Emprender

¿Por qué es importante la escalabilidad de un ERP?

¿Por qué es importante la escalabilidad de un ERP?

¿Quieres saber si el ERP que has elegido para gestionar tu empresa es el más adecuado? Pon a prueba su escalabilidad.

Bien, ya has decidido impulsar tu empresa con un gran salto y empezar a usar un ERP. Vas en buen camino. Estás en la senda del futuro. Pero… ¿Cómo sabes que el ERP que has elegido es el mejor posible? Nosotros te damos una gran pista: sabrás que tu elección es la correcta si la escalabilidad es una de las coordenadas básicas de tu Enterprise Resource Planning.

Porque ya sabes que ERP significa precisamente Enterprise Resource Planning. O lo que es lo mismo: sistema de planificación de recursos empresariales (o, como nos gusta llamarlo en Holded, software de gestión de empresas). Dicho de otra forma más explicativa: son los programas que te ayudan a gestionar diferentes operaciones internas de diversas áreas de tu empresa, desde producción a distribución pasando por recursos humanos y contabilidad.

Con la teoría ya aprendida, la pregunta pertinente es: ¿qué es exactamente la escalabilidad y por qué tu ERP debería ser escalable? Podría decirse que la escalabilidad es la competencia de una empresa a la hora de adaptarse a las circunstancia, modificando así su coyuntura y actividad con tal de conseguir un mayor rendimiento. Una empresa escalable sabrá adaptar su estructura tanto si el caudal de negocio aumenta como si disminuye.

¿Y cómo se consigue esta escalabilidad? Priorizando la flexibilidad. También contando con todo un conjunto de herramientas englobadas dentro de un ERP que permitan, fomenten y ayuden a esta escalibilidad. Sabrás que tu Enterprise Resource Planning es el adecuado si está construido en base a tres factores: movilidad, gestión de datos y segmentación de clientes.

 

ERP móvil

¿Cuál es la gracia de un ERP si resulta que solo lo puedes usar en la oficina delante de tu ordenador? Admitamos que los tiempos han cambiado y que, aunque tampoco es deseable estar 24 horas conectado pendiente de los intríngulis de una empresa, lo importante es poder hacerlo en el caso de que lo necesites.

Un buen ERP estará pensado para que puedas acceder a sus herramientas desde todas las plataformas posibles, ya sea desde tu ordenador o desde tu móvil o tablet. La idea es poder trabajar en tiempo real desde cualquier tipo de dispositivo. Y, para ello, nada mejor que un Enterprise Resource Planning que funcione en la nube y que te permita acceder a la información y los flujos de trabajo totalmente actualizados en cualquier momento.

 

Gestión de Datos

Vivimos en la era de la información. Y, por lo tanto, el futuro de toda empresa pasará no solo por obtener cuantos más datos mejor (de producción, de contabilidad, de los clientes, de las compras habituales, de los trabajadores, de hábitos humanos y un larguísimo etcétera), sino también por gestionarlos de forma lo más eficaz posible.

La eficacia de un ERP a la hora de gestionar los datos quedará probada en su capacidad para reducir el margen de error humano al máximo. Automatizar tareas, realizar predicciones, analizar datos para arrojar conclusiones inesperadas… La era de la información está a punto de convertirse en la era de la sobreinformación. Pero eso no te ocurrirá nunca si dispones del Enterprise Resource Planning adecuado.

 

Segmentación de clientes

La regla de tres seguro que la tienes del todo interiorizada: el aumento de ventas llegará en el momento en el que consigas captar y fidelizar a todo un conjunto de nuevos clientes. Y eso, al fin y al cabo, es algo que debería ayudarte a conseguir tu ERP.

¿Cómo? De mil y una formas diferentes: segmentando tus leads y clientes, configurando una base de datos a partir del embudo de ventas… Un Enterprise Resource Planning escalable te ayudará a poner más carne en el asador cuando los clientes flaqueen y no se desbordará nunca cuando las ventas aumenten. Así que, antes de tomar la decisión final, pregúntate: ¿es escalable el ERP que vas a contratar?