu empresa rodando hacia el éxito.