Emprender Ventas

¡Rebajas! Cómo deshacerte de tu stock sin perder dinero

¡Rebajas! Cómo deshacerte de tu stock sin perder dinero

¿Te planteas hacer rebajas pero no sabes cómo enfocarlas? En este artículo te explicamos cómo deshacerte de tu stock sin perder dinero.

Ha llegado un momento en el que las rebajas se celebran casi todo el año… Al fin y al cabo, antes se concentraban en momentos muy puntuales, pero esos momentos se han ido multiplicando de forma exponencial de tal forma que seguro que, si tienes un e-commerce, tú también te preguntas: llegados a este punto, ¿cómo saco provecho de las rebajas?

Rebajas de enero, black friday, rebajas de verano, cyber monday… Las excusas (y obligaciones) para rebajas se multiplican en el calendario de todo comercio. También para los comercios online. Por eso mismo el objetivo de este artículo es explicarte cómo deshacerte de tu stock en rebajas sin perder dinero.

 

¿Por qué hacer rebajas?

El objetivo primordial de las rebajas es deshacerte del stock acumulado, eso está clarísimo. La idea es que muchos compradores aprovechan las rebajas para hacerse con productos que habitualmente no pueden permitirse, y que tu comercio debería garantizarles eso… Dentro de lo sensato, claro. Respeta tus márgenes para seguir sobreviviendo y, sobre todo, ten en la cabeza que lo que pierdas al rebajar el precio de venta de tus productos deberías subsanarlo con un mayor volumen de ventas.

Pero no deberías perder de vista que, al final, este beneficio puede verse ampliado con todo un corolario de beneficios periféricos que, bien entendidos y practicados, pueden trabajar para mejorar tu negocio. Piensa, por ejemplo, que las rebajas son la oportunidad perfecta para que nuevos clientes lleguen hasta tu online store, además de para fidelizar a los clientes habituales.

 

¿Cómo destacar?

La forma más sencilla de destacar en rebajas es, fundamentalmente, haciéndolo bien. Haciéndolo, de hecho, como si no estuvieras en rebajas: sigue cuidando los detalles y la atención al cliente. Y, sobre todo, no abarates la imagen de tus rebajas (ya sabes: típicas soluciones gráficas hechas con dos duros) porque, si te lo paras a pensar, lo que estarás haciendo es precisamente rebajar tu propia identidad.

Y, sobre todo, si lo que quieres es que tu e-commerce destaque en rebajas, apuesta por un buen plan de comunicación. La estrategia es primordial a este respecto, aunque necesite una inversión de capital empresarial a nivel de tiempo, energía e incluso presupuesto.

 

¿Cómo desmarcarte de la competencia?

La estrategia del plan de comunicación mencionada más arriba, de hecho, ha de formar parte de una estrategia de un nivel estructural superior que será precisamente la que consiga desmarcarte de tus competidores. Apuesta por una estrategia simple y bien estructurada, y sopesa la opción de realizar tus rebajas por etapas (dicho de otra forma: no pongas toda la carne en el asador desde el primer momento).

La tuya debería ser una estrategia que ofrezca algo más que simples descuentos, porque eso es lo que ofrece todo el mundo. Piensa en envíos gratis, aumento del descuento si se realiza una compra de gran presupuesto o cualquier otro gancho que se te ocurra. También puedes apostar, si tienes una base de datos de cliente, por personalizar las ofertas.

Lo que no puedes obviar es la necesidad de crear una imagen que sea atractiva y sugerente, porque esa imagen va a ser la que cree en el consumidor una sensación de urgencia (que, a las postres, es la clave de toda rebaja). Y, claro, esto es de perogrullo, pero recuerda que las redes sociales son tus mejores amigas durante las rebajas, porque son un lazo de comunicación inmediato con tus clientes potenciales.

 

Algunas estrategias de marketing

¿Sigues teniendo dudas sobre cómo enfocar las rebajas de tu negocio? Aquí tienes tres estrategias básicas de marketing que pueden ayudarte a ese respecto…

  1. Precios gancho. Esa es la estrategia de marketing “de toda la vida” en lo que a rebajas se refiere, y consiste en tener algunos precios realmente sorprendentes y chocantes que, de alguna forma u otra, atraigan a los consumidores a tu negocio. Seguro que, después, acaban comprando otros productos de precios no tan locos, pero que incrementarán tu nivel de beneficio.
  2. Ambienta tu comercio online para la ocasión. Si el consumidor percibe desde el principio que se encuentra en época de rebajas, estará más dispuesto a realizar compras… Y, quién sabe, a lo mejor al final acaba incluso comprando productos no rebajados.
  3. Cuida la atención al cliente. Porque, en época de rebajas, todo comprador suele temer la opción de ser estafado. Ese temor es mucho menos si recibe una atención al cliente personalizada que le quite esa idea de la cabeza.