RRHH

¿Se puede viajar estando de baja sin que te despidan?

¿Se puede viajar estando de baja sin que te despidan?

¿Se puede viajar estando de baja sin que te despidan? No hay respuesta sencilla a esta pregunta… Pero intentemos aclarar el tema en este artículo.

Este no es lugar para entrar en valoraciones morales, pero sí para aclarar dudas. Y, por eso mismo, no está de más abordar una cuestión que todo el mundo se ha visto obligado a preguntarse en algún momento de su vida laboral: si estás de baja, ¿te despedirán en el caso de que viajes?

Porque, claro, lo más normal sería que se lo preguntaras a tu responsable de recursos humanos, pero es que este no va a encontrar una respuesta sencilla en su programa de gestión de RRHH. Además, para qué lo vamos a negar, preguntar estas cosas en el departamento de recursos humanos da vergüenza porque das por supuesto que van a pensar que estás intentando estafar a la empresa.

Así que, para que no tengas que pasar este mal trago, aquí vamos a responder a la pregunta del millón: ¿se puede viajar estando de baja sin que te despidan?

¿Qué dice la ley sobre los permisos para viajar estando de baja?

Si hacemos caso del artículo 175 de la Ley General de la Seguridad Social, resulta que el subsidio por Incapacidad Temporal solo puede ser denegado, anulado o suspendido en el caso de que se compruebe que el beneficiario ha actuado fraudulentamente, cuando haya trabajado por cuenta propia o ajena o cuando haya abandonado el tratamiento médico sin excusa demostrable. Pero, claro, todo esto resulta bastante ambiguo, ¿no te parece?

Así que, como suele ocurrir en muchas aplicaciones de la ley, lo mejor es tirar del sentido común para explicarla. Básicamente, lo que te está diciendo esta ley es que el beneficiario del paro no podrá viajar si ese viaje está médicamente contraindicado o si su desplazamiento puede añadir un retraso al proceso de recuperación.

Para controlar esto están, precisamente, las consultas médicas periódicas que el paciente debe ir atendiendo para evaluar su estado. Y son esas consultas las que nos ayudarán a saber si se puede viajar estando de baja o no.

Entonces, ¿puedo viajar estando de baja?

Lo primero que tienes que hacer si quieres viajar estando de baja es, obviamente, comentárselo a tu médico. Él será el más indicado para evaluar si el desplazamiento puede afectar o no a tu recuperación.

Lo segundo será informar al INSS de las fechas de tu viaje para que no fijen ninguna revisión en ese período de tiempo. Pero aquí llega el problema: el INSS no otorga permisos para viajar estando de baja y no tiene por qué respetar tu viaje. Lo único que se ve obligado a respetar por ley (según el artículo 9.3 del Real Decreto 625/2014) es comunicar la cita al paciente con una antelación mínima de cuatro días hábiles.

A partir de ahí, vuelve a imponerse el sentido común: lo más aconsejable es no viajar a una distancia extrema (vamos, que no te vayas a hacer la Ruta 66 mientras estás de baja). También estar localizable por si el INSS te convoca a una revisión. Y, sobre todo, saber que se puede viajar estando de baja, pero que no se puede realizar ninguna actividad que pudiera retrasar tu recuperación. Eso teniendo en cuenta que, de hecho, viajar es aconsejable en algunos tipos de baja, como por ejemplo la baja por depresión.

Ten en cuenta, como colofón a todo lo dicho, que la ley ampara cuatro tipos diferentes de baja y que cada uno de esos tipos cuenta con diferentes partes de confirmación. En el caso de las bajas de cinco a treinta días naturales, por ejemplo, el primer parte de confirmación se establece a los siete días y, a partir de ahí, uno cada dos semanas.

Pero estos períodos varían ostensiblemente dependiendo del tipo de baja que tengas, así que infórmate bien al respecto de si puedes o no viajar estando de baja… Y actúa en consecuencia. Porque nadie quiere que le den un susto a la hora de cobrar la baja laboral, ¿verdad?