Finanzas Tecnología

¿Por qué todos los negocios necesitan un plan tecnológico?

autor

¿Por qué todos los negocios necesitan un plan tecnológico?

La planificación de una empresa no termina después de encontrar una buena ubicación, obtener el préstamo y contratar a los empleados que ayuden a sacar adelante el negocio. Ni siquiera se acaba tras determinar los objetivos de venta.

Una empresa actual también necesita un detallado plan tecnológico. Sí, independientemente del tamaño y las operaciones que realice la empresa, el plan tecnológico va a ser esencial para conseguir crecer, en un plazo medio, de manera sostenible.

La principal razón por la que es importante dicho plan es porque las decisiones tecnológicas pueden ser costosas y difíciles de modificar una vez que han sido tomadas. Pronosticar qué hardware y qué software necesita su empresa para ser competitiva en un futuro cercano exige planificación y organización.

Asimismo, la implementación de determinadas herramientas en detrimento de otras, como puede ser una determinada app de gestión de proyectos online, exige a su vez la formación de todos los empleados de la empresa en esta herramienta, por lo que conviene planificar bien hasta qué punto se quiere formar al trabajador y en qué grado éste puede adaptarse a la evolución tecnológica del proyecto en el que participa.

En este sentido, es importante que la tecnología sea incluida en las sesiones de planificación de negocios y estrategia. Generar un plan tecnológico en el que contemplar las herramientas que se van a necesitar y cómo se van a utilizar (herramientas como el citado programa de gestión de proyectos online) ayudará a capacitar al personal, ayudando a los empleados que se van a encontrar con esta tecnología en sus tareas diarias.

En cuanto al plano económico, el plan tecnológico requiere que los dueños de un determinado negocio diseñen la estrategia de financiamiento para acomodar las necesidades tecnológicas actuales y futuras, trazando un cronograma en el que se encajarán todas las adquisiciones que vendrán. Dentro de este cronograma caben implementaciones moderadas que permitan  que la tecnología crezca de manera controlada.

En cuanto al desarrollo del plan, van unos cuantos pasos a seguir para hacerlo de la manera más óptima:

Comienza con una evaluación de la tecnología que ya está implementada. Habla con con cada jefe de departamento y con los empleados, forma grupos de enfoque y envía encuestas para saber cómo les está ayudando –o entorpeciendo– la tecnología que ya tienen.

Revisa los objetivos comerciales que prevé para el próximo periodo y añade a esto la función que ha de cumplir la tecnología en ellos. Con los objetivos definidos, será más fácil identificar las herramientas que su empresa puede necesitar comprar, caso de una buena app de gestión de proyectos online.

Evalúa lo que la empresa necesita. Esto puede hacerse mediante la revisión de los procedimientos de flujo de trabajo para obtener una mejor comprensión de los verdaderos requisitos del usuario y las condiciones de su negocio.

Establece metas y métricas para el entorno tecnológico, como la disponibilidad de la red, el rendimiento del servidor y la confiabilidad de las apps utilizadas, como el mencionado software de gestión de proyectos online.

Busca flexibilidad. Es importante tomar decisiones sobre la tecnología que permita a la empresa cambiar y crecer al tiempo que se respalden los objetivos estratégicos. Hay recursos disponibles para determinar cuándo es mejor gastar en mejoras y lo que se puede necesitar en el futuro.

Evalúa los productos que se ajustan mejor a las necesidades identificadas. Los socios de comercio a menudo proporciona listas de proveedores que ofrecen tecnología específica de la industria.

Crea un plan de preparación para desastres y continuidad del negocio. Si el negocio depende de la tecnología, establece un lugar de respaldo para ejecutar esta tecnología en caso de un desastre.

En resumen, planifica todo lo relacionado con la tecnología, desde las necesidades futuras o el gasto requerido, a los protocolos de seguridad necesarios. Este plan tecnológico te ahorrará en el futuro muchos quebraderos de cabeza.