Emprender

Claves para detectar oportunidades de negocio

Claves para detectar oportunidades de negocio

Un buen emprendedor siempre está atento para detectar nuevas oportunidades de negocio… Y aquí te damos las claves para que no se te pase ni una.

Ser emprendedor es como ser padre: una vez lo eres, nunca dejarás de serlo en toda tu vida. Y eso implica que te van a acompañar tics y preocupaciones que no podrás quitarte de encima nunca jamás en tu vida laboral. Tics como, por ejemplo, estar siempre atento para encontrar otros posibles negocios rentables.

Ya sea para montar tu primer negocio, para ampliar los horizontes de tu aventura empresarial o, quién sabe, para alternar con oportunidades… Sea por lo que sea, un emprendedor siempre debe estar atento a la que salta. En todos los sentidos. Ya sea a la hora de ampliar la cartera de clientes, adoptar tecnologías punteras como el mejor sistema ERP o detectar nuevas oportunidades de negocio.

De esto último es de lo que queremos hablarte en este artículo.

Claves para detectar oportunidades de negocio

Ocho claves para detectar oportunidades de negocio

Ni una, ni dos, ni tres… A continuación tienes ocho claves que te ayudarán a la hora de identificar negocios en auge.

1. Nuevos segmentos

Puede darse el caso de haya cambios demográficos como, por ejemplo, el incremento de una franja de edad en la población o una nueva clase social. También puede ser que un segmento que no era explotable pase a serlo, como fue el aumento del poder adquisitivo en los 90… Sea como sea, los nuevos segmentos (tanto demográficos como de mercado) van apareciendo de vez en cuando, y hay que estar ojo avizor para que se te escapen.

2. Nuevas tecnologías

Vale, está claro que hay que estar siempre muy pendiente de las nuevas tecnologías porque, en los últimos años, son las que más oportunidades de negocio han brindado… Esto, a su vez, es un poco perseguir al eterno dragón que siempre va por delante del que intenta darle caza: una cacería compleja y apasionante. Pero a veces desesperante. Aunque, ¿ser emprendedor no significa lidiar continuamente con el desespero?

3. Nuevo marco legal

Las normativas, las leyes y el marco político es algo que cambia continuamente. Y, en ese cambio, muchas veces libera oportunidades que van a parar al regazo de aquel emprendedor que más atento está. La legalización de un producto que antes se consideraba ilegal puede tener, por ejemplo, un amplio mercado esperando a que este se comercialice.

4. Ideas importadas

¿Qué está funcionando en otros países que, sin embargo, todavía no existe en el tuyo? ¿En otros mercados extranjeros han aparecido necesidades que son susceptibles de acabar siendo oportunidades de negocio en tu territorio? Si es que, a día de hoy, no hace falta ni viajar para descubrir ideas que estén funcionando más allá de tus fronteras: las redes sociales pueden ayudarte a detectar oportunidades.

5. Agujeros de mercado

No hay ningún mercado que funcione de forma pluscuamperfecta. Dicho de otra forma: todos los mercados tienen ineficiencias y agujeros, y detectarlos puede abrirte las puertas de un nuevo negocio. ¿Hay un mercado que está funcionado especialmente pero todos sus usuarios consideran que hay algo que falla? Entonces, ¿por qué no puedes ser tú el que tape ese agujero?

6. Booms

No subestimes el poder de un buen boom, o una buena fiebre, porque puede contener buenas oportunidades de negocio. Con esto nos referimos a esos productos que, de hecho, a lo mejor tienen una vida comercial corta porque todos sabemos que pasarán de moda pronto, pero que no podemos evitar comprar por algún motivo u otro. Así somos: esclavos de la moda. Y, si detectas un boom a tiempo, puedes obtener un buen beneficio para invertir en futuros negocios.

7. Clientes descontentos

Muy en relación con el punto número 5 de esta lista (referido a los agujeros de mercado), los clientes descontentos son una buena fuente de oportunidades empresariales. Aquí ya no se trata de encontrar agujeros dentro de un mercado, sino de buscar clientes descontentos en cualquier mercado. Porque, si están descontentos, significa que están listos para comprar el producto que les contente al cien por cien. Y tú seguro que puedes producir ese producto.

8. Cambios de precios

El mercado cambia rápido para optimizar costes y, en esa optimización, muchos productos se abaratan continuamente. Esto es particularmente escandaloso en el ámbito tecnológico, pero también es aplicable a muchos otros mercados en los que, de repente, un producto (o componente) más barato implica que todo un nuevo segmento de mercado puede acceder por fin a él.

Si el emprendimiento fuera una religión, estos sería sus ocho mandamientos. Algo que deberías tener continuamente en la cabeza para estar buscando nuevas oportunidades de negocio 24 horas al día, 7 días a la semana.