Consejos Finanzas

8 películas en las que un emprendedor puede encontrar la inspiración

autor

8 películas en las que un emprendedor puede encontrar la inspiración

El cine es un caladero de ideas potentes en el que podemos pescar lecciones interesantes para cualquiera que sea nuestro propósito empresarial. O, dicho de otro modo, en el cine está todo: también los pasos a seguir durante las etapas de emprendimiento. A continuación proponemos 8 películas que servirán para inspirar a los emprendedores y entretener a todos los demás:

Moneyball: rompiendo las reglas

No es necesario ser seguidor del béisbol para disfrutar de este peliculón protagonizado por Brad Pitt, que se mete en la piel del entrenador Billy Beane para llevar a los Atléticos de Oakland a lo más alto de su liga. Puesto que el equipo andaba escaso de recursos económicos, Beane tuvo que ingeniar una estrategia alternativa con la que competir, de tú a tú, contra presupuestos más elevados.

De esta película podemos extraer una lección a veces no tan evidente: la necesidad agudiza el ingenio. El entrenador Beane siguió con fe inquebrantable una metodología que tardó en dar resultados, pero su mezcla de ingenio y tesón le llevó a donde quiso. Como todo buen emprendedor, el protagonista de esta película siguió su instinto hasta que logró el éxito.

La red social

Grandísima película, como todas las que llevan la firma del director David Fincher. Esta cinta, que fue un éxito de taquilla cuando salió en 2010, cuenta la historia de cómo Mark Zuckerberg pasó de ser un estudiante nerd de Harvard a lanzar la red social más importante del mundo.

La película recorre la genealogía de Facebook, de modo que da a los espectadores unas breves nociones de qué pasos se deben seguir –y cuáles se deben esquivar– para montar una startup de éxito. Gracias a que retrata un ejemplo real, esta cinta sirve para inspirar a los emprendedores necesitados de casos de éxito para creer en sus propios proyectos.

Los piratas de Silicon Valley

Esta película rodada para televisión fue estrenada en 1999, y cuenta los primeros días del principal núcleo tecnológico de Estados Unidos y el enfrentamiento posterior entre Bill Gates y Steve Jobs. La cinta, de estilo documental, ofrece un documento interesante sobre la fundación de Microsoft y Apple.

LEER MÁS: 7 series sobre negocios que no deberías perderte

Cualquier emprendedor que anhele éxito en el entorno tecnológico –y casi en cualquier industria– tiene en Gates y Jobs dos buenos ejemplos a seguir. Son los “piratas” en los que mirarse para prosperar. En resumen, esta obra cuenta la historia que todo emprendedor hubiese querido protagonizar.

En busca de la felicidad

Esta película basada en la historia de Chris Gardner tiene a Will Smith como protagonista. El actor norteamericano y su hijo en la ficción viven una historia de superación en la que ambos luchan para alcanzar sus sueños y sobreponerse a todas las dificultades que atraviesan.

Chris Gardner llegó a quedarse sin casa con un hijo a cargo, pero en la adversidad nunca dejó de pelear hasta conseguir aquello que quería. Es un ejemplo de pasión y sacrificio que ningún emprendedor debe pasar por alto.

Jerry Maguire

Esta popular cinta está protagonizada por un tiburón destinado a comerse la vida a bocados. Jerry Maguire –interpretado por Tom Cruise– lo tenía todo: una gran carrera, amigos, una prometida que le quería… Pero un día tuvo una epifanía, intuyó que los agentes deportivos debían dejar de buscar tanto dinero y empezar a enfocar su energía en el cuidado de sus clientes. A partir de ahí Jerry lo perdió todo, pero no dejó de pelear hasta volver a conseguir lo que tenía.



De esta película un emprendedor puede extraer la valiosa lección de que los sueños hacen que las piezas de un rompecabeza empresarial encajen poco a poco. Sigue el camino que te marca tu impulso y poco a poco irás encontrando la fórmula para que todo encaje tal y como te lo has marcado.

Gosford Park

Un clásico de principios del siglo XXI. Esta cinta de misterio del gran Robert Altman no siempre aparecerá en las recomendaciones filmográficas para emprendedores, pero, además de presentar una intriga que te mantendrá atado al asiento, ofrece una lección muy válida sobre la atención al cliente.

Esta película habla, en una capa subyacente, de lo importante que es ofrecer un buen servicio en cualquier negocio. El personaje de Helen Mirren lo explica así: “¿Qué regalo crees que separa a un buen sirviente de los demás? Es el de la anticipación. Yo soy una buena sirvienta, soy mejor que buena, soy la mejor, soy la sirvienta perfecta. Sé cuándo tendrán hambre y la comida estará lista. Sé cuándo estarán cansados y la cama estará lista. Lo sabré antes de que ellos lo sepan”.

Up in the Air

George Clooney y Anna Kendrick dan una lección de interpretación en esta interesante película. La historia se centra en Ryan Bingham –Clooney– que es contratado para viajar por Estados Unidos y despedir a la gente de su empresa. A su vez, Kendrick interpreta a Natalie Keener, otra especialista que está tratando de cambiar esta técnica para suplantarla por la tecnología.

LEER MÁS: 10 documentales para empresarios que debes ver

Es una película genial con arcos dramáticos interesantísimos, lo cual es ya un gran motivo para verla. Pero no solo por eso: el emprendedor puede aprender aquí que siempre es mejor entender el modelo de negocio antes de jugar con él.

Ciudadano Kane

Considerada una de las mejores películas de la historia –sino la mejor–, Ciudadano Kane hay que verla solo por la masterclass de cine que supone esta cinta rodada por Orson Welles en 1941. La película narra la vida del personaje ficticio Charles Foster Kane –basado en la figura del magnate de la prensa William Randolph Hearst– y su permanente búsqueda de fortuna y poder.

¿Por qué hay que verla? Bueno, por lo dicho anteriormente y por de aquí extraemos que lanzar un negocio exitoso es una de las grandes metas de todo emprendedor, pero no la única. En la película descubrirás que hay objetivos a cumplir mucho más importantes.