Facturación

Recibo de pago: definición y modelo

Recibo de pago: definición y modelo

El recibo de pago es un documento tan habitual que muchas veces se realiza de forma incorrecta… Te lo explicamos todo sobre él para que evites fallos.

Siempre que realices una transacción, esta debería quedar reflejada en algún documento que deje constancia de ella. Ya sabes: «por lo que pueda pasar». O lo que es lo mismo: «más vale prevenir que curar». Vamos, pura sabiduría de abuela que en el mundo empresarial se ha acabado por formalizar en el formato del recibo (al que a veces se le añade lo de «de pago» detrás, aunque ambos conceptos son exactamente lo mismo).

Este es un concepto con el que seguro que te has topado a poco que hayas operado en el mundo empresarial o que hayas trasteado con cualquier programa de contabilidad online. Es un básico entre los básicos… Pero eso no significa que todo el mundo lo realice correctamente. Ni mucho menos.

Por eso mismo, en este artículo no solo vamos a ofrecerte la definición del recibo de pago, sino que vamos a ofrecerte un buen ejemplo que te sirva de guía en futuras transacciones.

Qué es un recibo de pago

Pero empecemos por el principio y preguntemos: ¿qué es exactamente un recibo? Pues, fundamentalmente, con este término nos referimos al documento que certifica un pago y deja constancia de que un receptor recibió del emisor una cantidad económica acordada. Tan sencillo como esto.

Este es un tipo de documento que, de hecho, puedes adquirir en cualquier papelería o en tu proveedor habitual. Pero ocurre un poco como con las facturas: si lo personalizas, siempre quedará mucho más vistoso. Y la customización, por ejemplo, siempre será más fácil si cuentas con las herramientas de un buen ERP online.

¿Cómo hacer un recibo de pago?

Si decides hacer tu propio modelo de recibo de pago, ¿qué elementos debes incluir sí o sí? ¿cómo hacer un recibo de pago claro? No puede faltar nada de la lista que te chivamos a continuación…

  • Encabezado con el concepto «Comprobante de pago» escrito de la forma más clara posible. Que no deje espacio para confusión de ningún tipo.
  • Datos fiscales, razón social y/o nombre de la persona que emite el recibo.
  • Fecha en la que se realiza la transacción.
  • Número del documento.
  • «Recibí de» con un espacio a continuación para los datos del emisor.
  • «La cantidad de» con un espacio para cantidades de producto (en el caso de que sea aplicable).
  • «Por concepto de» con un espacio para especificar de forma detallado cuál ha sido el producto o servicio que ha dado base a la transacción que queda reflejada en el recibo de pago.
  • Nombre y firma del receptor.

¿El mejor consejo para abordar cualquier recibo? Que seas lo más claro posible, sin florituras ni paja de ningún tipo que pueda emborronar la transacción. No añadas campos ni los quites, porque eso podría hacer que el recibo fuera inoperante.

¡Ah! Y sobre todo recuerda que todo recibo de entrega de dinero ha de realizarse por duplicado. La idea es que cada una de las dos partes implicadas conserven una copia del documento para que la transacción quede reflejada en las cuentas de ambos.

Ejemplo de modelo de recibo de pago

Muy bien, esa era la teoría. Pero resulta que lo que tú quieres es más bien las claves necesarias para poner todo esta teoría sobre los recibos de pago en un documento concreto. No te preocupes, porque lo único que tienes que hacer entonces es abrir tu procesador de textos y realizar un documento que te sirva de plantilla y que tenga una forma parecida a esta…

Recibo de pago (ejemplo)
Recibo de pago (ejemplo)

Sencillo, ¿verdad? Aunque recuerda: es más sencillo todavía su utilizas las herramientas de un software ERP online como, por ejemplo, Holded. En este caso concreto, encontrarás todo un conjunto de opciones de personalización para que le pongas tu sello e imagen y hagas que los recibos sean todavía más tú.

Y no nos obligues a recurrir de nuevo a la figura de tu abuela para recordarte que más vale prevenir que curar… Pero que no está de más hacerlo con un recibo de pago bonito y con estilo, ¿no te parece?